CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Corea del Norte

Corea del Norte

Donald Trump cree en la afirmación de Kim Jong Un de que no estaba al tanto de la condición de Otto Warmbier

Por Jeremy Diamond

Hanoi, Vietnam (CNN) — El presidente de Estados Unidos Donald Trump dijo el jueves que no responsabiliza al dictador norcoreano, Kim Jong Un, por la muerte de Otto Warmbier luego de que Kim negó conocer el maltrato al estudiante estadounidense en su país.

“Se sintió mal por eso. Se sintió muy mal”, dijo Trump en una conferencia de prensa después de su segunda cumbre con Kim, y dijo que discutieron el asunto en privado. “Me dice que no lo sabía y creeré en su palabra”.

La exembajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikky Haley, dijo este jueves en Twitter que los estadounidenses “conocen la crueldad con la que fue tratado Otto Warmbier por el régimen norcoreano”.

El mensaje de Haley llega después de que el presidente Trump dijera que no responsabiliza del hecho al dictador Kim Jong Un. “Nuestros corazones están con la familia Warmbier por su fortaleza y coraje. Nunca olvidaremos a Otto”, tuiteó Haley.

Corea del Norte liberó a Warmbier, un estudiante estadounidense, en junio de 2017, luego de más de un año de prisión, y lo devolvió a Estados Unidos en estado de coma. Warmbier murió días después de regresar a Estados Unidos y los funcionarios de ese país culparon rápidamente a Corea del Norte por el daño cerebral que sufrió y que lo llevó a su muerte.

En ese entonces tanto Trump como la familia Warmbier culparon a Corea del Norte por la muerte del estadounidense, pero Corea del Norte negó haberlo torturado.

Este es el más reciente caso en el que Trump cree en la palabra de un líder autocrático al pie de la letra y el comentario de Trump ignoró el estricto control que Kim mantiene sobre los asuntos internos de su país como su líder supremo, asuntos particularmente delicados como el encarcelamiento de un ciudadano estadounidense.

Trump pareció quitarle a Kim cualquier responsabilidad en el asunto, incluso cuando reconoció que las prisiones norcoreanas, una faceta nefasta del mando represivo de Kim, son “duras”.

Trump dijo que creía en la negación de Kim en parte porque a Kim no le interesaría que Warmbier terminara en coma como lo hizo durante su encarcelamiento en Corea del Norte.

“No creo que el liderazgo superior supiera esto”, agregó Trump. “No creo que él (Kim) hubiera permitido que eso sucediera”.

Trump ha evitado en gran medida el tema del atroz historial de derechos humanos de Corea del Norte, ya que ha intentado convencer a Kim para que abandone sus armas nucleares, y los comentarios que hizo Trump este jueves se ajustan a un patrón de Trump de pasar por encima de esos abusos a favor de fortalecer su relación uno a uno con Kim.

Cuando un periodista intentó preguntarle a Kim el jueves si estaba discutiendo el historial de derechos humanos de su país, Trump intervino y simplemente dijo: “Estamos discutiendo todo”.