CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

El tatuador “Dr. Evil” se declara culpable por dividir lenguas, extraer orejas y pezones

Por Jack Guy

(CNN) — Un tatuador británico conocido como “Dr. Evil” se declaró culpable de realizar modificaciones corporales ilegales, incluyendo un procedimiento de división de la lengua y la extirpación de una oreja y un pezón.

Brendan McCarthy, de 50 años, compareció el martes ante el tribunal por tres cargos de causar graves daños corporales con intención, según un comunicado del Servicio de Procesamiento de la Corona (CPS, por sus siglas en inglés) del Reino Unido.

MIRA: El nuevo tatuaje de Ariana Grande tiene un gran error de traducción

En 2012, McCarthy usó un bisturí para partir la lengua de una mujer y también le quitó el pezón a otro cliente. En 2015, le quitó la oreja a un cliente sin usar anestesia, según la agencia de noticias de la Asociación de la Prensa del Reino Unido (AP).

Las autoridades iniciaron una investigación después de que las imágenes en línea que mostraban que McCarthy retiraba la oreja provocaban quejas, según el CPS.

Los procedimientos se llevaron a cabo en el estudio de tatuajes de McCarthy, Dr Evil’s Body Modification Emporium, en Wolverhampton, Inglaterra. Una investigación policial comenzó cuando surgieron inquietudes sobre las prácticas de McCarthy, dijo el detective inspector Chris Fox de la Policía de West Midlands.

“Descubrimos que realizaba procedimientos complejos sin entrenamiento médico, fuera de un entorno clínico, sin conocer antecedentes médicos o antecedentes psiquiátricos de los clientes, y en ausencia de equipo salvavidas en caso de que los procedimientos fallaran”, dijo Fox en un comunicado.

LEE: Los protagonistas de ‘Avengers’ celebran el éxito de la cinta con un tatuaje

Tras su arresto, McCarthy dijo que no había violado la ley porque sus clientes habían dado su consentimiento para que los procedimientos siguieran adelante, según la CPS.

El tatuador en un principio se declaró inocente cuando compareció por primera vez ante el tribunal en 2017, informó AP.

McCarthy recibió considerable apoyo público, que incluyó una petición en línea en la que 13.000 firmantes lo apoyaron como un perforador de cuerpo “conocedor, hábil e higiénico”.

El abogado de la defensa, Andrew Smith QC, le dijo a la AP que argumentaría que los “hechos particulares” del caso significaban que McCarthy no debería ser enviado a prisión.

Sin embargo, un juez dictaminó que el consentimiento por escrito de su cliente no era una defensa. CNN se dirigió a Smith para obtener más comentarios.

MIRA: ‘No resucitar’: el tatuaje de un hombre que dejó confundidos a los médicos que lo atendieron

McCarthy llevó su caso al Tribunal de Apelaciones, pero tres jueces emitieron un fallo de 12 páginas en el que argumentaban que McCarthy había emprendido “una serie de procedimientos médicos sin ninguna razón médica”.

“Aquellos que buscan modificaciones corporales del tipo que nos preocupa en esta apelación invitaron al apelante a realizar una cirugía irreversible sin anestesia con profundas consecuencias a largo plazo”, dice el fallo.

McCarthy es un tatuador registrado pero no tiene títulos médicos. Él no está registrado en el Consejo Médico General del Reino Unido, dijo el CPS.

Rhiannon Jones, Fiscal General de Crown en CPS West Midlands, comentó sobre lo que ella dijo es un caso histórico que involucra modificaciones corporales.

LEE: Un viejo tatuaje de una mujer sería el causante de su ‘cáncer’

“Este caso confirma la ley existente de que los procedimientos quirúrgicos deben ser realizados por cirujanos o profesionales de la salud capacitados, calificados y regulados”, dijo Jones en un comunicado.

“McCarthy no era nada de eso y como resultado sus procedimientos quirúrgicos, aunque llevados a cabo a petición de sus clientes, eran ilegales”.

McCarthy recibió una fianza pendiente de sentencia el 21 de marzo, dijo el CPS.