CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

Un agente de la Patrulla Fronteriza las escuchó hablar español y les pidió sus identificaciones. Ahora ellas están demandando

Por Steve Almasy

(CNN) — Dos ciudadanas estadounidenses a las que un agente de la Patrulla Fronteriza les pidió el año pasado que se identificaran después de escucharlas hablando en español en una tienda de Montana están demandando a la agencia federal y al agente.

Ana Suda y Martha “Mimi” Hernández, quiene viven en la pequeña ciudad de Havre, dicen que un agente de la patrulla fronteriza las interrogó durante 40 minutos, en mayo de 2018, después de que las compañeras de trabajo se detuvieran en la tienda mientras se dirigían a su casa desde el gimnasio.

Suda, quien nació en Texas, y Hernández, quien nació en California, hacían cola cuando el agente de la Patrulla Fronteriza, Paul O’Neal, comentó el acento de Hernández y les preguntó dónde habían nacido. Luego les pidió sus licencias de conducir y las hizo esperar junto a su patrulla, dice la demanda.

Un agente de la Patrulla Fronteriza le dijo a Ana Suda, nacida en Texas, que la cuestionó por estar hablando en español en Montana.

“Es inconstitucional detener a personas por su idioma, acento o color de piel”, dijo Cody Wofsy, abogada del Proyecto de Derechos Civiles de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos, quien presentó la demanda el jueves en nombre de las mujeres.

Las mujeres creían que estaban siendo detenidas y dijeron que un supervisor no las dejó ir, dice la demanda.

O’Neal finalmente les devolvió sus licencias y les dijo que se podían ir, dice el documento del tribunal.

La demanda dice que O’Neal violó la Cuarta Enmienda, que prohíbe los registros sin razón, y los derechos de las mujeres a la protección igualitaria.

Es una política de Aduanas y Protección Fronteriza no hablar sobre litigios pendientes, dijo el portavoz Jason Givens.

“Sin embargo, la falta de comentarios no debe interpretarse como un acuerdo o una estipulación con ninguna de las acusaciones”, dijo.

Anteriormente, la agencia dijo que los agentes fronterizos intentaban ser respetuosos.

“Los agentes y funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos se comprometen a tratar a todas las personas con profesionalidad, dignidad y respeto al hacer cumplir las leyes de Estados Unidos”, dijo la agencia luego de que el incidente se hiciera público.

El agente dice que raramente se escucha español en esa área

Suda registró el encuentro en su teléfono celular. El video muestra a Suda preguntando por qué el agente las interrogó.

“Señora, la razón por la que les pedí sus identificaciones es porque llegué aquí y vi que ustedes estaban hablando español, algo que raramente se escucha por aquí”, dijo sobre el área ubicada a unos 56 kilómetros al sur de la frontera entre EE.UU. y Canadá

Luego, Suda pregunta si ella y su amiga son señaladas por su perfil racial.

“No tiene nada que ver con eso”, responde el agente. “Tiene que ver con el hecho de que ustedes estaban hablando español en una tienda en un estado predominantemente de habla inglesa”.

Alrededor del 4% de los residentes de Havre son hispanos o latinos, según el censo de EE.UU. Aproximadamente el 1,4% habla un idioma diferente al inglés en el hogar.

Estados Unidos no tiene un idioma oficial. Aunque se habla inglés en la mayoría de los hogares — y se usa para documentos gubernamentales, procedimientos judiciales y contratos comerciales–, se hablan al menos 350 idiomas en el país, según la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Alrededor del 4% de los residentes de Montana hablan un idioma distinto al inglés en el hogar, según la Oficina del Censo de EE.UU.

Geneva Sands, Paul Murphy, Susannah Cullinane, Chris Boyette y Dalila-Johari Paul de CNN contribuyeron con este informe.