CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Los pasajeros tienen pocas opciones si no quieren volar en un avión 737 MAX 8

Por Ellie Kaufman

(CNN) — Los pasajeros no tienen muchas opciones si reservan vuelos en Estados Unidos y se enteran de que estarán en el mismo modelo de avión, el 737 MAX 8, que se estrelló en Etiopía el fin de semana.

Si bien los pasajeros siempre pueden optar por no subirse a un avión si se sienten inseguros, las dos principales aerolíneas de Estados Unidos que tienen aviones 737 MAX 8 no están dejando esos aviones en tierra ni han cambiado sus políticas estándar de cancelación, cambio o reembolso de vuelos.

Un vuelo de Ethiopian Airlines que viajaba de Addis Abeba a Nairobi, Kenya, se estrelló el domingo por la mañana y mató a las 157 personas a bordo, según la aerolínea. El vuelo se realizó en un avión 737 MAX 8 producido por Boeing, una compañía estadounidense. Este es el segundo accidente fatal de un 737 MAX 8 en los últimos seis meses.

Después del desplome del domingo, los pasajeros que reservaron en Southwest y American Airlines, ambas compañías con sede en Estados Unidos que operan ese modelo de Boeing, comenzaron a hacer preguntas en Twitter sobre la seguridad de sus próximos vuelos.

El portavoz de Southwest, Brian Parrish, dijo que estaban “despejando algunas dudas” de los clientes que preguntaban si su reserva era en aviones 737 MAX 8. Dijo que estaban contestándoles a los clientes individualmente y que “siguen confiando en la seguridad y la aeronavegabilidad de nuestra flota de más de 750 aviones Boeing”.

American Airlines dijo que continúa “colaborando con la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) y otras autoridades reguladoras” y que “tienen plena confianza en la aeronave y en los miembros de nuestra tripulación, que son los mejores y los más experimentados de la industria”.

Mientras que algunas aerolíneas internacionales y gobiernos dejaron en tierra sus aviones 737 MAX 8, un día después del accidente las aerolíneas estadounidenses, la Administración Federal de Aviación y Boeing no lo habían hecho. Ethiopian Airlines y Cayman Airways aterrizaron los aviones de ese modelo que estaban operando. China e Indonesia dejaron en tierra los aviones 737 MAX 8 que estaban en operación en ambos países.

La FAA emitió una notificación de aeronavegabilidad el lunes, diciendo que ordenaría “cambios de diseño” en el Boeing 737 MAX 8 y 9 “a más tardar en abril de 2019.” Los cambios serán “mejoras en el sistema de control de vuelo”. El aviso reconoció que los investigadores aún no habían determinado la causa del accidente de Ethiopian Airlines o si fue la misma causa del accidente anterior, en octubre del año pasado. La FAA dice que tiene un equipo en terreno en Etiopía “recolectando datos”.

Boeing emitió un comunicado el lunes que describía la actualización del software: “Durante los últimos meses y después del Vuelo 610 de Lion Air, Boeing ha desarrollado una mejora de software de control de vuelo para el 737 MAX, diseñada para hacer que un avión ya seguro sea aún más seguro… Boeing ha estado trabajando estrechamente con la FAA en el desarrollo, planificación y certificación de la mejora del software, y se implementará en la flota de 737 MAX en las próximas semanas. La actualización también incorpora los comentarios recibidos de nuestros clientes… Es importante tener en cuenta que la FAA no está ordenando ninguna otra acción en este momento”.

Charlie Miller, vicepresidente de comunicaciones de Boeing, emitió un comunicado más temprano el lunes diciendo que el fabricante de aviones no planea dictar nuevas directrices “en este momento”, y señaló que “la investigación se encuentra en sus etapas iniciales”.

“Hemos involucrado a nuestros clientes y reguladores en las inquietudes que puedan tener, y los remitiremos con ellos para discutir sus operaciones y decisiones”, dice el comunicado. “La seguridad es nuestra prioridad número uno y estamos tomando todas las medidas para comprender completamente todos los aspectos de este accidente, trabajando de cerca con el equipo investigador y todas las autoridades reguladoras involucradas. La investigación se encuentra en sus etapas iniciales, pero en este punto, se basa en la información disponible, no tenemos ninguna base para dictar nuevas directrices a los operadores”.

Según la FAA, hay alrededor de 350 Boeing 737 MAX 8 en operación en todo el mundo, con 54 operadores.

Los pasajeros pueden buscar el modelo de avión en el que vuelan para cualquier vuelo. A menudo aparece en las tarjetas de embarque, o los pasajeros pueden llamar y preguntarle a la aerolínea.

Si ven que volarían en un 737 MAX 8 y eligen no tomar ese vuelo porque se sienten inseguros, tanto American Airlines como Southwest Airlines dijeron que se aplicarían las políticas estándar de cambio de vuelo.

En American Airlines, a cada pasajero se le cobra una tarifa adicional si realiza un cambio en el vuelo.

En Southwest Airlines, los pasajeros pueden cambiar sus vuelos sin ningún costo y solo pagan la diferencia en la tarifa.

Legalmente, los pasajeros no tienen muchos recursos cuando se trata de cambiar los vuelos sin costo o de obtener reembolsos completos. Las regulaciones de la FAA dicen que las aerolíneas pueden cambiar los aviones “jet por jet”, lo que significa que si es la misma clase de avión y cambian el modelo específico en el último minuto, no están obligados a proporcionar ningún tipo de reembolso, de acuerdo con la abogada de aviación, analista de transporte de CNN y ex inspectora general del Departamento de Transporte de Estados Unidos, Mary Schiavo.

“La aerolínea tiene el derecho de reemplazar los equipos”, dijo Schiavo. “Si uno reserva un 737 500, y descubre que es un 737 MAX, técnicamente ellos no tienen que cumplir con la solicitud. … Entonces, uno no tiene derecho a especificar que no va a viajar en un 737 MAX”.

Schiavo dijo que la única opción disponible para los pasajeros en este momento es preguntar al personal de la aerolínea si cambiarán el vuelo y serán indulgentes con sus políticas. “Uno tendría que sostener una discusión con el personal del mostrador o el personal de la puerta de embarque, que puede o no ser comprensivo”, dijo.

La causa del accidente del domingo por lo pronto se desconoce, pero las autoridades etíopes y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés) están investigando. La FAA y Boeing dijeron que están monitoreando de cerca la investigación del accidente de Ethiopian. La FAA dijo que planea unirse a la NTSB para ayudarles a las autoridades etíopes a investigar.

Si bien el accidente de Lion Air en octubre y el accidente de Ethiopian Airlines del domingo no están relacionados más allá del hecho de que ambos aviones eran del mismo modelo, el analista de seguridad en la aviación de CNN y ex inspector de seguridad de la FAA David Soucie dijo que no se subirá a un avión 737 MAX 8 porque los viajeros actualmente no tienen suficiente información.

Después del accidente de Lion Air cerca de Yakarta, Indonesia, Boeing emitió un comunicado y recomendó que todos los pilotos tomen entrenamiento para no cometer el mismo error cometido en la colisión, pero el entrenamiento no fue obligatorio.

“El entrenamiento que fue recomendado por Boeing después del accidente de Lion Air, no hay manera de que sepa si la aerolínea en la que estoy o el piloto que está volando tienen ese entrenamiento o no”, dijo Soucie. “Si hubiera una manera de saberlo, entonces definitivamente me subiría a ese avión”.

Gregory Wallace y Jim Sciutto de CNN contribuyeron en este informe.