CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

El presupuesto de Trump 2020 proyecta grandes déficits

Por Donna Borak

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, entregó el lunes un presupuesto para 2020 a la Cámara de Representantes controlada por los demócratas, que recorta el gasto en todos los ámbitos, pero aún no se proyecta que se equilibre durante 15 años, incluso con previsiones ambiciosas de crecimiento económico.

La propuesta presupuestaria de 4,7 billones de dólares está muerta a su llegada al Congreso, pero se presentará como una declaración de las prioridades del presidente, tanto para recortar como para gastar, y ya se ha convertido rápidamente en un pararrayo para la crítica demócrata.

Recién salido de la lucha fronteriza de Trump con el Congreso, su plan presupuestario exige que el Congreso gaste 8.600 millones más en un muro entre EE. UU. y México, propone recortes de gastos no relacionados con la defensa y pide un aumento continuo del gasto en defensa. El presidente también quiere que el Congreso reponga un fondo de construcción militar que planea hacer un operativo para construir el muro fronterizo después de que se declare una emergencia nacional.

MIRA: Cámara de Representantes aprueba resolución para anular la declaración de emergencia de Trump para el muro

Con la campaña de 2020 en el horizonte, el plan le da a Trump la oportunidad de promocionar su intento de financiar prioridades conservadoras y realizar profundos recortes en los programas de gastos domésticos que serían populares con su base política.

Junto con un aumento del 5% en los gastos de defensa, el plan contempla recortes de 2,7 billones de dólares en los gastos federales al reducir los presupuestos de una gran cantidad de departamentos y agencias federales, entre ellos la Agencia de Protección Ambiental, el Departamento de Educación y el Departamento de Estado, entre otros.

Aunque la propuesta le da a Trump la oportunidad de establecer sus prioridades políticas, también le genera críticas por vacilar en las promesas de campaña.

LEE: El fiscal general de California va por Trump y su muro

Trump hizo una promesa de campaña de 2016 para eliminar la deuda nacional mientras estaba en el cargo, pero la propuesta de presupuesto proyecta que la deuda nacional se incrementará a 31 billones en 10 años.

Y a pesar de la promesa de Trump de no tocar el Seguro Social o Medicare, su última propuesta de presupuesto reduciría los gastos de Medicare en 845.000 millones durante 10 años.

A grandes rasgos, pocos detalles

La implementación inicial carece de detalles sobre los programas individuales, que se espera que se entreguen a finales de este mes. Pero establece el escenario para que las prioridades del presidente se dirijan a su campaña de reelección, incluida la inmigración y la seguridad nacional.

En su propuesta, la Casa Blanca está pidiendo un recorte en el nivel general de gastos no relacionados con la defensa en 5% el próximo año por debajo de los límites de gastos federales actuales, una reducción de casi 30.000 millones de dólares. También aumentaría el gasto militar en un 5% a 750.000 millones de dólares, en comparación con los 716.000 millones de dólares.

MIRA: Con la declaración de emergencia nacional para el muro, Trump desafía todas las restricciones

La administración Trump está utilizando un fondo de contingencia de guerra como una maniobra para sortear el límite presupuestario de la defensa, que los legisladores ya han ridiculizado como un truco presupuestario.

Aunque el plan viene con un déficit incorporado de más de 22 billones de dólares, los funcionarios de la administración de Trump lo describieron como un “retorno a la salud fiscal” que no obstaculizará el crecimiento económico.

La propuesta del presidente expandiría el déficit del presupuesto federal a 1,1 billones de dólares en el próximo año fiscal, al tiempo que exigiría equilibrar el presupuesto para 2034 al suponer que la economía podrá crecer más rápido de lo que la mayoría de los economistas anticipan.

El último presupuesto apunta a equilibrar el presupuesto en 15 años, en lugar del tradicional periodo de 10 años. El gobierno responsabilizó al Congreso por ignorar los recortes propuestos el año pasado, lo que ha provocado un retraso en el momento en que se puede lograr el equilibrio.

LEE: Trump no está “feliz” con el acuerdo y evalúa opciones para construir el muro

En su pronóstico actualizado, la administración proyecta que la deuda de la nación se incrementará a más de 31 billones de dólares en la próxima década para 2029. Actualmente, cuenta con más de 22 billones de dólares.

“El presupuesto del presidente Trump toma pasos en la dirección correcta, pero todavía hay mucho trabajo por hacer”, dijo Steve Womack, un republicano de Arkansas que se sienta en la Comisión de Presupuesto de la Cámara.

La Casa Blanca pronosticó en su presupuesto que la economía crecerá a un promedio del 3% cada año durante la próxima década, incluido el 3,2% en 2019. También anticipa que la economía se desacelerará gradualmente al 3,1% en 2020, al 3% en 2021 y 2,8% en 2026.

Si bien es difícil predecir estos pronósticos, la cifra de la Casa Blanca está en desacuerdo con las proyecciones hechas por el Fondo Monetario Internacional. El FMI anticipa que el crecimiento de EE. UU. disminuirá a 2,5% este año y se suavizará aún más a 1,8% en 2020, a medida que se desvanezca el estímulo fiscal de los recortes de impuestos respaldados por los republicanos.

“No hay posibilidad”, dicen los demócratas

Los demócratas de la Cámara de Representantes ya han criticado la propuesta, diciendo que dejaría al país menos seguro y protegido. “El presupuesto del presidente Trump una vez más presenta una visión irresponsable y cínica para nuestro país, sin tener en cuenta su costo humano”, dijo en una declaración el demócrata de Kentucky John Yarmuth, presidente de la Comisión de Presupuestos de la Cámara de Representantes.

MIRA: Rozental: Difícil que Trump consiga fondos para muro

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de California, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, de Nueva York, dijeron el domingo que bloquearían los esfuerzos de Trump para obtener 8.600 millones de dólares para construir su muro.

“El presidente Trump lastimó a millones de estadounidenses y causó un caos generalizado cuando cerró imprudentemente al gobierno para tratar de obtener su costoso e ineficaz muro, que prometió que sería pagado por México”, dijeron en una declaración conjunta. “Esperamos que haya aprendido su lección”.

El lunes, Pelosi publicó una segunda declaración en la que se ridiculizaba el presupuesto tal como estaba escrito “para los intereses especiales y el 1% más rico“.

“Después de agregar 2 billones de dólares al déficit con la estafa de impuestos del Partido Republicano para los ricos, el presidente Trump quiere saquear hasta 2 billones de dólares de Medicare y Medicaid”, dijo. “Mientras demanda miles de millones más por su derrochador e ineficaz muro, el presidente Trump robará a los estudiantes y familias hambrientas, a las comunidades rurales y agricultores estadounidenses, al aire limpio y al agua limpia, y a las inversiones vitales que crean empleos en todo el país”.

Como en años anteriores, el plan de Trump también requiere 200 mil millones de dólares para gastos de infraestructura, con la administración de Trump abierta a trabajar con el Congreso para construir un paquete que pueda atraer el apoyo de los dos partidos.

LEE: Trump no está “feliz” con el acuerdo y evalúa opciones para construir el muro

La propuesta de presupuesto de Trump incluye fondos para la contratación en agencias federales, incluidas la Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. y la Oficina Ejecutiva del Departamento de Justicia para la Revisión de Inmigración, que ya han tenido problemas para llenar las vacantes. Eso incluye 314 millones de dólares para contratar 1.000 oficiales de policía de ICE adicionales.

El gobierno también le está solicitando al Congreso 40 mil millones de dólares para financiar el trabajo del Departamento de Estado sobre diplomacia internacional y ayuda en el año fiscal 2020, un ligero aumento con respecto a la solicitud del año pasado, pero en ningún lugar cerca de los profundos recortes realizados en 2017.

El énfasis de la administración Trump en la financiación El Pentágono sobre la diplomacia ha alarmado a los líderes militares retirados, quienes dijeron el domingo que restringir el presupuesto del Departamento de Estado socava la seguridad y el liderazgo de Estados Unidos.

“Los militares por sí solos no pueden mantener a salvo a nuestra nación”, dijeron más de una docena de excomandantes combatientes, incluidos los generales retirados David Petraeus y Anthony Zinni y el almirante retirado James Stavridis, en un comunicado que instaba al Congreso a proteger el financiamiento para el Departamento de Estado.

Priscilla Alvarez, Jeremy Diamond, Nicole Gaouette y Manu Raju, de CNN, contribuyeron a este informe.