CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Premios Oscar

Premios Oscar: ‘Green Book’ gana en una noche marcada por la inclusión e históricas primeras veces

Por Brian Lowry

(CNN) — “Green Book” ganó el premio a mejor película en los Oscar, en lo que fue la última vuelta de tuerca en una noche de primeras veces históricas, llena de suspenso hasta el premio final.

A pesar de las controversias que rodearon a la película, y de muchas críticas abiertas, el drama de época sobre las relaciones raciales en la década de 1960 se sintió como una opción más convencional que sus dos principales rivales, las cuales tuvieron que superar obstáculos clave: “Black Panther” habría sido la primera película de superhéroes en obtener tal reconocimiento, mientras que “Roma” no solo habría sido la primera ganadora no hablada en inglés , sino que probablemente se vio obstaculizada por aquellos que aún ven a su distribuidor, Netflix, como un advenedizo en el mundo del cine.

Alfonso Cuarón y sus tres premios Oscar de la noche. (Photo by Kevork Djansezian/Getty Images)

Los Oscar compensaron una ceremonia sin anfitrión con una noche de novedades, avanzando rápidamente a través de las categorías en un esfuerzo concertado para acortar el tiempo de ejecución, en medio de una noche marcada por una mayor inclusión y que repartió los premios entre los nominados.

Los votantes rindieron honores a varios éxitos de taquilla, entre ellos “Black Panther”, que obtuvo varios premios técnicos; y “Bohemian Rhapsody”, la biografía de Queen y el líder de la banda, Freddie Mercury, ganó cuatro premios — la mayor ganancia para cualquiera de las películas nominadas –, entre ellos el primero para Rami Malek por su protagónico.

Rami Malek

La naturaleza ecléctica de los ganadores, incluidas varias sorpresas, parecía ser indicativa de lo que ya se anticipaba como una de las carreras más abiertas en años, dada la falta de consenso entre los premios de los gremios previos al evento del domingo.

Quizás ninguna sorpresa fue más grande que en el rubro de mejor actriz, ya que Olivia Colman, de “The Favourite”, venció a la nominada en siete ocasiones Glenn Close, quien durante la temporada de premios obtuvo suficientes victorias como para ser considerada la supuesta favorita. (Colman, en un discurso emocional, prácticamente se disculpó con Close por haber ganado).

Olivia Colman

En cuanto a la política, un tema recurrente involucró las políticas de inmigración del gobierno de Trump, incluida una broma inicial de Maya Rudolph quien dijo que entre las cosas que no ocurrirían durante la transmisión, “México no pagaría por el muro”. Por su parte, Malek habló de ser un estadounidense de primera generación, hijo de inmigrantes egipcios.

Sin embargo, la réplica más abierta y contundente fue la de Spike Lee, ganador del premio a mejor guión adaptado por su película “BlacKkKlansman”, quien apuntó a las elecciones de 2020 e instó a las personas a “estar del lado correcto de la historia. ¡Hagamos lo correcto!”. El congresista e ícono de los derechos civiles John Lewis también recibió una ovación prolongada al presentar “Green Book”.

Spike Lee salta a los brazos del actor Samuel L. Jackson tras ganar el premio a mejor guión adaptado.

“Black Panther” de Marvel parecía una fuerte contendiente al reclamar un par de premios tempraneros y hacer historia en el proceso: Ruth E. Carter y Hannah Beachler fueron las primeras mujeres negras en ganar por mejor diseño de vestuario y mejor diseño de producción, respectivamente. La película también fue premiada por su música original.

“Roma” no se fue con las manos vacías, al ganar como mejor película de habla no inglesa. Su director, Alfonso Cuarón, fue premiado por dirección y cinematografía por el drama de época en blanco y negro, una mirada profundamente personal hacia las mujeres que lo criaron.

Esta es la quinta vez que un director mexicano gana el premio de mejor director en los últimos seis años, una racha que incluye la anterior victoria de Cuarón por “Gravity” en 2014.

Guillermo Del Toro, quien entregó la estatuilla a Cuarón, fue el vencedor el año pasado “The Shape of Water”. El tercer integrante de los “Three Amigos”, como se les conoce con cariño, es Alejandro G. Iñárritu, ganador por “Birdman” y “The Revenant”.

Mahershala Ali

Mahershala Ali recibió su segundo Oscar en tres años por “Green Book” y la película también ganó por mejor guión original, a pesar de controversias separadas relacionadas con su director y escritor.

Con su premio anterior por “Moonlight”, Ali se convierte en el segundo actor negro con múltiples premios Oscar, uniéndose a Denzel Washington.

Una Regina King en lágrimas se llevó el primer premio de la noche, el de mejor actriz de reparto, por “If Beale Street Could Talk”, la adaptación del director Barry Jenkins de la novela de James Baldwin.

Regina King

Más allá de “Black Panther”, Marvel destacó por “Spider-Man: Into the Spider-Verse” como mejor película animada. El lanzamiento de Sony superó a un par de secuelas de Disney, “Ralph Breaks the Internet” e “Incredibles 2”.

“Free Solo”, un exitoso documental sobre el escalador Alex Honnold, ganó en la categoría de documental, en la que también competía la biografía de Ruth Bader Ginsburg, “RBG”.

Las otras victorias de “Bohemian Rhapsody” llegaron tanto en las categorías de sonido como en la de edición. Ninguno de los ganadores de “Rhapsody” agradeció al director, Bryan Singer, quien fue acusado de abuso sexual en enero, acusaciones que el cineasta ha negado.

En una de las victorias más esperadas, el equipo que transformó a Christian Bale en el ex vicepresidente de Estados Unidos Dick Cheney ganó en maquillaje / peluquería por “Vice”. La categoría de efectos visuales, sin embargo, fue una sorpresa, ya que el premio fue para “First Man”, el drama del aterrizaje lunar acerca de Neil Armstrong.

Lady Gaga y Bradley Cooper cantan el tema ‘Shallow’ de la película ‘A Star Is Born’.

A falta de un anfitrión, los productores se apoyaron en la música y la comedia para amenizar la velada, incluido un dúo de “A Star is Born” de Bradley Cooper y Lady Gaga — que luego fue la ganadora de la mejor canción –, lo que provocó una gran ovación de la multitud de Hollywood.

Rudolph, Tina Fey y Amy Poehler abrieron la transmisión del domingo, después de la presentación de Queen con Adam Lambert entonando los temas “We Will Rock You” y “We Are the Champions”. Los alumnos de “Saturday Night Live” se burlaron del desorden acumulado de los premios este año.

Maya Rudolf, Tina Fey y Amy Poehler

Una gran cantidad de drama rodeó la preparación para los Oscar de este año, incluso antes de llegar al apretado final en la categoría de mejor película.

Los participantes reflejaron la gama de una industria cinematográfica en evolución, con “Roma” representando la llegada de Netflix a las películas, después del impacto del servicio en el negocio de la televisión.

Por el otro lado, “Black Panther” representó a los éxitos de taquilla en los que ahora se basan los estudios, al ser la tercera publicación más taquillera en Estados Unidos de todos los tiempos con US$ 700 millones, casi duplicando ese total en todo el mundo.

Varias nominaciones individuales registraron avances para las mujeres y las personas negras, solo unos años después de que la falta de diversidad entre las categorías de actores hiciera surgir en redes la etiqueta #OscarsSoWhite (Oscar muy blanco).

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas sufrió una serie de tropiezos antes de la transmisión, comenzando con la propuesta de introducir una categoría de “película popular”. Esa idea se desbarató rápidamente, al igual que un plan posterior para mover cuatro premios a los recesos comerciales para ayudar a agilizar la ceremonia, lo que provocó una rebelión de los miembros de la Academia.

En el medio, Kevin Hart fue elegido como anfitrión de los premios, antes de que el resurgimiento de unas publicaciones homofóbicas en las redes sociales hiciera que el cómico se retirara. Después de un período de confusión, finalmente se confirmó que los premios se llevarían a cabo sin un anfitrión, la primera vez que esto sucedía en 30 años.

Gran parte del tumulto que rodeó a la edición 91 de los Premios Oscar se remonta a la ceremonia del año pasado, y más específicamente, a un precipitado descenso del número de televidentes, que cayó a un mínimo histórico. Acortar la ceremonia a tres horas, o cerca de ello, ha sido una de las soluciones que la red anfitriona ABC ha recomendado como un medio para detener el sangrado desde el punto de vista de Nielsen.