CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Brexit

La guía del brexit para los no británicos, parte II

Por Doug Criss

Londres (CNN) — Hace unos años, y nuevamente el año pasado, publicamos una guía para entender el brexit, orientada a los no británicos.

Las cosas, sin embargo, todavía son muy complicadas y en los próximos días vas a escuchar muchísimo sobre el brexit.

Uno de los bloques más poderosos del mundo, la Unión Europea, está a punto de perder a uno de sus miembros más grandes: el Reino Unido. Y la fecha límite para esta desconexión está a solo unas semanas.

Por lo tanto, aquí está la Parte II de la guía sobre el brexit para los no británicos.

¿Qué es el brexit?

Gran Bretaña + exit (salida) = brexit. Es la idea (una vez impensable) de que los británicos abandonarán la Unión Europea. Pero en un resultado sorprendente, Reino Unido votó a favor de eso en un referéndum, en junio de 2016.

Desde entonces, ha habido conversaciones, disputas, señalamientos y amenazas, al igual que un divorcio típico.

Eso fue hace tres años. Pero ¿por qué seguimos hablando sobre esto?

Reino Unido saldrá de la Unión Europea el 29 de marzo, pero eso es lo único que está resuelto.

Durante meses y meses, Reino Unido y la Unión Europea han estado tratando de llegar a un acuerdo de divorcio. Pero resulta que desenredar un matrimonio de 45 años no es tan fácil como quienes promovieron el brexit afirmaron que sería. (Por un lado, nadie puede ponerse de acuerdo sobre qué hacer con el problema de la “frontera dura” de Irlanda. Pero de eso hablaremos más adelante).

Finalmente, después de más de dos años de discusiones, la primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, presentó un borrador de acuerdo (un documento de 585 páginas de fácil lectura). Pero cuando lo sometió a votación, en enero, los legisladores británicos lo rechazaron rotundamente. ¿Qué tanto? Fue la mayor derrota para cualquier Gobierno del Reino Unido en la era parlamentaria moderna.

  • Mira en este video: ¿Qué piensan los residentes de una ciudad balnearia en Gran Bretaña sobre el brexit?

¡Vaya! Entonces, ¿cuál es el mayor punto de conflicto del acuerdo?

Los “frontera dura” irlandesa. La República de Irlanda está en la Unión Europea. Pero Irlanda del Norte es parte del Reino Unido.

En este momento, las personas (y el comercio) se mueven entre las dos naciones con facilidad. Pero hay temores de que esto pueda cambiar con el brexit porque ya no estarán en el mismo bloque comercial de la Unión Europea.

Normalmente, eso requeriría una llamada “frontera dura”, con puntos de control, cruces de frontera y otra infraestructura. Esto podría desacelerar seriamente el comercio y otras actividades económicas.

Los políticos irlandeses también temen que una frontera dura pueda aumentar las tensiones y requerir más seguridad. (Nadie quiere un retorno de los problemas, en el que murieron más de 3.600 personas).

Bien, ¿y entonces qué pasará ahora?

A partir del martes, el Parlamento británico podría votar en tres escenarios:

– Que el Reino Unido abandone la Unión Europea bajo el mismo acuerdo de retiro redactado por el gobierno de May
– Que deje la Unión Europea sin acuerdo
– Que vote para posponer el brexit.

¿Puedes explicar más?

Martes: Este es el momento más importante de la semana. El Parlamento del Reino Unido vota nuevamente sobre un acuerdo con la Unión Europea bajo el mismo acuerdo que fracasó en enero.

Según ese plan, Reino Unido permanecería dentro del mercado único de la Unión Europea y seguiría estando sujeto a las leyes y regulaciones de la Unión Europea hasta finales de 2020. Por lo tanto, esencialmente el Reino Unido abandonaría la Unión Europea básicamente al permanecer en ella. Algo así como la canción “Hotel California”. (“Puedes retirarte cuando quieras, pero nunca podrás irte”).

Si pasa, y si el Parlamento de la Unión Europea está de acuerdo, todos pueden darse un respiro. Entonces, el enfoque cambiaría hacia la relación futura entre el Reino Unido y la Unión Europea. Se espera que la votación de esta noche falle.

Si falla, estemos pendientes del…

Miércoles: el Parlamento vota nuevamente, esta vez sobre si dejar la Unión Europea sin ningún acuerdo. Ese sería el temido brexit sin trato. Reino Unido dejaría la Unión Europea y comerciaría con el mundo en términos de la Organización Mundial del Comercio. El caos político será extraordinario, pues los eurófilos hablan de los peligros de tener escasez de alimentos y medicamentos, y los que apoyan el brexit de línea dura buscan todas las razones para descartar estos temores como alarmistas. Se espera que este voto de brexit sin acuerdo fracase también.

En ese caso, recurrimos al …

Jueves: esta vez, los legisladores votan si quieren que May solicite una demora en el brexit mientras Reino Unido se pone de acuerdo. Se espera que este sea el voto más polémico de la jornada.

No vivo en el Reino Unido. ¿Debería preocuparme por algo de esto?

Si eres una nación europea: tienes mucho que perder, en muchos frentes. Poco menos de la mitad de las exportaciones del Reino Unido van a la Unión Europea. Poco más de la mitad de sus importaciones provienen de las otras 27 naciones del bloque. Todo eso ahora será una renegociación dolorosa. Después, piensa en la diplomacia. Siempre que Europa hizo algo útil en ese frente, el Reino Unido, una potencia militar seria, ha estado a menudo en el asiento del conductor. Por lo tanto, la Unión Europea está perdiendo un peso pesado.

Si eres Estados Unidos: El mundo ya es lo suficientemente peligroso y volátil. Algunos en Estados Unidos pueden preocuparse de que la disolución de la unión, un aliado vital, desatará más inestabilidad. Reino Unido también es el séptimo socio comercial más grande de Estados Unidos. ¿Por qué agitar las aguas si tienes un statu quo tan bueno?

Si eres cualquier otro país: Reino Unido tiene la quinta economía nacional más grande del mundo. Piensa en el efecto que tendrá el brexit en los mercados mundiales. Incluso si no se derrumban, la incertidumbre es suficientemente seria. Los mercados, ya ves, aman la estabilidad. Y mercados inestables = malas noticias potenciales para la economía de tu país.

¿Por qué los británicos no vuelven a votar sobre el referéndum?

En todos los escenarios que no sean un brexit sin acuerdo, es posible que una segunda votación se pueda poner al público. Pero, ¿qué votarían los residentes del Reino Unido, exactamente? Aquí es donde las cosas se vuelven mucho más complicadas.

Primero, ¿cuál debería ser la pregunta del referéndum? No puede ser la pregunta del referéndum original: permanecer o salir.

Los tipos pro-Europa están decididos a mantener la opción “sin trato” fuera de cualquier boleta, al igual que los partidarios de la línea dura creen que poner “permanecer” como el statu quo sería una traición.

Sin embargo, tener un segundo referendo en la mesa requeriría que el opositor Partido Laborista (que ahora respalda formalmente una segunda votación) presente una enmienda en el Parlamento. Tal como están las cosas, no hay evidencia de que esta opción ganaría en la mayoría de los parlamentarios.

Pero eso es hoy. Después de los votos de esta semana las cosas podrían cambiar de nuevo.

Algo va a pasar el 29 de marzo, ¿verdad?

En el caso de que todo falle, entonces en teoría, Gran Bretaña le habrá dicho a la Unión Europea que:

– No respalda el acuerdo de May
– PERO no quiere una salida sin acuerdo
– O que retrase el brexit.

La única traducción sensata de esto es: “Por favor, dénos una concesión que podamos aceptar y votaremos el trato de May y dejaremos de molestarlos”.

Si los legisladores británicos deciden que quieren retrasar el brexit, es probable que May haga esta solicitud en la Cumbre del Consejo de la Unión Europea en Bruselas, el 21 de marzo. En ese momento, depende de los otros 27 líderes del bloque.

El resultado de tal solicitud aún está lejos de ser seguro. La Unión Europea tiene muchos de sus propios problemas de los que preocuparse, y tener un Reino Unido irritable dando vueltas mientras trata de forjar un nuevo acuerdo de brexit no es una prioridad en la lista de tareas del bloque.

Wow, esto es … mucho.

Lo sabemos.

— Luke McGee de CNN contribuyó a esta historia.