CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Especiales

Así se hizo el documental ‘Tres idénticos extraños’, la historia de los trillizos separados al nacer que se reencontraron 19 años después

Por Breeanna Hare

Nota del editor: Mira el documental Tres idénticos extraños, de CNN Films, este domingo a las 8 pm ET (solo señal de EE.UU.)

(CNN) — Seis horas antes de su vuelo para el primer rodaje de Tres idénticos extraños, el director Tim Wardle no estaba seguro de si tenía una película.

Él y su equipo habían trabajado cuatro años en su documental más extraño que la ficción, sobre trillizos separados al nacer y reunidos 19 años después, y finalmente estaban listos para comenzar a filmar.

Entonces esos planes se detuvieron abruptamente.

“Estábamos con todo empacado en Londres y listos para ir al aeropuerto”, recuerda Wardle. “Y algunas de las personas involucradas retiraron su financiamiento. Nos quedamos allí pensando: ‘¿Está esto sucediendo realmente o no?'”.

No necesitas una alerta de spoiler para lo que vino después. Wardle finalmente encontró apoyo para esa primera toma y Tres idénticos extraños estaba en proceso a realizarse. La película se estrenó en teatros selectos de EE.UU. a mediados del año pasado y fue muy aclamada por los críticos, hasta ser uno de los mejores documentales de 2018 en cuanto a recaudación de taquilla.

La película comienza con la reunión de Robert Shafran, David Kellman y Eddy Galland, en la década de 1980, tras enterarse de que eran trillizos a partir de un encuentro en un campus universitario digno de la película Parent Trap. Pero la pregunta de por qué los hermanos fueron separados abre la puerta a un secreto inquietante: una revelación tan asombrosa como la historia de cómo se conocieron.

Para contar la historia completa de lo que les sucedió a los trillizos, Wardle y su equipo tuvieron que enfrentar algunos giros inesperados en su propia trama.

“Hubo al menos tres o cuatro momentos en los que creo que todos en la producción pensaron: ‘Esto va a caer, todo esto se va a desmoronar'”, dice Wardle. “Es una especie de milagro que se haya hecho”.

El equipo detrás de Tres idénticos extraños explica cómo se produjo ese milagro documental.

Estas respuestas han sido editadas por su extensión y claridad. Si no has visto la película y no quieres saber qué sucede a continuación, detente aquí, crea un marcador y te veremos cuando estés al día.

Robert “Bobby” Shafran, uno de los trillizos: “Un día venía de la corte y conducía y descolgué el teléfono, y una londinense dijo: ‘Hola, ¿este es Bobby? Acabo de conseguir este número de tu madrastra. Y yo digo: ‘Bueno, ¿por qué te lo dio?’ Y ella dijo: ‘Soy documentalista y estoy interesada en hacer un documental'”.

Grace Hughes-Hallett, productora: “No había datos de contacto en línea ni para Robert ni para David. Y yo vivo en Londres, así que no podía simplemente encontrarlos y tocar a sus puertas. Logré encontrar al padre, la madrastra de Robert y los llamé en frío“.

“Lo que me sorprendió de inmediato fue que pensé que podría estar hablando con él sobre un momento de su historia personal. Obviamente, su reunión con sus hermanos fue hace décadas, y que hayan descubierto lo que les sucedió fue hace décadas. Pero muy rápidamente, al hablar con él por teléfono me di cuenta de que esto era todavía una parte importante de su realidad cotidiana, y todavía estaba buscando activamente la verdad. Esto no era solo una especie de cosa retrospectiva para él, era una historia en curso”.

David Kellman, uno de los trillizos: “Mi relación con Bobby estuvo bastante fracturada durante bastante tiempo, pero hablamos al respecto”.

“Siempre pudimos hablar… simplemente no hicimos un gran esfuerzo. Nos reuníamos y luego no hacíamos ningún seguimiento a ese encuentro. Tuvimos vidas separadas, y pasamos por muchas cosas”.

Hughes-Hallett: “Esa es una historia lo suficientemente loca, que te separaron al nacer de un gemelo o un trillizo. La historia de los niños tenía otro nivel de locura además de eso, en el camino cuando se encontraron el uno al otro. Y luego las cosas horribles que comenzaron a desentrañarse cuando descubrieron lo que realmente les sucedió”.

Tim Wardle, director: “(Grace) y yo pasamos dos años tratando de dar forma a la historia e intentar obtener financiamiento para el proyecto. Pero el mayor obstáculo para lograrlo fue ganarse la confianza de los hermanos. Piensa en el alcance de lo que han pasado y lo que ha pasado en sus vidas, entiendes por qué les puede resultar difícil confiar en otras personas”.

Shafran: “Estábamos realmente reacios por muchas razones, la más obvia es la perspectiva típica de los estadounidenses sobre los periódicos sensacionalistas británicos. Podrían sensacionalizar demasiado todo esto”.

Los hermanos, nacidos en Nueva York en 1961, fueron separados por la agencia de adopción Louise Wise Services. Sus familias adoptivas no tenían ni idea de que cada hijo que llevaban a casa había nacido como trillizo.

Los hermanos, junto con otros niños de embarazos múltiples que fueron separados y enviados con diferentes familias, fueron incluidos en secreto en un estudio de un año de duración realizado por el psiquiatra infantil Dr. Peter Neubauer. Los resultados del estudio de Neubauer nunca se publicaron, y los materiales del estudio se mantienen sellados en la Universidad de Yale.

Wardle: “Cuando empezamos a trabajar en esta historia, había reportes de medios de comunicación en torno a su reunión en la década de 1980 y hubo un poco más de prensa tarde en los años 90. Pero aparte de eso, no había nada. Realmente tuvimos que reconstruir esto, tocando puertas. No era el tipo de historia que podrías investigar buscando en internet”.

Becky Read, productora: “Lo primero que hice fue tener una conversación muy larga con Robert y David, y los miembros clave de la familia. La otra parte era constantemente tratando de encontrar personas de la agencia de adopción (Louise Wise) y Consejo Judío de Servicios Familiares e Infantiles (del cual dependía el centro para el que trabajaba Neubauer)”.

“Hay una sensación de injusticia sobre lo que les sucedió a estos niños y sus familias… todas estas familias fueron engañadas y hubo un encubrimiento”.

El cine documental es un maratón, no un sprint. Entre el trabajo con los hermanos y la obtención de fondos, estaban entregando buscando cada pista que podían rastrear. No pasó mucho tiempo antes de que hicieran un descubrimiento desconcertante.

Wardle: “La gente había tratado de contar esta historia antes; nos enteramos de al menos tres intentos realizados por grandes medios de Estados Unidos, dos en los años 80 y uno en los 90. En cada caso, hablamos con personas que había participado en esos proyectos y nos dijeron que habían avanzado mucho para que estuvieran listos para comenzar… y que gente de alto perfil los había sacado del camino a último momento”.

“Hubo una gran cantidad de paranoia (…) la gente nos decía: ‘No hay forma de que puedas hacer esta historia, te van a cerrar, la sacarán'”. Como dice Lawrence Wright en la película, hay muchas personas poderosas que quieren que esta historia sea silenciada, y creo que eso es cierto”.

“Conocemos a los individuos involucrados en la configuración de los experimentos y el estudio estuvo muy bien relacionado; encontramos evidencia documental cuando estábamos haciendo nuestra película. En ese momento se hizo evidente que esto no era solo en teoría, sino que era real”.

Lea: “Tuvimos suerte, creo, porque muchas de las personas habían fallecido. Pero eso no impidió que Tim y yo estuviéramos preocupados”.

Wardle: “Creo que una gran parte de hacer la película fue tratar de evitar que nos volviéramos paranoicos”.

Lea: “Fui a los archivos de la Universidad de Columbia y muchos otros archivos en Nueva York y, literalmente, me senté en las bibliotecas para examinar los papeles y encontrar nombres de personas que habían trabajado en la agencia de adopción. Luego regresé a Londres con una lista de 200 nombres y empecé a llamarlos a todos. Se trataba de ‘¿Quién está muerto? Borra ese nombre de la lista’. O, ‘¿Están vivos su esposa o esposo? ¿Mantuvieron un diario o tienen registros de la agencia de adopción?'”.

“Tienes que poner tantos hierros en el fuego como sea posible y seguir esas pistas. Eso puede destruir el alma, porque la gente no contesta el teléfono, no responde a tus cartas o te grita. Sabes la gente no quiere que se cuente esta historia. Así que te enfrentas a callejones sin salida y nadie te devuelve la llamada, hasta que finalmente alguien lo hace y las cosas comienzan a encajar lentamente”.

Wardle: “El momento decisivo con los hermanos fue el primer día que entraron y se sentaron para una entrevista (en 2017). Fue una de las primeras cosas que filmamos y no teníamos idea de que realmente iba a pasar. Pero una vez que se sentaron, se mostraron emocionalmente abiertos y honestos sobre lo que pasó”.

Kellman: “Simplemente te das cuenta de cómo son las personas. Cuando se llegó a un nivel de confianza, todos estábamos en la misma página… muchas de las cosas se hicieron desde las entrañas”.

Shafran: “Alguien me preguntó cuántas tomas se requirió para la escena de apertura, y yo dije, ‘¿eh, una?’ Todo fue muy, muy real”.

Michael Harte, editor: “Fuimos bendecidos con Bobby y David; son muy buenos narradores de historias. He vivido un infierno antes con otros proyectos, pero esto no fue así. Cada vez que te cansabas o en cualquier momento que te sentías frustrado, en ningún momento pensé: ‘¿Para qué estamos haciendo esto?’ “Realmente creímos en ello, y creímos en la historia que contábamos. Nos estaban entregando su vida”.

Después de pelear por los registros del estudio de Neubauer, los hermanos ganaron acceso a cajas de material que de otra manera se habrían quedado selladas en la Universidad de Yale hasta 2065. Eso incluye material relacionado con su hermano, Eddy, quien se suicidó en 1995.

Lea: “Cuando me uní y estaba buscando el estudio, encontré una referencia a la Universidad de Yale en los archivos. Uno puede ver a David en la película mirando este sitio web; nunca lo había visto antes. Es él quien realmente dice, ‘Oh, Dios mío, hay 66 cajas de eso'”.

“Comenzamos una conversación sobre los registros y el acceso a ellos. Inicialmente se nos negó (pero) insistimos”.

Wardle: “Fuimos motivados por la injusticia de parte de los hermanos. Becky pasó nueve meses trabajando con los hermanos para acceder al material; tuvieron que hablar con un abogado contratado por el Consejo Judío de Servicios Familiares e Infantiles… para obtener acceso a los archivos y las imágenes que debían ser suyos”.

Lea: “El problema fue la fecha límite para la película. Aplazamos nuestro calendario varias veces (pero) no se puede filmar para siempre. Estábamos haciendo malabarismos con muchas presiones, y mi trabajo era mantener la presión en el Consejo Judío”.

“Terminamos la película y de repente obtuvimos (casi) 11.000 páginas de registros. Tuvimos que tener una conversación sobre lo que había allí y si debíamos volver a filmar, y alguien tenía que saber qué era todo eso para tomar esa decisión”.

“Me senté y leí esas 11.000 páginas. Me tomó aproximadamente una semana, me quedé encerrada en una habitación leyendo. Creo que sentimos que la película estaba terminada y era buena, y no estábamos seguros de si esto sería beneficioso. Y hay una gran cantidad de cosas personales en esos registros que son privadas por una razón; la privacidad de Robert y David, y la privacidad de su familia, fue importante. En el futuro, todo lo que se publique sobre eso es decisión de ellos divulgarlo”.

Kellman: “Las personas que armaron esto ya no están. Las personas que tomaron estas decisiones se han ido; algunas de las personas que lo financiaron podrían estar vivas. Es como los pecados del padre. ¿Alguna vez habrá un cierre completo? No. No puede ser”.

Al final de cuentas, Tres idénticos extraños cubre muchos temas: la ética médica, la salud mental y la cuestión de la naturaleza contra la crianza. Pero para algunos, realmente se reduce a un tema: la familia.

Wardle: “Creo que es lo más difícil que he hecho. Lo que más me enorgullece es que Tres idénticos extraños ha tenido un impacto en el mundo real. Conseguimos que los hermanos accedieran a los archivos y videos que han sido se mantuvieron en secreto durante seis décadas. Sabemos de al menos un par de gemelas que se han reunido después de ver la película. (Y) ha acercado mucho más a los trillizos y sus familias”.

Shafran: “Donde estamos (ahora) es un lugar muy positivo. No tiene precio. La película palidece en comparación con el resto de nuestras vidas juntos. Quiero decir, espero que le vaya bien. (Pero) no se trato solo de hacer el película; solo estuvimos juntos por una escena”.

Kellman: “Nos ha dado una perspectiva en términos de tiempo perdido al estar separados. Y nos ha acercado mucho más. Hemos pasado mucho tiempo juntos; jugamos al golf 14 veces durante la primavera y el verano. Hablamos con frecuencia. Eso fue los más valioso que salió de esta película “.

Acerca del autor

Breeanna Hare

Breeanna Hare es productora y redactora de la sección de Entretenimiento de CNN.com.