CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
ISIS

El padre de Hoda Muthana, la estadounidense que se unió a ISIS y ahora quiere volver a su país, demanda al Gobierno de Trump

Por Kate Sullivan

(CNN) — El padre de la mujer de Alabama que se unió a ISIS demandó al Gobierno de Estados Unidos por el asunto de su ciudadanía y busca su regreso.

Ahmed Ali Muthana presentó una demanda el jueves en una corte federal en Washington para evitar lo que él considera un “intento ilegal” de Estados Unidos de rescindir la ciudadanía de su hija.

A la edad de 19 años, Hoda Muthana, quien es de Hoover, Alabama, viajó a Siria para unirse a ISIS. Cinco años después, Muthana dice que lamenta lo que hizo y quiere regresar a Estados Unidos.

El presidente Donald Trump tuiteó el miércoles que ordenó al secretario de Estado Mike Pompeo no permitir el regreso de Muthana al país. Pompeo declaró el mismo día, en un comunicado, que Muthana “no es ciudadana estadounidense y no será admitida en Estados Unidos. No tiene base legal, pasaporte estadounidense válido, pasaporte ni visa para viajar a Estados Unidos”.

La demanda interpuesta por su padre “busca medidas cautelares que impidan que el gobierno estadounidense despoje incondicionalmente a Muthana y su hijo de sus derechos como ciudadanos estadounidenses”, según el documento judicial presentado el jueves. Él solicita al tribunal que “determine que el Gobierno de Estados Unidos tiene la obligación de ayudar al retorno de sus ciudadanos de las áreas de conflicto armado”. La demanda fue presentada contra Trump, Pompeo y el secretario de Justica William Barr.

Si regresa a Estados Unidos, Muthana “está preparada y dispuesta a rendirse ante cualquier cargo que el Departamento de Justicia de Estados Unidos considere apropiado y necesario”, según la demanda.

En una declaración escrita a mano proporcionada a CNN por un representante de la familia, Muthana escribió que cuando se fue a Siria era una “joven ingenua, enojada y arrogante”.

Hoda Muthana y su hijo.

“Me resulta difícil expresarme correctamente para decir que lamento mis anteriores palabras, cualquier dolor que causé a mi familia y cualquier preocupación que haya causado a mi país”, dice la declaración.

“Durante mis años en Siria, pude ver y experimentar una forma de vida y los terribles efectos de la guerra que me cambiaron. Ver de cerca el derramamiento de sangre me cambió. La maternidad me cambió. Ver morir a amigos, niños y al hombre con el que me casé me cambió”, escribió Muthana.

El padre de Muthana es representado por abogados del Centro de Derecho Constitucional para Musulmanes en Estados Unidos, que emitió un comunicado el jueves que dice: “El centro ha aceptado al señor Muthana como cliente debido a los importantes asuntos constitucionales involucrados, que tienen gran impacto mucho más allá de lo relacionado con la señora Muthana y su hijo”.

“La ciudadanía es un derecho fundamental en virtud de la Constitución, y una vez reconocido no debe ser revocado unilateralmente por un tuit, sin importar cuán atroz sea la conducta involucrada”.

David Shortell, Michelle Kosinski y Katelyn Polantz de CNN contribuyeron con este informe.