CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

China registra un crecimiento económico más lento desde 1990

Por Daniel Shane

(CNN Business) — La economía de China creció a su ritmo más lento en casi tres décadas el en 2018.

La segunda mayor economía del mundo se expandió 6,6% en 2018, según datos oficiales publicados el lunes. Ese es el rendimiento anual más bajo desde 1990.

El crecimiento de China ha perdido impulso a raíz de los esfuerzos del gobierno para tratar de controlar los altos niveles de deuda. También ha comenzado a sentir los efectos de la guerra comercial con Estados Unidos, que ha dado puesto aranceles a más de 250.000 millones de dólares a las exportaciones chinas.

El deterioro de la situación en un mercado en el que confían las empresas de todo el mundo está teniendo un impacto generalizado. Asustó a los inversores y provocó advertencias de las principales compañías como Apple.

El crecimiento económico en China se redujo a 6,4% en el cuarto trimestre del año pasado, según los más recientes datos, en línea con las predicciones de los economistas.

Las acciones cotizadas en Shanghai y Hong Kong subieron modestamente después de que se publicaran las cifras. Ken Cheung, estratega del banco de inversiones Mizuho, dijo que los inversores se sintieron aliviados de que nada en los datos sugiriera que la desaceleración de China fue peor de lo que se pensaba.

Se espera que el crecimiento económico caiga más cerca del 6% para 2019. Pero muchos analistas son escépticos sobre la exactitud de las cifras del gobierno y dicen que el crecimiento puede ser significativamente menor en la realidad.

¿Cuánto puede hacer Beijing?

Muchos otros indicadores han estado parpadeando en rojo. En diciembre, las exportaciones chinas sufrieron un descenso sorpresivo, mientras que las ventas anuales de automóviles cayeron en 2018 por primera vez en alrededor de 20 años.

Beijing anunció 1,3 billones de yuanes (193.000 millones de dólares) en nuevas medidas este mes diseñadas para estimular la economía, incluyendo reducciones de impuestos para pequeñas empresas y tarifas reducidas. Es el último en una oleada de esfuerzos del gobierno para apuntalar el crecimiento, como aumentar el gasto en infraestructura y flexibilizar la política monetaria.

Pero los expertos cuestionan si las medidas de Beijing serán suficientes para que la economía vuelva a tener un crecimiento fuerte en el corto plazo. Y hay riesgos de que las cosas empeoren mientras tanto.

Beijing y Washington intentan negociar el fin de su disputa comercial, pero no está claro si llegarán a un acuerdo. Si no lo hacen, aparecerán más aranceles punitivos. También existe el peligro de que las medidas de estímulo del gobierno chino no tengan el efecto deseado, según Louis Kuijs, jefe de economía de Asia en la firma de investigación Oxford Economics.

“Creemos que el crecimiento seguirá bajo presión en los próximos meses”, dijo en una nota a los clientes el lunes.

Las autoridades chinas están enfatizando que la economía sigue siendo ampliamente estable.

Ning Jizhe, jefe del departamento de estadísticas de China, dijo en una conferencia de prensa el lunes que la guerra comercial pesó sobre la economía pero que “el impacto todavía está bajo nuestro control”.

Las condiciones mundiales este año serán “más complicadas y severas”, agregó, pero la economía de China “avanzará con estabilidad”.

— Nanlin Fang contribuyó a este informe.