CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

La impactante imagen de Michael Cohen del mundo de Trump, parecido a una mafia

Por Stephen Collinson

(CNN) — La lucha de Michael Cohen para redimirse llevó a los estadounidenses al mundo de Donald Trump, parecido a una mafia. El ex abogado personal del presidente pintó una imagen cruel e indecorosa, impactante incluso con los sentidos de la nación que están adormecidos por años de controversia inducida por Trump.

En un día teatral de testimonios en el Congreso, que se convertirá en un momento icónico de la presidencia de Trump, Cohen, que está a punto de ir a prisión, se enfrentó a su excliente mientras el mundo observaba

Dio argumentos para decir que, después de pasar una década en el mundo de Trump, conocía al presidente mejor que nadie, con lo que buscaba proporcionar un contexto para la ola de investigaciones y denuncias de delitos y crímenes que rodeaban al presidente.

MIRA: 8 conclusiones sobre la audiencia de Michael Cohen

Trazó un retrato impresionante de la organización y conducta de Trump en lo que se convirtió en una acusación extraordinaria y sin precedentes de todo un día sobre el carácter de un presidente en ejercicio.

Fue bien la traición de un mentiroso probado que está inventando cuentos para salvarse a sí mismo o el acto valiente de un héroe improbable que se levanta sobre su pasado sucio para brindar un servicio nacional, dependiendo de en qué lado de la sala de la comisión estaban sentados los legisladores.

De acuerdo con Cohen, el imperio de Trump estaba inundado de actividad que necesitaba un reparador. Cohen le dijo a la Comisión de Supervisión de la Cámara que ahora lamenta amargamente haber tomado ese papel de reparador a ciegas, lo que finalmente lo privará de su libertad.

“Mi lealtad al Sr. Trump me ha costado todo”, dijo Cohen, en un mensaje aparente a su exempleador que probablemente estaba observando al otro lado del planeta, durante su visita a Hanoi, Vietnam.

Trump, por su parte, respondió una sola pregunta sobre Cohen después de su cumbre con el dictador norcoreano Kim Jong Un, criticando a los demócratas por celebrar una audiencia y llamar mentiroso a su ex abogado.

“Él mintió mucho”, dijo Trump. “Él mintió sobre tantas cosas diferentes”.

MIRA: Emilio Viano reacciona a las declaraciones de Cohen sobre el comportamiento de Trump

En el mundo de Trump, el jefe sabía todo lo que sucedía, según Cohen. Seguidores como Cohen llegaron a saber como por ósmosis lo que el gran hombre quería. Su moneda eran las amenazas. Y se pagaba a los tabloides para evitar las malas noticias, incluso si no eran ciertas, para evitar que mancharan la imagen personal de Trump.

Había una ley de la jungla de Trump que todos comprendieron, incluyendo a Cohen, en sus años como la mano derecha del titán de Trump Tower.

“El trabajo de todos en la Organización Trump es proteger al Sr. Trump”, dijo.

Noticias siniestras para Trump

La audiencia del miércoles, que se desarrolló en medio de escenas ferozmente partidistas, contenía revelaciones que insinuaban una exposición legal futura y más profunda para el presidente. En particular, Cohen mostró como evidencia un cheque personal por 35.000 dólares que Trump firmó mientras estaba en el cargo que parece mostrar que el presidente le reembolsó los pagos ocultos que hizo a las mujeres que decían haber tenido aventuras con el entonces candidato del Partido Republicano.

Cohen ya admitió haber pagado a las mujeres en lo que constituye una infracción a la ley de financiamiento de campañas. Si se prueba que Trump, quien ha negado haber tenidos aventuras con las mujeres, sabía que estaba infringiendo la ley, el presidente podría estar en serios problemas, incluso después de dejar el cargo.

MIRA: Cohen testifica sobre la presunta participación de Trump en pagos secretos a mujeres; Cummings dice que” parece” que Trump cometió un crimen

Cohen, un antiguo confidente convertido en acusador, también reveló que los fiscales en Nueva York estaban investigando a la organización de Trump por presunta ilegalidad en un caso no publicado anteriormente, lo que subraya la posibilidad de que la mayor amenaza para el presidente pueda provenir no del fiscal especial Robert Mueller, pero Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York.

“Creo que es una mala noticia para el presidente”, dijo el ex fiscal de distrito del sur, Elie Honig, en CNN.

Cohen también afirmó que había escuchado por casualidad una llamada en la que el asesor político de Trump, Roger Stone, le dijo al nominado al entonces Partido Republicano en 2016 que WikiLeaks iba a enviar un “tesoro” de correos electrónicos que podrían dañar a Hillary Clinton.

Trump a Cohen: "Tienes que mentir para salir adelante"

Y dijo que Trump sabía de antemano acerca de una reunión de 2016 entre un abogado ruso y su equipo de campaña diseñado para entregar “chismes” sobre Clinton.

Ya que Trump le dijo a Mueller en respuestas juradas por escrito que ninguna de esas declaraciones era cierta, podría estar en peligro legal y político si Cohen o los fiscales pueden corroborar las afirmaciones de Cohen.

No todo es malo para el presidente

La aparición de Cohen ofreció una ventana a partes de la investigación de Rusia que la investigación del fiscal especial aún no ha proporcionado. Pero el testimonio también arrojó dudas sobre algunos informes que habían sugerido que Trump tendría vulnerabilidad.

Por ejemplo, Cohen declaró que nunca había estado en la República Checa, potencialmente derribando una de las acusaciones en el Expediente Steele, un documento de datos de inteligencia en bruto que pretendían demostrar que Trump estaba comprometido por Rusia.

También dijo que no creía que existiera el comentado video de Trump golpeando a su esposa, Melania, en un ascensor. Y dijo que, en cualquier caso, el presidente nunca haría tal cosa.

Cohen pudo haber empañado su propia credibilidad cuando insistió en que nunca quiso un trabajo en la Casa Blanca de Trump. Varios informes de CNN y otros medios sugieren que no estaba diciendo la verdad.

MIRA: Lo que el presidente Donald Trump tuiteó durante la audiencia de Michael Cohen en el Congreso

“Veo aquí que un tipo que trabajó durante 10 años está destrozando al tipo para el que trabajó durante 10 años, y que no consiguió un trabajo en la Casa Blanca, y ahora se está comportando como todos los demás que fueron despedidos o no obtuvieron el trabajo que deseaban”, le dijo a Cohen el representante Jim Jordan, un republicano de Ohio que es un aliado clave de Trump.

No quedó inmediatamente claro si la audiencia de Cohen reforzaría los argumentos de los demócratas que ya están a favor del juicio político, ya que no tenía evidencia de colusión entre los asesores de Trump y Rusia.

Y esa omisión les dio a los republicanos una apertura política.

“Los demócratas de la Cámara de Representantes y Michael Cohen organizaron un circo lleno de mentiras y acusaciones no corroboradas”, dijo la presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel.

‘Me avergüenzo’

Pero si se le debe creer a Cohen, el comportamiento malvado, corrupto e incluso inmoral era endémico en el círculo íntimo de Trump antes y durante su candidatura a la presidencia en 2016.

“Me avergüenzo porque sé lo que es el Sr. Trump. Es un racista. Es un estafador. Es un tramposo”, dijo Cohen en su declaración.

En un intercambio sorprendente con la representante demócrata Jackie Speier de California, Cohen dijo que Trump le había ordenado que amenazara a la gente probablemente 500 veces.

MIRA: Michael Cohen sobre Trump: Es racista, estafador y tramposo

Según su testimonio, mentir era tan fácil como respirar.

“Todos los días, cuando la mayoría de nosotros llegábamos … íbamos a mentirle por algo. Y eso se convirtió en la norma, y eso es exactamente lo que está sucediendo ahora en este país”, dijo Cohen.

Cohen se quejó de que Trump ahora lo llama “rata”, y describió una atmósfera de malicia opresiva en la que las instrucciones de Trump eran tan obvias que no era necesario explicarlas.

“No te dice lo que quiere”, dijo Cohen, cuando se le preguntó si Trump lo había entrenado para mentirle al Congreso en una comparecencia anterior, uno de los delitos por los cuales comenzará una condena de tres años en mayo.

“Sé lo que quiere decir porque he estado cerca de él durante mucho tiempo”, dijo Cohen, y dijo que Trump creó una “línea par repetir” de que todos a su alrededor deben rechazar cualquier acusación de colusión con Rusia. También dijo que los abogados del presidente habían revisado y editado el testimonio en cuestión, otro cargo grave.

El representante demócrata Gerry Connolly de Virginia se convirtió en la más reciente figura de Washington en hacer una comparación con la mafia al describir los eventos en el círculo íntimo de Trump, defendiendo a Cohen de los ataques del Partido Republicano.

“Este Congreso históricamente ha confiado en todo tipo de figuras sombrías que se han arrepentido”, dijo Connolly. “Uno de los más famosos condujo a la decapitación de las familias del crimen organizado en Estados Unidos: Joe Valachi”.

“Fue un testigo, y cometió crímenes mucho peores de crímenes por los usted fue condenado”, dijo Connolly, señalando directamente a Cohen mientras hacía referencia a las audiencias del Congreso de los sesenta que cerraron las actividades de la mafia.

MIRA: El duro testimonio de Michael Cohen sobre su exjefe retumbó en el Congreso de EE.UU.

Preet Bharara, ex fiscal del Distrito Sur de Nueva York y analista legal de CNN, dijo que las afirmaciones de Cohen de que Trump daba instrucciones aparentemente veladas eran “el tipo de cosas que se ven en los casos de la mafia”.

“Es el tipo de cosas que se ven en entornos en los que las personas hacen cosas malas, pero no quieren expuestos ni que quede registrado que le pidieron a alguien que haga algo malo. Sucede todo el tiempo”, dijo Bharara en “The Situation Room” de CNN.

Cohen también declaró que todo provenía de las altas esferas de la Organización Trump, cuando afirmaba que el presidente había inflado o desinflado durante mucho tiempo las cifras sobre los activos de su compañía, por ejemplo, para hacer afirmaciones extravagantes sobre su riqueza, para obtener préstamos bancarios o para reclamar seguros.

“Todo se hizo con el conocimiento y bajo la dirección del Sr. Trump”, dijo Cohen. Su comentario podría socavar las negaciones de Trump de que había sabido algo acerca de las muchas reuniones entre sus asesores y los rusos.

Dado que es probable que Cohen haya dicho todo y más de lo que dijo el miércoles a Mueller y a otros fiscales con los que ha estado cooperando, la exposición de Trump podría ser grave.

Y las afirmaciones de los republicanos de que no se puede confiar en Cohen se vieron socavadas en parte por el hecho de que si se demuestra que mintió en la audiencia del miércoles, se arriesga a que se le agregue tiempo a su sentencia.

Después de la audiencia, Elijah Cummings, el presidente de la Comisión de supervisión, que ya se veía cansado, pronunció un veredicto que puede augurar un momento fatídico en la historia de Estados Unidos cuando se le preguntó si Trump pudo haber cometido un delito en el cargo.

“Parece que lo hizo”, dijo el demócrata de Maryland.