CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Arabia Saudita

El príncipe heredero de Arabia Saudita dijo que usaría “una bala” en Khashoggi, según The New York Times

Por Laura Smith-Spark

(CNN) — El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, dijo en 2017 que usaría “una bala” contra el periodista saudí Jamal Khashoggi, según un informe de The New York Times citando funcionarios estadounidenses y extranjeros con conocimiento directo de informes de inteligencia.

La conversación, con el asesor Turki Aldakhil, ocurrió en septiembre de 2017, poco más de un año antes de que Khashoggi, columnista del diario The Washington Post, fuera asesinado y desmembrado tras ingresar al consulado saudita en Estambul, informó The New York Times el jueves.

MIRA: Khashoggi es uno de los galardonados por la revista TIME

En la conversación, Bin Salman dijo que si Khashoggi –un miembro saudita de la corte real que se convirtió en crítico del gobierno– no pudiera ser tentado para regresar al reino, entonces debería ser devuelto a la fuerza. Si eso no funcionaba, el príncipe heredero dijo que atacaría a Khashoggi “con una bala”, informó The New York Times citando a funcionarios familiarizados con uno de los informes de inteligencia.

La información fue interceptada en ese momento por EE. UU., dijo The New York Times. Sin embargo, su significado solo se entendió cuando fue escuchada por agentes de inteligencia después de la muerte de Khashoggi.

El artículo también afirmaba que días antes de la conversación con Aldakhil, según el mismo informe de inteligencia, bin Salman se quejó con otro asesor, Saud al-Qahtani, de que Khashoggi había crecido demasiado y estaba empañando su imagen de reformador.

CNN no ha visto ni escuchado los informes de inteligencia y no puede verificar independientemente las afirmaciones de The New York Times. El gobierno saudita y Aldakhil no respondieron de inmediato a la solicitud de CNN de hacer comentarios.

LEE: Estas fueron las últimas palabras de Jamal Khashoggi

Riyadh ha sostenido que ni bin Salman ni el rey Salman sabían de la operación para atacar a Khashoggi en octubre pasado. Los funcionarios estadounidenses, sin embargo, han dicho que tal misión, incluidos 15 hombres enviados desde Riad, no podría haber sido llevada a cabo sin la autorización de bin Salman.

Fiscales sauditas han enjuiciado a 11 personas acusadas del asesinato de Khashoggi, exigiendo la pena de muerte para cinco de ellas. Sin embargo, funcionarios de la ONU dicen que el juicio no cumple con sus exigencias de una investigación independiente e internacional y funcionarios estadounidenses dicen que no ha alcanzado el “umbral de credibilidad y responsabilidad” que esperan.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, ha sido presionado por el Congreso y otros para exigir cuentas a Arabia Saudita por el caso Khashoggi.

La Casa Blanca enfrenta el viernes una fecha límite para responder a una solicitud del presidente para determinar si bin Salman es responsable de una violación de los derechos humanos “contra un individuo que ejerce libertad de expresión” bajo la Ley Magnitsky.

Defensores de la libertad de prensa urgen acción

Representantes del Comité para la Protección de los Periodistas, Human Rights Watch y otros grupos se reunieron cerca de la Casa Blanca el jueves para llamar la atención sobre la inminente fecha límite.

MIRA: Nuevo video revela lo que podría ser el traslado del cuerpo de Khashoggi

Courtney Radsch, del Comité para la Protección de los Periodistas, dijo que una “fuerte respuesta” del propio Trump “enviaría un mensaje a las autoridades sauditas de que actos como el asesinato de Jamal Khashoggi no serán tolerados”.

Sin embargo, una fuente familiarizada con los planes de la administración le dijo a CNN que se esperaba que la administración “redoblara la defensa de Mohammad Bin Salman Al Saud. Ellos piensan que la presión se está desvaneciendo”. La fuente agregó que la expectativa era que la Casa Blanca reiterara que no hay una “prueba contundente” que vincule directamente al príncipe heredero al asesinato.

La CIA concluyó que bin Salman ordenó el asesinato de Khashoggi, pero Trump y algunos de sus aliados han puesto en duda la evaluación de inteligencia.

La administración Trump ha sido reacia a castigar a Arabia Saudita por el asesinato de Khashoggi, citando beneficios económicos para Estados Unidos.

Relator especial de la ONU: Arabia Saudita “restringió” la investigación de Turquía

Mientras tanto, la relatora especial de la ONU acusó a los sauditas de haber “restringido seriamente y socavado” los esfuerzos de Turquía para cumplir con la investigación al negar el acceso al consulado durante casi dos semanas después de su asesinato el 2 de octubre.

LEE: ¿Podrían los mensajes de WhatsApp de Khashoggi revelar las razones de su muerte?

“Se concedió tiempo y acceso inadecuados a los investigadores turcos para llevar a cabo una investigación y un examen de la escena del crimen requeridos por estándares internacionales para su investigación”, dijo Agnes Callamard en un informe preliminar tras una visita a Turquía la semana pasada.

Sin embargo, a su equipo se le ha dado acceso a pruebas “que incluyen partes del escalofriante y espantoso material de audio obtenido y retenido por la agencia de inteligencia turca”, dijo Callamard. Añadió que no pudieron realizar un examen técnico profundo de este material y que no tuvieron la oportunidad de autenticar de manera independiente el material de audio.

Callamard calificó el asesinato del periodista como “la más grave violación de los derechos más fundamentales, el derecho a la vida” y dijo que era “desmedido” que las autoridades saudíes continuaran sin revelar el paradero de sus restos.

“Las pruebas recogidas durante mi misión a Turquía demuestran que Faisi fue víctima de un asesinato brutal y premeditado, planeado y perpetrado por funcionarios del Estado de Arabia Saudita”, dijo.

MIRA: Bin Salman hace una gira para contrarrestar el descrédito tras la muerte Khashoggi

“La misión no pudo determinar con certeza si la intención original era secuestrar al señor Khashoggi, con su asesinato planeado solo en caso de que fracasara. Lo que está muy claro es que mucha planificación y preparación tuvo lugar después de la visita inicial del señor Khashoggi al consulado el 28 de septiembre “.

Callamard dijo que solicitó una visita oficial a Arabia Saudita para que los agentes presenten pruebas pertinentes, aclaren el proceso y expliquen por qué el reino niega la demanda de Turquía para la extradición de los sospechosos.

Los sauditas han presentado historias cambiantes sobre el destino de Khashoggi, inicialmente negando cualquier conocimiento antes de argumentar que un grupo de agentes deshonestos, muchos de los cuales pertenecen al círculo interno de bin Salman, fueron responsables de la muerte del periodista.

Michelle Kosinski, Gul Tuysuz y Alla Eshchenko, de CNN, contribuyeron con este informe.