CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Esposa de vicepresidente Mike Pence recibe críticas por dar clases en escuela que veta a estudiantes y padres homosexuales

Por Betsy Klein, Kevin Liptak

(CNN) — La oficina de Karen Pence defendió el martes la decisión de la segunda dama de enseñar arte en una escuela cristiana en el norte de Virginia que veta a estudiantes y padres homosexuales.

Pence enseñará arte elemental dos días a la semana en Immanuel Christian School en el norte de Virginia, anunció su oficina. Ella será la “señora Pence” para sus estudiantes, y no la segunda dama de Estados Unidos, según su oficina.

“Estoy emocionada de estar de vuelta en el aula y haciendo lo que amo hacer, que es enseñar arte a estudiantes de primaria”, dijo Pence en un comunicado.

“He dejado de enseñar arte, y es genial volver a la escuela donde enseñé durante 12 años”, agregó.

Karen Pence, segunda dama de Estados Unidos, enseñó clases de arte durante décadas.

La segunda dama anteriormente enseñaba en la misma escuela mientras su esposo estaba prestando servicios en el Congreso, y ha pasado 25 años como maestra de escuela primaria en general.

La escuela donde Pence ha tomado su trabajo a tiempo parcial tiene un “acuerdo de padres” publicado en línea que dice que su política prohíbe a los estudiantes y los padres homosexuales en la escuela. El acuerdo fue reportado por primera vez por HuffPost.

“Entiendo que la escuela se reserva el derecho, a su entera discreción, de rechazar el ingreso o suspender la inscripción de un estudiante si el ambiente o la conducta dentro de un hogar en particular, las actividades de un padre o tutor, o las actividades del estudiante son contrarios al estilo de vida bíblico que la escuela enseña “, indica el acuerdo.

Y continúa: “Esto incluye, pero no se limita al comportamiento contumaz, conducta divisiva, y participar, apoyar o condonar la inmoralidad sexual, la actividad homosexual o actividad bisexual, promoviendo tales prácticas, o no ser capaz de apoyar los principios morales de la escuela. (Levítico 20:13 y Romanos 1:27). Reconozco la importancia de una cultura familiar basada en principios bíblicos y que abraza los valores bíblicos de la familia, como un matrimonio saludable entre un hombre y una mujer. Mi rol como mentor espiritual de mis hijos será tomado en serio”.

Kara Brooks, directora de comunicaciones de Pence, dijo que la atención que se presta al acuerdo de la escuela es “absurda”.

“La señora Pence ha regresado a la escuela donde anteriormente enseñó durante 12 años. Es absurdo que su decisión de enseñar arte a los niños en una escuela cristiana y las creencias religiosas de la escuela estén bajo ataque “, dijo Brooks en un comunicado a CNN. Brooks no contestó cuando CNN le preguntó si Pence estaba de acuerdo con la política.

Pence también es artista, especializada en acuarelas de casas y edificios históricos. Su trabajo apareció recientemente en el libro de su hija Charlotte, “Marlon Bundo’s Day in the Life of the Vice President“, que se espera se publique este año.

  • Mira: Pastelero gana derecho de no vender a homosexuales

Un cambio en la opinión pública

En 1991, Pence, entonces profesora de primaria, escribió una carta a un periódico de Indiana en la que objetaba un artículo en el que se apoyaban a los gays y lesbianas, reportó el diario The Washington Post en 2017. No está claro si sus actitudes se han transformado en cuanto la opinión pública ha cambiado dramáticamente sobre la homosexualidad.

Encuestas recientes sobre el tema sugieren que la mayoría de la gente no ve la homosexualidad como inmoral o incluso como una cuestión de moralidad.

Según una encuesta de Pew de mayo de 2018, dos tercios de los estadounidenses dijeron que las relaciones homosexuales son moralmente aceptables y solo el 30% dijo que son moralmente incorrectas.

Este fue el número más alto en decir que las relaciones homosexuales son moralmente aceptables desde que Gallup comenzó a rastrear la pregunta en 2001.

En 2001, solo el 40% pensaba que las relaciones LGBT estaban bien, pero desde 2010, esta pregunta traspasó la mayoría. De hecho, las relaciones homosexuales o entre lesbianas fueron una de las prácticas más aceptadas moralmente en 2018, detrás del control de la natalidad (91% moralmente aceptable), el alcoholismo (78%), el divorcio (76%) y el sexo entre hombres y mujeres solteros (69%) y juegos de azar (69%).

En una encuesta Gallup de mayo de 2018, 67% de los estadounidenses dijeron que los matrimonios entre parejas del mismo sexo deberían ser reconocidos por la ley como válidos y tienen los mismos derechos que otros matrimonios.