CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

Colapso de represa en Brasil: Aumenta el número de muertos y las críticas sobre la minera Vale

Por Marcia Reverdosa, Emanuella Grinberg

Sao Paulo, Brasil (CNN) — El número de muertes por el colapso de una represa en una mina en Brasil aumentó el domingo de 37 a 58, dijo un portavoz de Defensa Civil.

Las autoridades dicen que 427 personas se encontraban en la mina Córrego do Feijao, en el estado de Minas Gerais, cuando la represa colapsó el viernes, desencadenando un mar de escombros mineros en la región.

Imagen aérea de la zona afectada por el colapso de la represa en una mina en Brasil. (MAURO PIMENTEL/AFP/Getty Images)

Cientos de personas siguen desaparecidas y el alcance del daño aún se está calculando, especialmente en la localidad minera de Brumadinho, que quedó casi enterrada en su totalidad.

La última cifra de muertos se anunció después de que los rescatistas regresaron a la mina el domingo por la tarde. Las autoridades suspendieron temporalmente las operaciones de búsqueda y rescate el domingo y pusieron a 3.000 personas bajo órdenes de evacuación en medio de temores de que otra represa cercana esté a punto de romperse. Las órdenes se levantaron después de que las autoridades determinaron que la otra represa ya no corría el riesgo de colapsar.

El desastre renovó el escrutinio sobre el gigante minero brasileño Vale, vinculado a otro colapso mortal en Minas Gerais hace menos de cuatro años. Manifestantes se reunieron en Casa Branca, a unos 15 kilómetros de Brumadinho, y agitaron letreros que decían “Vale mata” y “Vale gana mientras el lodo mata”, informaron medios locales.

Greenpeace Brasil dijo que la “avaricia corporativa” de Vale y “la omisión e ineficiencia” del gobierno brasileño eran culpables del incidente de 2015 en Mariana y el último en Brumadinho.

“No estamos lidiando con un accidente, sino con un crimen contra las personas y la naturaleza. ¿Cuántas vidas todavía tenemos que perder [hasta que] el estado brasileño y las compañías mineras aprendan de sus errores?”, dijo en un comunicado el director de Campañas de Greenpeace Brasil, Nilo D’Ávila.

Al menos 361 personas han sido encontradas y 305 siguen desaparecidas, dijo el vocero de Defensa Civil, coronel Flavio Godinho. Además, 23 personas están hospitalizadas, dijo el departamento de bomberos. Diecinueve víctimas han sido identificadas, dijo Godinho.

Vale tiene una lista en línea con nombres de personas con las que no ha podido contactar.

Bomberos buscan a los cientos de desaparecidos que dejó el incidente.
(DOUGLAS MAGNO/AFP/Getty Images)

Las autoridades dicen que esperan contener el residuo de la mina de lodo dentro de dos días. La Agencia Nacional del Agua de Brasil dijo que están monitoreando los residuos y coordinando los planes para el suministro de agua a la región afectada.

El fiscal general André Mendonça dijo que Vale es responsable por el desastre, el segundo de este tipo en menos de cuatro años que involucra a la empresa minera.

Las autoridades calificaron el colapso de la represa Mariana en 2015 como el peor desastre ambiental en la historia del país. El incidente provocó la muerte de 19 personas y estragos en el medio ambiente, lo que llevó a la minera Samarco -una empresa conjunta entre Vale y BHP Billiton- a alcanzar un acuerdo con el gobierno brasileño en 2016 para pagar hasta 24.000 millones de reales (US$ 6,2 mil millones).

En un video de la compañía durante el fin de semana, el jefe de Vale, Fabio Schvartsman, calificó la ruptura de la presa de Brumadinho como “inexcusable” y pidió perdón al público brasileño. Dijo que la compañía ayudará a las víctimas y señaló que Vale hizo un “inmenso esfuerzo” para mejorar sus represas después del desastre en Mariana.

Pero Greenpeace y otros acusaron a Vale y al gobierno brasileño de no haber actuado después de Mariana, contribuyendo a la última falla.

En una conferencia de prensa el domingo, el ministro de Desarrollo Regional, Gustavo Canuto, dijo que el gobierno falló al no promulgar una ley, después del desastre de Mariana, para mejorar las políticas y asegurar las represas.

“La Política de Seguridad Nacional en Represas fue editada en 2010. Es una ley que debe ser revisada. Después del accidente en Mariana se presentaron varios proyectos pero no pudimos finalizar este cambio en la ley, pero esto es esencial”, dijo Canuto.

Una vaca quedó atrapada en el fango en la comunidad de Casa Grande. (MAURO PIMENTEL/AFP/Getty Images)

“La responsabilidad de monitorear y evitar futuros desastres recae sobre todos nosotros: privados, estatales y federales. La idea es que todos nos sentemos en la mesa, escuchemos especialistas, revisemos el marco regulatorio y mejoremos esta situación para evitar otros desastres en el futuro”.

La activista medioambiental local Carolina de Moura se hizo eco de los comentarios de Canuto sobre la falta de reformas tras el desastre de Mariana. Dijo que asistió a audiencias públicas y reuniones con la sociedad civil para renovar la licencia de Vale y que le decepcionó la falta de transparencia de la empresa.

“Asistimos a reuniones periódicas en sus oficinas. Nadie tenía información de ningún problema en la represa, pero no eran tan transparentes. Ni siquiera compartían con nosotros las presentaciones que hicieron, por ejemplo”, dijo.

De Moura dijo que espera que Vale enfrente consecuencias legales esta vez, pero que no es optimista al respecto.

“La única respuesta posible es la restauración completa de la cuenca del Río Doce. Sin embargo, teniendo en cuenta lo que sucedió en Mariana, creo que todavía sufriremos por esto durante mucho tiempo”.

Mira las impresionantes imágenes de la avalancha en Brasil: 

Lara Stahlberg, Mitchell McCluskey, Amir Vera, Flora Charner y Hira Humayun de CNN contribuyeron con esta historia.