CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Destellos de innovación

La música: más que un hilo conductor en los videojuegos

Por Daniel Renjifo

(CNN Español) — En Audio Ninja, un joven guerrero derrota a sus enemigos con cada uno de sus golpes al ritmo de la música. Para avanzar en este videojuego, hay que jugarlo con el oído, asociar cada puño, patada y salto siguiendo mecánicas musicales. Entre más juegas, más fácil es superar cada nivel.

En Audio Ninja, la destreza del jugador se va afianzando a medida que repite y avanza en los niveles.

La destreza del jugador se va afianzando a medida que repite y avanza en los niveles.

Este juego fue creado por jóvenes colombianos que se tomaron la compleja tarea de sobrevivir como desarrolladores en la saturada industria de los videojuegos. Por eso Cocodrilo Dog Games, una pequeña productora establecida en Bogotá, encontró un nicho en el mercado: el sentido musical innato que todos tenemos dentro.

MIRA: La mirada del robot: cuando la ciencia ficción deja de serlo

La música se convierte así en el hilo conductor de cada uno de los videojuegos que la empresa produce, ofreciendo un producto diferente y llamativo para competir desde América Latina.

“Siendo latinoamericanos, nosotros tuvimos que ser raros para poder ser llamativos en el mundo,” comenta Margarita Torres, cofundadora de Cocodrilo Dog Games. “Empresas de videojuegos hay muchísimas, desde estudios muy grandes hasta independientes. Nosotros vimos que había una brecha entre la música y los juegos de música”.

Margarita Torres y Juan Pablo Reyes, cofundadores de Cocodrilo Dog Games

Cocodrilo Dog Games ha coproducido videojuegos con potencias en la industria como Disney Interactive y con sellos independientes como Brainz Games. Además, su otro cofundador, Juan Pablo Reyes, fue reconocido por el MIT Technology Review por Audio Ninja, el segundo mejor juego de la tienda de aplicaciones de Apple en Latinoamérica y España en el 2013.

MIRA: El emprendimiento social y la igualdad de género son el combustible de esta start-up peruana

Capitalizar con un nuevo videojuego supone una tajada de los 115 mil millones de dólares que espera generar la industria en todo el mundo en 2018, pero para Juan Pablo Reyes, como para muchas otras productoras independientes hispanas, comenzar y luego competir es lo más complejo.

Beat Boy es otro de los juegos de la empresa colombiana Cocodrilo Dog Games

“Con unos ahorros financié la primera etapa de Audio Ninja. Queremos ser creativos, queremos hacer buenas cosas, pero para poder hacerlas necesitamos conseguir los fondos. Tenemos que volvernos únicos. Yo pienso que uno de los ejes principales es la música y las producciones musicales”, dice Reyes.

Tendencias como los e-sports y los juegos de consola continúan generando enormes ganancias en los países líderes de la industria como China y Estados Unidos, algo que obliga a las productoras más pequeñas y sobre todo latinoamericanas como Cocodrilo Dog a enfocarse en nichos para lograr crecimiento y productos de mayor impacto.

Cocodrilo Dog Games adapta sus creaciones para jugar bien con las nuevas tecnologías.

Ahora, esta técnica ha despertado el interés de maestros de música que usan este tipo de juegos para agilizar el aprendizaje y acelerar la incorporación de ritmos y patrones musicales en sus lecciones.

MIRA: Tu rostro es tu identificación en el Aeropuerto de Carrasco en Uruguay

Cocodrilo Dog Games seguirá con su mantra de ser diferentes, implementando sus conceptos con nuevas tecnologías, creando juegos para realidad virtual, realidad aumentada y plataformas que brindan experiencias más inmersivas.