CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Clima

Una mujer quedó atrapada en un auto enterrado bajo la nieve hasta que un conductor de quitanieves la encontró por casualidad

Por Amanda Jackson

(CNN) — Era un día normal para un conductor de quitanieves en California, hasta que chocó contra un automóvil enterrado en la nieve. Luego, su día se convirtió en una misión de rescate.

El 17 de febrero, el conductor estaba despejando los caminos cubiertos de nieve de South Lake Tahoe cuando chocó contra la parte trasera de un automóvil que estaba estacionado ilegalmente en la calle. El conductor contactó a la policía para iniciar el proceso de retirar el vehículo del camino, pero cuando la policía y el conductor empezaron a desenterrar el automóvil, para su sorpresa, una mujer sacó la mano por la ventanilla del auto para pedir ayuda.

Dijo que había estado allí entre cuatro y cinco horas, pero la cantidad de nieve que cubría su auto hizo que los funcionarios pensaran que ella posiblemente estuvo más tiempo ahí.

El conductor del quitanieve encontró el auto cuando chocó con la parte trasera de este.

“Estar dentro de un automóvil enterrado, o arrancar un automóvil enterrado en la nieve, podría tener consecuencias mortales”, dijo Chris Fiore, gerente de comunicaciones de la ciudad de South Lake Tahoe. “Si no hubiéramos llegado hasta ella, me temo que esta historia tendría un final muy diferente”.

Tomó un tiempo desenterrarla, pero la mujer de 48 años pudo salir ilesa.

Funcionarios de la ciudad dieron a conocer el incidente el martes para advertir a los residentes sobre estacionarse en zonas prohibidas, especialmente mientras la zona se prepara para otra tormenta de invierno.

“Uno de los mayores problemas que hemos tenido este invierno son los autos estacionados en zonas prohibidas”, dijo Ray Jarvis, director de obras públicas, en un comunicado. “No solo retrasan el proceso de remoción de nieve, son peligrosos para todos los involucrados”.