CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Al galope

El Latino 2019: la Copa América de los caballos

Por Daniel Renjifo

(CNN Español) — El mejor caballo del continente tiene un temperamento especial. Su jinete, Jeremy Laprida, sabe cómo manejarlo en cada competencia; sin embargo, durante el derby chileno del pasado 3 de febrero, Ya Primo casi se queda fuera de la prueba.

“Después de la largada, saltó y casi choca en los fierros del partidor. Empezamos de cero”, recuerda Laprida. Sin embargo, Ya Primo se repuso de ese inconveniente y atropelló con fuerza para llevarse la carrera.

MIRA: Caballo chileno Ya Primo gana el Gran Premio Latinoamericano 2019

El domingo 10 de marzo, Ya Primo y Laprida repitieron la fórmula y se llevaron el Gran Premio Latinoamericano 2019. Ya Primo partió décimo y se mantuvo junto al pelotón durante toda la carrera. Comenzó a atropellar cuando faltaban 200 metros y sacó 3 cuerpos y medio de ventaja sobre sus rivales.

“El caballo no se desgastó, estuvo muy tranquilo y corrió cómodo toda la carrera”, explica Laprida.

Estos son los 2.000 metros más importantes de la hípica latina y la carrera más prestigiosa del continente. Los fondistas, como se le llama a los caballos que se sienten más distancias largas como el Latino, llegaron de 5 países, Perú, Uruguay, Brasil y Argentina, para medirse junto a los mejores corceles del continente.

“Es como la Copa América de los caballos”, comenta Gonzalo Ulloa, el legendario jinete que junto a Quick Casablanca ganaron el Latino en 2012 en el hipódromo de Palermo, en Buenos Aires, una hazaña que ninguna dupla chilena había logrado en este certamen.

Se inscribieron17 ejemplares. Tres de Perú y de Argentina, dos de Brasil, uno de Uruguay y siete chilenos, pero al final solo 15 corrieron. Cariblanco, de Chile, fue vendido a Europa en la semana de la carrera y Fitzgerald, de Uruguay, se lesionó al perder un par de herraduras de aluminio durante las prácticas previas a la competencia.

Fundado en 1869, en el Club Hípico de Santiago los caballos corren en el sentido de las manecillas del reloj, a semejanza de hipódromos europeos. “Para llevarse el Latino a casa hay una ventaja grande cuando el jinete conoce la pista”, comenta Luis Adrián Torres, ganador del Latino en 2014 y de más de 4.000 competencias en su carrera como jinete.

Ya Primo fue el favorito en las apuestas y en las graderías. Para Oscar Vargas, jefe de marketing y comunicaciones del Club Hípico de Santiago, “la hípica es el segundo deporte después del fútbol con mayor seguimiento en Chile”. Y agrega: “Por eso continuamos intentando atraer audiencias más jóvenes para que disfruten de esta actividad”.

El próximo año Ya Primo defenderá el título de mejor caballo de Sudamérica en el hipódromo de San Isidro en Argentina, en una actividad que continúa brillando por la estampa de sus purasangres.