CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Brexit

La reina Isabel llama a los británicos a encontrar un “terreno común” en medio de las divisiones Brexit

Por Laura Smith-Spark, Hilary McGann

Londres (CNN) — La reina Isabel II de Inglaterra ha instado a las personas a respetar los diferentes puntos de vista y buscar “puntos en común”, en comentarios ampliamente interpretados como una referencia a las divisiones sobre el brexit.

Los comentarios se dieron a conocer en un discurso en el Instituto de Mujeres de Sandringham el jueves, según informó la agencia noticiosa británica Press Association.

La intervención de la reina fue muy inusual: durante sus casi siete décadas en el trono, ha estado decidida a mantener la tradición moderna de que el monarca británico sigue siendo apolítico.

“Mientras buscamos nuevas respuestas en la era moderna, yo, por mi parte, prefiero las recetas conocidas y ya probadas, hablar bien de unos y otros y respetar diferentes puntos de vista, unirnos para buscar puntos en común y nunca perder de vista un panorama más amplio”, dijo la Reina.

La reina hace una visita anual a los miembros del Instituto de Mujeres cerca de su propiedad en Sandringham en el estado de Norfolk. El Women’s Institute, que se describe como la organización de mujeres voluntarias más grande del Reino Unido, tiene casi 220.000 miembros.

Sus comentarios hicieron eco de los sentimientos de su discurso navideño hace un mes, en el que la Reina también instó a las personas a respetar a los demás con puntos de vista opuestos.

“Incluso con las diferencias más profundas, tratar a la otra persona con respeto y como ser humano es siempre un buen primer paso hacia una mayor comprensión”, dijo la Reina.

Los legisladores de la Cámara de los Comunes votarán la próxima semana sobre el Plan B de la primera ministra Theresa May para abandonar la Unión Europea después de que su propuesto acuerdo de separación, negociado dolorosamente con los líderes de la Unión Europea, fuera rechazado por una gran mayoría la semana pasada en el Parlamento británico.

Mientras tanto, el debate sobre el brexit se ha vuelto cada vez más acalorado ya que la fecha en que el Reino Unido debe abandonar la Unión Europea, el 29 de marzo, se acerca cada vez más.

La reina tradicionalmente evita expresar sus opiniones en público para no comprometer su papel constitucional de permanecer imparcial, socavando así la posición de la monarquía.

Ella mantiene esta posición a pesar de que en ocasiones se ve presionada por los políticos para entrar en el debate.

Lo más cerca que la reina llegó a comentar sobre el referéndum de independencia escocés en 2014 fue contarle a un admirador de una iglesia escocesa en los días previos a la votación que esperaba que la gente “pensara cuidadosamente sobre el futuro”.

En 2016, el periódico The Sun se vio involucrado en una disputa con el Palacio de Buckingham por un artículo de primera plana que tituló, “La Reina respalda el Brexit”. El palacio insistió en que la monarca era neutral sobre si Reino Unido debería abandonar la Unión Europea y se quejó ante el organismo de control de la prensa británica.

Hammond: “Gran sabiduría”

Los líderes empresariales y políticos de la Unión Europea intensificaron sus advertencias sobre los riesgos planteados si el Reino Unido sale del bloque sin un acuerdo mientras se reúnen para el Foro Económico Mundial en la estación suiza de esquí, Davos.

En declaraciones a la BBC desde Davos el viernes, el Ministro de Hacienda del Reino Unido Philip Hammond dijo que había “gran sabiduría” en el llamado de la reina para que las personas respeten las opiniones de los demás.

“No creo que nadie se sorprenda en absoluto al escuchar a la reina defendiendo la opinión de que en todas las cuestiones controvertidas debemos buscar un compromiso, debemos buscar un terreno común, debemos buscar una manera de avanzar”, dijo.

Hablando directamente sobre la agitación del brexit, Hammond dijo a BBC Radio 4 que el “problema” en el Parlamento es que ambas partes defiendan lo que quieren, “en lugar de reconocer que todos tenemos que llegar a un acuerdo y encontrar un camino común”.

Hammond también advirtió acerca de la “interrupción muy significativa” de la economía británica que un escenario sin trato traería. Añadió que su responsabilidad era “gestionar la economía en lo que mejor se ajusta al interés del pueblo británico”.