CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia

La disminución masiva de insectos podría tener un impacto ambiental “catastrófico”, advierte estudio

Por Euan McKirdy

(CNN) — Las poblaciones de insectos están disminuyendo rápidamente en todo el mundo debido al uso de pesticidas y otros factores, con un efecto potencialmente catastrófico en el planeta, advierte un estudio.

Más del 40% de las especies de insectos podrían extinguirse en las próximas décadas, según el informe “Worldwide decline of the entomofauna: A review of its drivers” (Declive mundial de la entomofauna: una revisión de sus impulsores), publicado en la revista Biological Conservation.

La biomasa de insectos está disminuyendo en un asombroso 2,5% anual, una tasa que indica extinciones generalizadas dentro de un siglo, según el informe.

Además del 40% en riesgo de desaparecer, un tercio de las especies están en peligro, cantidades que podrían causar el colapso de los ecosistemas del planeta con un devastador impacto en la vida en la Tierra.

El informe, coescrito por científicos de las universidades de Sydney y Queensland y la Academia de Ciencias Agrícolas de China, analizó docenas de informes existentes sobre el declive de insectos publicados en las últimas tres décadas, y examinó las razones detrás del alarmante panorama global.

Su autor principal, Francisco Sanchez-Bayo, de la Escuela de Ciencias de la Vida y del Medio Ambiente de la Universidad de Sydney, calificó el estudio como el primer examen verdaderamente global del tema.

Si bien el enfoque en el pasado ha estado en la disminución de la biodiversidad de los animales vertebrados, este estudio subraya la importancia de la vida de los insectos en los ecosistemas interconectados y la cadena alimentaria. Los insectos representan alrededor del 70% de todas las especies animales.

Las repercusiones de la extinción de los insectos serían “catastróficas por lo menos”, según el informe, ya que los insectos han estado en “la base estructural y funcional de muchos de los ecosistemas del mundo desde su surgimiento … hace casi 400 millones de años”.

Un abejorro se posa en una flor mientras trabajadores de la Federación Alemana para la Protección de la Naturaleza inspecciona un parque urbano en Berlín.

Las principales causas del declive incluyen “pérdida de hábitat y conversión a agricultura y urbanización intensiva”, contaminación por pesticidas y fertilizantes, así como factores biológicos como “patógenos y especies introducidas” y el cambio climático.

Mientras un gran número de insectos especializados, que llenan un nicho ecológico específico, y los insectos generales estaban disminuyendo, un pequeño grupo de insectos adaptables veía aumentar su número, pero no lo suficiente como para detener el declive, según el informe.

Pequeñas criaturas que controlan el mundo

Don Sands, un entomólogo y científico retirado de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth, dijo que estaba “completamente de acuerdo” con que los efectos “de principio a fin” de la pérdida de insectos eran graves.

“Si no contamos con insectos como moderadores de otras poblaciones de plagas, tendremos poblaciones de insectos que arrasan y arruinan los cultivos y hacen que sean difíciles de crecer”, dijo.

Agregó que el ecosistema en este nivel “debe estar en equilibrio. Esa es la capa inferior y, a menos que lo abordemos, nuestras vidas podrían verse enormemente afectadas.

“(Los insectos son) pequeñas criaturas que controlan el mundo”, dijo.

Los reportes del declive de los insectos no son algo nuevo: los investigadores han estado advirtiendo sobre el fenómeno y su impacto durante años.

El año pasado, un estudio encontró que las poblaciones de insectos voladores en las reservas naturales alemanas disminuyeron en más del 75% durante un período de 27 años, lo que significa que la mortandad está ocurriendo incluso más allá de las áreas afectadas por la actividad humana.

“Estas no son áreas agrícolas, son lugares destinados a preservar la biodiversidad, pero aún vemos que los insectos se escapan de nuestras manos”, dijo el coautor de ese informe, Caspar Hallman.

Un avión ligero esparce pesticida sobre una colina en el desierto de Negev cerca de la frontera de Egipto.

Aves que comen aves

Las especies que dependen de los insectos como fuente de alimento -y los depredadores en la cadena alimenticia que se alimentan de esas especies- sufrieron estas disminuciones, según los científicos. La polinización de cultivos y plantas silvestres también se vería afectada, junto con el ciclo de nutrientes en el suelo.

De hecho, “los servicios ecosistémicos provistos por insectos silvestres se han estimado en US$ 57.000 millones anuales en los Estados Unidos“, según un estudio anterior.

Alrededor del 80% de las plantas silvestres usan insectos para la polinización, mientras que el 60% de las aves dependen de los insectos como fuente de alimento, según el estudio. Sands dijo que un peligro inmediato de la disminución de insectos era la pérdida de aves insectívoras y el riesgo de que aves más grandes pasasen de comer insectos a comerse entre sí.

En su Australia natal, “las aves que se están quedando sin insectos como alimento se están atacando mutuamente”, dijo, añadiendo que es probable que se trate de un fenómeno mundial.

Acción radical necesaria

Los autores del informe pidieron una acción radical e inmediata.

“Como los insectos constituyen el grupo animal más abundante y diverso en especies y proporciona servicios críticos dentro de los ecosistemas, estos eventos no pueden ignorarse y deben provocar una acción decisiva para evitar un colapso catastrófico de los ecosistemas de la naturaleza”, escribieron.

Sugirieron revisar los métodos agrícolas existentes, “en particular una reducción importante en el uso de plaguicidas y su sustitución por prácticas más sostenibles basadas en la ecología”.

“La conclusión es clara: a menos que cambiemos nuestras formas de producir alimentos, los insectos en su conjunto irán por el camino de la extinción en unas pocas décadas”, concluyeron.