CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud

La FDA no está protegiendo a los niños de los cigarrillos electrónicos, dice la Asociación Estadounidense del Pulmón

Por Susan Scutti

(CNN) — La Asociación Estadounidense del Pulmón (American Lung Association) otorga a una agencia federal y a los gobiernos estatales individuales malas notas en una nueva libreta de calificaciones que evalúa los programas de prevención del tabaquismo.

El gobierno federal no actúa para proteger a los niños de los cigarrillos electrónicos, lo que puede conducir a una posible adicción, según el 17º informe anual del Estado del Control del Tabaco. El tabaco, la principal causa de muerte y enfermedad prevenible en la nación, mata a 480.000 personas en Estados Unidos cada año, mientras que 16 millones adicionales viven con una enfermedad relacionada con el tabaco.

MIRA: ¿Por qué el ‘vaping’ es tan peligroso para los adolescentes?

Algunas de las críticas más severas están reservadas para la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), que recibió una calificación de “F” de la asociación pulmonar, principalmente por “falta de acción”, dijo Thomas Carr, autor del nuevo informe y director nacional de política de la American Lung Association.

La inacción, en particular la pasividad de la FDA respecto al vapeo, “pone en riesgo las vidas y la salud de los estadounidenses”, dijo Carr, quien destacó el “asombroso aumento del 78% entre estudiantes de secundaria y el uso de cigarrillos electrónicos en 2017-18”.

La regulación de los cigarrillos electrónicos es responsabilidad de la FDA, sin embargo, el 20,8% de los estudiantes de secundaria usan actualmente cigarrillos electrónicos, dijo Carr. La escalada del vapeo “ha llevado tanto al cirujano general de EE. UU. como al comisionado de la FDA a llamar como una ‘epidemia’ al uso del cigarrillo electrónico adolescente “, agregó. “Eso es un resultado directo de la falta de regulación de los productos”.

Falta de regulación, altos niveles de consumo de cigarrillos electrónicos

Carr señaló que la FDA dijo que regularía los cigarrillos electrónicos en 2011.

LEE: Jóvenes sustituyen alcohol y drogas por vaporizadores

“En ese entonces, el uso de cigarrillos electrónicos era del 1,5% entre estudiantes de secundaria, así que ese fue realmente el momento para actuar”, dijo.

De hecho, la FDA comenzó a regular los cigarrillos electrónicos en 2016, cuando estableció los 18 años como edad mínima para las ventas, al tiempo que introdujo requisitos adicionales para los minoristas y estableció normas para los fabricantes.

Más recientemente, la FDA ha tomado una “serie creciente de acciones sin precedentes” para detener el uso de productos de tabaco por parte de los jóvenes, especialmente cigarrillos electrónicos, dijo la agencia. La FDA no hizo comentarios específicos sobre el informe de la Asociación de Pulmón y en su lugar proporcionó una declaración general a CNN.

“Solo en el último año, la agencia ha avanzado para hacer que los cigarrillos lleguen a su expresión mínima o no adictiva, anunció planes históricos para prohibir el mentol en cigarrillos y está explorando estándares adicionales de producción”, según la FDA.

MIRA: Aumenta el consumo de vapeadores entre adolescentes, pero disminuye el uso de drogas, dice un informe

“Han hecho muchos anuncios este año [pasado], pero no ha habido mucha acción concreta”, dijo Carr. “Sí, ha habido una investigación del gigante de los cigarrillos electrónicos Juul, pero eso no ha dado lugar a un cambio significativo en las políticas”.

La agencia también ha “avanzado en políticas para aumentar el acceso y el uso de productos de nicotina medicinal, para ayudar a las personas a dejar de fumar y ha lanzado varias campañas de prevención y cesación en la educación pública enfocadas en adultos y jóvenes”. La FDA cree que “ha logrado un progreso tremendo” en la regulación del tabaco y la nicotina “con objetivos ambiciosos de salud pública para 2019”.

Carr no lo cree. La falta general de acción del gobierno ha “envalentonado” a la industria del tabaco, que se ha vuelto “muy agresiva” al oponerse o retrasar las medidas estatales de control del tabaco, cree Carr. “Gastaron más de 22 millones de dólares en impuestos a las medidas de tabaquismo en Montana y Dakota del Sur, por ejemplo. Si conocen las poblaciones de Montana y Dakota del Sur, eso es una gran cantidad de dinero en esos estados. y adultos”.

Michael Shannon, portavoz de RJ Reynolds Tobacco Company, le dijo a CNN en un correo electrónico que “algunas cuentas periodísticas informaban incorrectamente” que su compañía había contribuido a campañas contrarias a las medidas del impuesto al tabaco. “Al principio habíamos gastado fondos limitados, pero no contribuimos a la campaña”, dijo. “En general, nos oponemos a mayores impuestos sobre los productos de tabaco ya que los impuestos más altos son injustos para nuestros consumidores, que ya pagan más de 40 mil millones de dólares en impuestos y tarifas en Estados Unidos”.

LEE: ‘Breathe responsibly’: el bar de cocteles vaporizados

Shannon agregó que RJ Reynolds no comercializa a menores de edad.

“Además, proporcionamos medidas adicionales de la FDA para abordar el uso de estos productos en la juventud, como respaldar leyes para aumentar la edad legal de compra a 21, y comprometernos a trabajar con la FDA para combatir el consumo juvenil de tabaco”, dijo Shannon.

Altria y grupos de la industria contactados por CNN no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Cómo calificó la asociación al gobierno federal

La asociación calificó al gobierno federal en cuatro áreas.

El primera calificación apunta específicamente a la FDA: “Las regulaciones de la FDA sobre productos de tabaco son qué tan bien están implementando la ley de 2009 que les dio autoridad sobre la fabricación, comercialización y venta de productos de tabaco y también si el Congreso está proporcionando los fondos para lograr eso”, dijo Carr.

Un segundo punto evalúa la efectividad del impuesto federal al tabaco. El tercer grado evalúa la cobertura para dejar de fumar y examina los requisitos de los cuatro principales programas de seguro de salud que administra el gobierno federal: Tricare, Medicaid, Medicare y beneficios de salud federales para empleados, así como los de los mercados estatales de la Ley de Asistencia Asequible, explicó Carr.

MIRA: #CifradelDía: 1.500.000 jóvenes fuman cigarrillos electrónicos en EE.UU.

Finalmente, la asociación calificó las campañas de medios masivos dirigidas por el gobierno: la campaña CDC’s Tips from Former Smokers, dirigida a adultos, y la campaña Real Cost de la FDA, dirigida a niños de 12 a 17 años.

Aunque los federales reciben una gran calificación, “A”, cuando se trata de campañas en los medios de comunicación, obtienen una “D” en cobertura para los programas para dejar de fumar y “Fs” para las políticas impositivas y de regulación.

Cómo calificaron a los estados

El reporte también enumera cinco calificaciones para cada estado: financiamiento del programa de tabaco, aire libre de humo, impuestos al tabaco, acceso al cese –es decir, acceso a tratamientos para dejar de fumar– y “tabaco 21”.

Incluso los estados con mejores resultados –Alises, California, Hawái, Maine, Massachusetts y el Distrito de Columbia– no obtuvieron el mismo puntaje que las cinco categorías clasificadas por la asociación, mientras que los cuatro estados con peor desempeño obtuvieron “Fs” en todos los niveles: Mississippi, Missouri, Texas y Virginia.

La calificación de financiación del programa de tabaco se basa en cuánto gasta un estado en programas destinados a evitar que los niños comiencen y ayudar a las personas a dejar de fumar, en comparación con los niveles de financiación recomendados por el CDC para cada estado.

El aire libre de humo se basa en si un estado ha prohibido fumar en el trabajo y en lugares públicos, incluidos restaurantes y bares, e influye en la calificación y si los cigarrillos electrónicos están incluidos en la ley, dijo.

LEE: Los cigarrillos electrónicos son menos tóxicos que los cigarrillos tradicionales, según un estudio

De manera similar, la calificación de impuestos al tabaco toma en cuenta el nivel del impuesto al tabaco y si el estado grava otros productos de tabaco, incluyendo puros y tabaco pero no cigarrillos electrónicos, explicó Carr.

El acceso al cese es “una calificación algo complicada”, dijo Carr, quien destacó que esta evaluación incluye si el plan estatal de Medicaid y los planes de salud para empleados cubren los tratamientos para dejar de fumar y la inversión por fumador.

Finalmente, “algunos estados se han movido para aumentar la edad mínima de venta de productos de tabaco a 21, así que eso es lo que ve la calificación ‘Tabaco 21′”, dijo.

El informe de la asociación de pulmón también encuentra que ningún estado está financiando sus esfuerzos de prevención del tabaquismo en los niveles recomendados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.