CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Arabia Saudita

Activista por los derechos de las mujeres sauditas está siendo torturada en un “palacio del terror”, dice su hermano

Por Tamara Qiblawi

(CNN) — El hermano de la activista saudita encarcelada Loujain Alhathloul ha detallado en un artículo de opinión de CNN los abusos que presuntamente sufrió su hermana en prisión.

En el artículo, Walid Alhathloul escribe que durante una reciente visita de sus padres a Loujain ella les dijo que regularmente la azotaban, golpeaban, electrocutaban y acosaban sexualmente en un sótano que ella llamaba el “palacio del terror”.

Alhathloul fue arrestada en mayo de 2018, junto con otras 10 activistas por los derechos de las mujeres en Arabia Saudita. Su familia, activistas saudíes y Human Rights Watch han alegado en los últimos meses que ella y otras detenidas han sido torturadas y acosadas sexualmente en prisión.

También alegan que un exasesor principal del príncipe heredero Mohammed bin Salman, Saud al-Qahtani, estuvo presente durante al menos una de las sesiones del interrogatorio.

Qahtani supuestamente amenazó con violar, matar y arrojar a una de las detenidas al sistema de alcantarillado, según Human Rights Watch y personas familiarizadas con los hechos.

Qahtani también estuvo implicado en el asesinato en el consulado de Estambul del periodista saudí Jamal Khashoggi por parte de Turquía y Arabia Saudita.

El exjefe de comunicaciones de la corte real fue destituido de su puesto después de que Riad le echara la culpa del asesinato a él y a un puñado de otros altos funcionarios.

Los intentos de llegar a Qahtani a través del gobierno saudita no tuvieron éxito.

“Cada vez que Loujain hablaba sobre las sesiones de tortura a mis padres, sus manos temblaban incontrolablemente. Temo que el dolor se quede con ella para siempre”, escribió Walid Alhathloul en el artículo de opinión de CNN.

“Mi propia hermanita dijo que la azotaban, golpeaban, electrocutaban y hostigaban con frecuencia”, escribió. “Dijo que a veces hay hombres enmascarados que la despiertan en medio de la noche para gritar amenazas inimaginables”.

Walid Alhathloul también dijo que uno de los investigadores intentó presionar a su hermana para que se casara con él, amenazándola con una violación.

Las autoridades de Arabia Saudita no respondieron de inmediato a la solicitud de la CNN de hacer comentarios sobre las alegaciones de Alhathloul.

Alhathloul luego hizo una petición a Mariah Carey, quien subió al escenario en King Abdullah Economic City junto a Sean Paul y DJ Tiesto el jueves por la noche: “Ahora que te conté la historia de mi hermana, Mariah Carey pedirá su liberación en el escenario? ¿Se escuchará mi voz?

Otras activistas también instaron a la cantante estadounidense a cancelar su concierto por las denuncias de abusos contra los derechos humanos. La periodista egipcia-americana Mona Eltahawy tuiteó: “Querida Mariah Carey, me enteré de que estás planeando actuar en Arabia Saudita. ¿Eres consciente de que activistas por los derechos de las mujeres han estado detenidas sin cargos desde mayo de 2018?

CNN está intentando ponerse en contacto con los representantes de Carey y actualizará esta historia si se recibe una respuesta.

Además de Loujain Alhathloul, entre las detenidas están destacadas activistas de los derechos de las mujeres como Aziza al-Yousef, Eman al-Nafjan, Nouf Abdelaziz, Samar Badawi y Hatoon al-Fassi.

La Agencia de Prensa Saudita estatal dijo que los defensores de los derechos de las mujeres fueron acusadas de “contacto sospechoso con entidades extranjeras”.

Riyad previamente negó las denuncias de tortura en una declaración a CNN luego de un informe inicial de Human Rights Watch que alegaba el abuso en noviembre.

“El sistema judicial del Reino de Arabia Saudita no aprueba, promueve ni permite el uso de la tortura. Cualquier persona, ya sea hombre o mujer, que esté siendo investigada está siendo procesada por el proceso judicial estándar. de ninguna manera se basa en la tortura física, sexual o psicológica “, dijo un funcionario saudí a CNN en noviembre.