CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Vaticano

Importante cardenal católico admite que la Iglesia destruyó documentos sobre abuso sexual por parte del clero

Por Daniel Burke, Rosa Flores

Roma (CNN) — En una notoria admisión, el cardenal alemán Reinhard Marx dijo el sábado que los documentos que podrían haber contenido pruebas de abuso sexual por parte del clero en la Iglesia católica fueron destruidos o nunca elaborados.

“Los archivos que podrían haber documentado los hechos terribles y nombrado a los responsables se destruyeron o ni siquiera se crearon”, dijo Marx, el arzobispo de Munich y presidente de la Conferencia de Obispos Alemanes.

“Los procedimientos y procesos estipulados para los delitos de enjuiciamiento no se cumplieron deliberadamente”, agregó, “sino que fueron cancelados y anulados”.

“Tales prácticas estándar dejarán en claro que no es la transparencia lo que daña a la Iglesia, sino los actos de abuso cometidos, la falta de transparencia o el posterior encubrimiento”.

La admisión de Marx llegó el tercer día de una histórica cumbre del Vaticano centrada en combatir el abuso sexual del clero. El tema del día fue la transparencia, que Marx dijo podría ayudar a abordar el abuso de poder.

Como miembro del círculo de consejeros del papa Francisco, Marx es uno de los hombres más poderosos de la Iglesia católica.

La cumbre de cuatro días de 190 líderes católicos, incluidos 114 obispos de todo el mundo, concluirá el domingo con un discurso del papa Francisco. El jueves, al comienzo de la cumbre sin precedentes, Francisco instó a los obispos a tomar “medidas concretas” para combatir el escándalo de abuso del clero.

En una conferencia de prensa más tarde el sábado, Marx dijo que la información sobre la destrucción de archivos provino de un estudio encargado por obispos alemanes en 2014. El estudio fue “científico” y no mencionó a los líderes de las iglesias ni a las diócesis en Alemania que destruyeron los archivos.

“El estudio indica que algunos documentos fueron manipulados o no contenían lo que deberían haber contenido”, dijo Marx. “El hecho en sí mismo no puede ser negado”.

Marx dijo que duda que la destrucción de los archivos relacionados con el abuso sexual del clero se limitara a una sola diócesis.

“Supongo que Alemania no es un caso aislado”.

El informe encargado por los obispos alemanes también reveló que “al menos” 3.677 casos de abuso sexual infantil por parte del clero alemán ocurrieron entre 1946 y 2014.

Lauren Said-Moorhouse y Livvy Doherty de CNN contribuyeron a esta noticia