CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud

¿Por qué el ‘vaping’ es tan peligroso para los adolescentes?

Por Michael Nedelman

(CNN) — La mayoría de lo que sabemos sobre la adicción a la nicotina en los adolescentes, lo sabemos por los cigarrillos. Pero los expertos dicen que la tecnología y la química del vapeo pueden representar una amenaza completamente diferente.

“Resulta que el uso de cigarrillos electrónicos por los niños no es para nada el mismo”, dijo la doctora Sharon Levy, directora del Programa de Consumo y Adicción de Sustancias para Adolescentes del Boston Children’s Hospital. “Cómo estás entregando [nicotina] y cuánto estás entregando… todo lo que cambias realmente importa”.

Levy dijo que ha visto a niños adictos a vapear en su programa mostrando lo que parecen ser síntomas psiquiátricos que rara vez se ven con cigarrillos tradicionales o entre adultos. Algunos tienen ansiedad y no pueden concentrarse, por ejemplo.

MIRA: Las cinco sustancias más adictivas del mundo

Mientras tanto, el vapeo se ha vuelto omnipresente en muchas escuelas secundarias, lo que llevó a la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. a hacer frente a niveles de consumo “epidémicos” entre menores.

El viernes, la agencia llevará a cabo una audiencia pública para analizar el papel de las drogas para dejar de fumar en los niños, a fin de que no se enganchen al vapeo.

Actualmente, no hay productos para dejar de fumar aprobados por la FDA para usuarios de cigarrillos electrónicos menores de 18 años. A pesar de la fanfarria de que los cigarrillos electrónicos podrían ser una alternativa menos dañina para los fumadores adultos, los expertos señalan que los jóvenes están siendo afectados fuertemente por cuenta de cómo el vaping suministra la nicotina, cómo el cerebro de los niños está conectado y en desarrollo, y el atractivo único de los dispositivos para los niños.

Sus efectos a largo plazo sobre la salud aún no están claros.

“Dejamos que este Frankenstein estuviera suelto sin saber qué iba a pasar”, dijo Levy.

Los vapeadores adolescentes eran un “problema predecible”

Los expertos dicen que una vaina Juul –un cartucho de líquido rico en nicotina que los usuarios enchufan a la marca dominante de e-cig– contiene la misma cantidad de nicotina que un paquete de cigarrillos.

“Eso puede ser cierto, pero esa no es la única consideración aquí”, dijo Levy, y agregó que todavía no está claro “qué tan altos van esos picos y qué tan rápido ingresan al torrente sanguíneo y al cerebro”.

LEE: Los cigarrillos electrónicos son menos tóxicos que los cigarrillos tradicionales, según un estudio

Levy dijo que no es raro que los niños reporten síntomas que “se parecen mucho a la toxicidad de la nicotina”, incluidos dolores de cabeza y de estómago. Ella sospecha que estos dispositivos hacen que los niveles de nicotina en la sangre alcancen un pico más alto que con los cigarrillos tradicionales, pero los expertos dicen que se necesita más investigación para comprender mejor cómo funciona el vapeo en el cuerpo y el cerebro.

“Estas nuevas generaciones de cigarrillos electrónicos, como Juul, realmente entregan una dosis muy alta de nicotina, quizá incluso más alta que los cigarrillos de tabaco”, dijo Maciej Goniewicz, profesor asociado de oncología y farmacología del Roswell Park Comprehensive Cancer Center, que se especializa en toxicología.

En un estudio el año pasado, Goniewicz encontró niveles más altos de cotinina –el producto de de la nicotina después de ser digerido por el organismo– en la orina de vapeadores adolescentes que en investigaciones previas de fumadores adolescentes.

Según Goniewicz, los fabricantes de vapeadores pueden envasar más nicotina en sus productos al crear “sales de nicotina” que pueden enmascarar el sabor naturalmente desagradable de la nicotina y hacer que la droga sea absorbida por el organismo con mayor rapidez.

La sal se crea combinando nicotina, una base en su forma natural, con un ácido orgánico, dijo. A los expertos les preocupa que la inhalación de estos y otros ingredientes adicionales puedan causar otros problemas de salud más adelante, pero los cigarrillos electrónicos no han existido lo suficiente como para saberlo.

MIRA: Adolescente desarrolla “pulmón húmedo” luego de hacer ‘vaping’ por tres semanas

Más allá de la química de la nicotina en sí, las compañías de cigarrillos electrónicos han sido criticadas por agregar sabores agradables, a menudo dulces, a su “e-líquido” para atraer a más jóvenes. Y al no tener que lidiar con la “dureza” de inhalar cigarrillos de combustión, los vapeadores pueden permitirse tomar bocanadas más profundas o más frecuentes, añadió Levy.

El doctor Scott Gottlieb, comisionado de la FDA, propuso en noviembre fortalecer las políticas de la agencia contra los productos con sabor para los cigarrillos electrónicos. Estas propuestas en última instancia podrían impulsar su eliminación de los estantes y sitios web que son accesibles para los menores. Pero los cambios propuestos no incluyen los sabores de menta, mentol y tabaco. Gottlieb dijo que quería dejar la puerta abierta a adultos que podrían usar estos productos para dejar de fumar cigarrillos, “pero no a expensas de volver adictos a la nicotina a una generación de niños”, le dijo previamente a CNN.

La compañía líder de e-cigarrillos Juul, que tiene alrededor del 75% del mercado en Estados Unidos, también ha mantenido que los sabores son una herramienta útil para ayudar a los fumadores adultos a dejar los cigarrillos de combustión.

Ashley Gould, directora administrativa de Juul Labs, dijo a CNN el año pasado: “Nos sorprendió por completo el uso del producto por los jóvenes”. La compañía ha mantenido que su producto está destinado a convertir adultos exfumadores a lo que Juul describe como una alternativa menos dañina, y dice que está tomando medidas para limitar el uso de cigarrillos electrónicos por parte de los niños.

Pero Levy describe la popularidad de los vapeadores entre los adolescentes como un “problema completamente predecible”.

Los cerebros de los adolescentes podrían ser más vulnerables a la nicotina

Levy dijo que el impacto de los vapeadores en los adolescentes está cambiando la manera en que las personas piensan sobre los productos de nicotina.

LEE: Vaping: la nueva y peligrosa forma de consumir drogas sintéticas

Fumar fue visto en gran parte como un “problema médico” que podría provocar cáncer y otras dolencias físicas, dijo. Ahora, el vapeo se ve cada vez más como un problema psiquiátrico por la preocupación de que la nicotina está cultivando comportamientos adictivos entre los niños e interfiriendo con su desarrollo cerebral.

“Existe la preocupación de que el cerebro adolescente sea más vulnerable a los efectos adictivos de la nicotina”, dijo Adam Leventhal, director del Laboratorio de Salud, Emoción y Adicciones de la Universidad del Sur de California.

“Los circuitos subyacentes al placer y la búsqueda de experiencias nuevas y agradables se desarrollan mucho más rápido que los circuitos que promueven la toma de decisiones, el control de impulsos y el pensamiento racional”, dijo Leventhal.

Sabemos por los usuarios de cigarrillos que aquellos que prueban los productos de nicotina temprano en la vida tienen más probabilidades de desarrollar dependencia del medicamento, dijo Leventhal. Esto también puede llevar a la interrupción de los circuitos cerebrales que subyacen en la atención y las habilidades cognitivas, agregó.

Lo que hace que los niños sean especialmente vulnerables a los vapeadores no es meramente biológico; también es psicosocial, según Leventhal. Esto puede venir en forma de presión o estrés de los compañeros, lo que puede aumentar la probabilidad de conductas adictivas, dijo.

Más ampliamente, los cambios culturales y de políticas que impiden que muchos niños accedan a los cigarrillos –incluidas la regulación de la FDA y una “larga historia de programas de prevención”– simplemente no han seguido el ritmo del boom, agregó Leventhal.

MIRA: Cigarrillos electrónicos son más seguros y pueden ayudar a dejar de fumar, dice informe

Los niños y adultos también tienden a vapear por diferentes razones, dijo Goniewicz. Los adultos tienden a ser ex fumadores que pueden manejar una dosis alta de nicotina y desean evitar los síntomas de abstinencia, como la incapacidad para dormir o concentrarse en el trabajo.

“Realmente no necesitan nicotina para sentirse bien”, dijo. “Necesitan nicotina para no sentirse mal, porque ya son adictos”.

Pero los cigarrillos electrónicos pueden ser la primera experiencia de los niños con la nicotina. “La nicotina golpea el cerebro”, dijo, manipulando las moléculas que afectan el estado de ánimo y otras vías. Y no están acostumbrados, dijo.

“La nicotina es una sustancia química potente que cambia nuestro cerebro”.

Levy dijo que “casi todos los adolescentes en su programa tienen cierta experiencia con los cigarrillos electrónicos, pero” lo nuevo es que ahora vemos pacientes en el programa de uso de sustancias cuya única sustancia es nicotina “.

Los expertos en salud se preocupan porque la adicción a la nicotina en la vida temprana puede ser un acceso al tabaquismo y otras drogas, y hay pocos recursos probados para adolescentes.

“Los jóvenes a menudo tienen dificultades para lidiar con esto, y simplemente no hay muchos recursos para ellos”, dijo Levy, añadiendo que muchos programas de adicción no están equipados para lidiar con algunos de los niños más pequeños adictos a la nicotina que ella está viendo. Mucho mejor sería asegurarse de que los médicos de atención primaria estén equipados para trabajar con niños en sus propias comunidades, dijo.

Algunos padres han utilizado la goma de mascar de nicotina y otras herramientas para dejar de fumar sin previo aviso bajo la supervisión del médico. Levy dijo que eso puede ser complicado porque algunos niños pueden usar estos productos como un “puente” entre inhalaciones de vapeadores y productos de tabaco.

LEE: Bogotá quiere combatir la contaminación de colillas de cigarrillos y gomas de mascar con cultura ciudadana

Los medicamentos pueden ser importantes en algunos casos avanzados, pero no son suficientes, dijo ella; los niños también necesitan “buen asesoramiento, y sólido”.

“Terminamos necesitando enseñar a los niños cómo lidiar con los antojos, cómo pueden identificar situaciones de alto riesgo, cómo pueden lidiar realmente con estar rodeados de personas que usan estas cosas”, dijo Levy. “Porque la realidad es que, para la mayoría de los niños, los tratamos y los devolvemos a la escuela, y luego van al baño, y todos están en Juuling”.

Aún así, dijo que los niños y sus padres parecen desconocer los posibles peligros.

“Incluso hasta el día de hoy, tengo niños que dicen, ‘bueno, pensé que era seguro’ o ‘sé que es más seguro que los cigarrillos'”, dijo Levy.

“Y ‘más seguro que los cigarrillos’ es una barra muy baja”.