CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Internet

Twitter suspende la cuenta que ayudó a encender la controversia sobre el encuentro viral entre un estudiante y un anciano nativo

Por Donie O'Sullivan

(CNN Business) — Twitter suspendió una cuenta que ayudó a difundir un controvertido encuentro entre un anciano nativo americano y un grupo de estudiantes de escuela secundaria con gorras Make America Great Again.

La cuenta, que fue removida este lunes por la tarde, afirma que pertenece a una maestra de escuela de California. Su fotografía de perfil no era de un maestra de escuela, sino de un bloguero residente en Brasil, según encontró CNN Business. Twitter suspendió la cuenta poco después de que CNN Business preguntara al respecto.

La cuenta, con el nombre de usuario @2020fight, se creó en diciembre de 2016 y parecía ser el tuit de una mujer llamada Talia que vive en California. “Teacher & Advocate. Fighting for 2020”, se lee en su biografía de Twitter. Desde el comienzo de este año, la cuenta había twitteado en promedio 130 veces al día y tenía más de 40.000 seguidores.

A última hora del viernes, la cuenta publicó un video de un minuto que mostraba la confrontación ahora icónica entre un anciano nativo estadounidense y un grupo de estudiantes de secundaria, con el siguiente mensaje: “Este MAGA perdedor [está] alegremente molestando a un manifestante indígena en la Marcha de los Pueblos Indígenas”.

Esa versión del video fue vista al menos 2,5 millones de veces y fue retuiteada al menos 14.400 veces, según una versión almacenada en caché del tuit visto por CNN Business.

El video compartido por @flex2020 no mostró lo que precedió al enfrentamiento entre el anciano nativo estadounidense y los estudiantes de secundaria.

El video fue publicado anteriormente en Instagram por alguien que estuvo en el evento, pero fue el título de @ 2020fight el que ayudó a enmarcar el ciclo de las noticias.

Rob McDonagh, editor asistente de Storyful, un servicio que examina contenido en línea, supervisaba la actividad de Twitter el sábado por la mañana y dijo que el video de @2020fight era la versión principal del incidente compartido en las redes sociales.

En un indicador de la viralidad del video de @2020fight, varias salas de redacción, incluidos algunos medios nacionales estadounidenses, contactaron directamente al usuario sobre el video.

McDonagh dijo que encontró la cuenta sospechosa debido a su “alta cantidad de seguidores, mensajes políticos altamente polarizados pero incongruentes, la tasa inusualmente alta de tuits y el uso de la imagen de otra persona en la foto de perfil”.

Molly McKew, investigadora de guerra de la información que vio el tuit y lo compartió el sábado, dijo que luego se dio cuenta de que una red de cuentas anónimas estaba trabajando para amplificar el video.

Hablando sobre la naturaleza de las cuentas falsas en las redes sociales, McKew le dijo a CNN Business: “Este es el nuevo panorama: donde los malos actores nos controlan y apropian el contenido que se ajusta a sus necesidades, saben cómo llegar a donde deben ir, y se amplifica de forma natural. Y en este punto, todos estamos condicionados a reaccionar y participar o negar de maneras específicas. Y todos lo hicimos”.

Las reglas de Twitter prohíben a los usuarios crear “cuentas falsas y engañosas”, y poco después de que CNN Business le preguntara a Twitter sobre la cuenta, esta fue suspendida.

Un portavoz de Twitter dijo a CNN Business: “Los intentos deliberados de manipular la conversación pública en Twitter utilizando información engañosa de la cuenta es una violación de las Reglas de Twitter”.

CNN Business no pudo contactar a la persona, o personas, detrás de la cuenta, para preguntar si realmente eran una maestra de escuela de California que eligió usar la fotografía de otra persona. Poco después, señalamos en Twitter que la cuenta estaba usando una imagen de perfil de una mujer diferente, la cuenta bloqueó al periodista.