CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
ISIS

Mujer de Alabama que se unió a ISIS ruega volver a Estados Unidos

Por Dugald McConnell, Brian Todd

(CNN) — Cuando tenía 19 años, Hoda Muthana, una joven de Hoover, Alabama, viajó a Siria para unirse a ISIS, el llamado “Estado Islámico”.

Cinco años y tres esposos después, ella dice que lamenta lo que hizo y está pidiendo regresar a Estados Unidos.

En una reciente nota escrita a mano obtenida por CNN a través de un representante de su familia, Hoda Muthana escribió: “Cuando me fui a Siria era una joven ingenua, enojada y arrogante. Pensé que entendía mis creencias religiosas”.

Pero después de presenciar la devastación de la guerra, incluida la muerte de dos maridos, Muthana dijo que estaba desilusionada.

“Durante mis años en Siria, veía y experimentaba una forma de vida y los terribles efectos de la guerra que me cambiaron. Ver el derramamiento de sangre me cambió. La maternidad me cambió. Ver morir a amigos, niños y al hombre con el que me casé me cambió”, escribió la mujer, que ahora tiene 24 años.

“Ver cuán diferente podía ser una sociedad comparada con el amado Estados Unidos en el que nací y crecí, me cambió. Estar donde estuve y ver (la gente) a mi alrededor me asustó porque me di cuenta que no quería ser parte de esto. Mis creencias no eran las mismas que las de ellos”.

CNN todavía no ha podido hablar con ella directamente.

Esta era Hoda Muthana en 2012 y así aparecía en su anuario escolar ese año, en la Escuela Secundaria en Hoover, Alabama.

Apoyo explícito

Una vez descrita como tímida y reservada por un compañero de clase de la escuela secundaria, Muthana fue ferozmente franca en su apoyo a la yihad después de unirse a ISIS. Durante el auge del autodenominado califato, Muthana publicó tuits pidiendo violencia, según el Programa sobre Extremismo de la Universidad George Washington.

“Hoda tenía razón en la mezcla de los propagandistas en inglés”, dijo el investigador sobre terrorismo Seamus Hughes. “La seguimos durante varios años. Ella era un nodo clave”.

Ella instó a que más estadounidenses fueran al autoproclamado califato y se unieran a la lucha con ISIS.

Esta es la carta que escribió Hoda Muthana, a mano, que fue proporcionada a CNN por su familia.

“Tantos australianos y británicos aquí, pero dónde están los estadounidenses, despierten cobardes”, publicó en enero de 2015.

Y bajo el nombre Umm Jihad, alentó ataques en Estados Unidos, tuiteando esta exhortación en marzo de 2015: “Vayan por las carreteras y derramen toda su sangre, o alquilen un camión grande y conduzcan sobre ellos”.

Según Mia Bloom, una investigadora de la Universidad Estatal de Georgia, que rastrea a las mujeres yihadistas, ella “era una defensora de la violencia extrema, especialmente contra los militares y soldados estadounidenses”.

Lamento

En una entrevista, el 19 de febrero con ABC News, Muthana dijo que ahora está avergonzada de esos mensajes y desearía poder retractarse. Ella dijo que siente remordimiento, tristeza y arrepentimiento, y suplicó regresar a casa.

“Espero que Estados Unidos no crea que soy una amenaza para ellos y espero que me acepten”, dijo a ABC.

Pero si finalmente regresa a Estados Unidos, puede que no sea en sus propios términos.

Hassan Shibly, jefe del Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses y representante de su familia, dijo que la familia entiende que Muthana puede ser enjuiciada, cree en el sistema legal y solo pide el debido proceso.

El Departamento de Justicia no hizo ningún comentario sobre si sería extraditada o procesada.

El portavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino, dijo el martes que no podía discutir su caso particular, pero dijo que para los miembros de ISIS en Siria, la política del Departamento, “en este sentido, sería repatriarlos, y eso es lo que pedimos que hagan todos los todos países”.

Cuando se le preguntó si los miembros de ISIS podrían ser enviados al centro de detención en bahía de Guantánamo, Palladino dijo: “El Gobierno de Estados Unidos está considerando varias opciones alternativas de disposición para combatientes terroristas extranjeros que no pueden ser repatriados”.

Huyó a un refugio kurdo

Según Muthana, escapó de ISIS hace unas semanas y se dirigió al área kurda en el norte de Siria, donde ahora se encuentra en un campamento para desplazados con su hijo de 18 meses. En su nota, habló del futuro de su hijo.

“En mis momentos tranquilos, entre bombardeos, hambre, frío y miedo, miraba a mi hermoso niño y sabía que yo no pertenecía aquí, y él tampoco”, escribió.

Solo ahora “comprende realmente cuán importantes son las libertades que tenemos en Estados Unidos”.

Pero Hughes, el investigador, tiene palabras de advertencia.

“No pongamos un color rosado en lo que ella hizo”, dijo. “Se unió a una organización terrorista extranjera”.

— David Shortell de la CNN contribuyó con este informe.