CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Liam Neeson: “No soy racista”

Por Lisa Respers France

(CNN) — Liam Neeson apareció en “Good Morning America” ​​el martes después de la controversia sobre su afirmación de que él contemplaba llevar a cabo un ataque de venganza racista después de que una amiga fuera violada.

“No soy racista”, dijo Neeson. “Esto fue hace casi 40 años”.

El actor reiteró una historia que compartió en una entrevista con The Independent durante una gira de prensa para su nueva película, Cold Pursuit, una cinta que describió el martes como una oscura comedia sobre la venganza.

En la entrevista del periódico, Neeson comenzó a contar su historia personal luego de que se le preguntara sobre su personaje de la película, que sucumbe en ira. No reveló quién fue atacado, pero dijo que se enteró cuando regresó a casa de un viaje.

“Ella manejó la situación de la violación de la manera más extraordinaria”, dijo Neeson al periódico, que publicó un extracto de audio. “Pero mi reacción inmediata fue… ¿sabía ella quién era? No. ¿De qué color era? Dijo que era una persona negra.

“Recorrí zonas con una cosh [palanca], esperando que alguien se me acercara. Me avergüenza decir eso, y lo hice durante tal vez una semana, esperando que algún [Neeson hiciera un gesto aéreo con su dedos, según The Independent] ‘bastardo negro’ saliera de un pub y me echara una ojeada sobre algo, ¿sabes? Para poder matarlo”.

El martes le dijo a Robin Roberts de “GMA” que “realmente me sorprendió, esta necesidad primordial que tenía”.

“Me sorprendió y me dolió”, dijo Neeson. “Busqué ayuda. Fui a un sacerdote que escuchó mi confesión”.

La estrella de Taken dijo que poder caminar dos horas al día y hablar con dos amigos también lo ayudó.

Neeson explicó que creció rodeado de violencia durante Los problemas en Irlanda del Norte, un conflicto sectario que incluyó ataques terroristas y bombardeos.

Roberts insistió, señalando que Neeson “preguntó por el color. No preguntaste si la persona era alta o baja, grande o pequeña. Inmediatamente hablaste de la raza”.

El actor lo admitió, pero dijo que sí le hizo esas otras preguntas a su persona allegada, quien dijo que ya había fallecido.

Dijo que habría tenido la misma reacción si su amiga le hubiera dicho que su violador era blanco.

“Si hubiera dicho que un irlandés, un escocés, un británico o un lituano, sé que habría sentido el mismo efecto”, dijo Neeson. “Estaba tratando de mostrar honor, defender a mi querido amiga de esta manera terrible y medieval”.

Roberts señaló el dolor que algunos han sentido por los comentarios de Neeson y dijo que espera que sus comentarios ayuden a las personas a hablar más abiertamente sobre el racismo y la intolerancia.

“La violencia engendra violencia”, dijo. “La intolerancia engendra intolerancia”.