CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Brexit

7 preguntas sobre el brexit que muchos se están haciendo

Por Luke McGee

(CNN) — El acuerdo sobre el brexit de Theresa May sufrió su segunda derrota en el Parlamento británico. Los legisladores lo rechazaron por 391 votos contra 242.

Si bien esto representa una mejora respecto a la primera votación en enero, en la que May sufrió la mayor derrota en la historia, a 17 días del brexit (29 de marzo), esto deja sin respuesta una serie de preguntas.

MÁS: La guía del brexit para los no británicos, parte II

¿Se acabó el brexit?

Manifestación contra el brexit. (Photo by Georgia O’Callaghan/Getty Images)

¡Buen intento! No. El brexit se llevará a cabo el 29 de marzo, a menos que el Reino Unido solicite una extensión del artículo 50. Esa votación probablemente tendrá lugar el jueves. El Consejo Europeo se reúne la semana siguiente (el 21 de marzo), la que probablemente será la oportunidad más cercana de May para solicitar dicha extensión.

¿Podría la UE echar al Reino Unido?

La respuesta corta es sí, pero ¿por qué lo harían? Si la UE deseara una salida estrepitosa sin acuerdo, solo tendría que esperar otros 17 días.

¿Podría la UE reírse y decir que no cuando/si el Reino Unido pide más tiempo?

Dudo que se rían — los eurócratas no son famosos por su sentido del humor (excepto por Donald Tusk)– pero con un corazón apesadumbrado, los líderes de los estados miembros de la UE podrían rechazar la solicitud del Reino Unido de extender el artículo 50 . Solo se necesita un estado miembro para vetar la extensión y muchos de ellos tienen una buena razón para hacerlo. La UE ha sido consistente en que si el Reino Unido solicita una extensión con sugerencias sensatas sobre cómo pueden salir de esta trinchera, se lo considerará cuidadosamente. Pero los diplomáticos de la UE también han dejado en claro durante meses que no tienen sentido la postergación solo para volver a donde estamos ahora.

¿Renunciará Theresa May?

La historia dice que no, al menos en el futuro inmediato. May tiene una habilidad extraordinaria para aferrarse al poder. A unos días de la cumbre de la UE y cpn el brexit lejos de estar resuelto, May es, sea lo que sea que pienses de ella, una dedicada servidora pública. Es difícil ver cómo pensaría ella que lo mejor para el Reino Unido es crear de repente una incertidumbre en torno al liderazgo del país, por encima de todo lo demás.

¿Qué hay de otro referéndum?

Manifestantes a favor del brexit. (Photo by Georgia O’Callaghan/Getty Images)

En este momento, el camino más claro hacia una segunda votación sobre el brexit es si el opositor Partido Laborista presenta una enmienda que respalde la mayoría del Parlamento. El Partido Laborista recientemente adoptó una política formal de respaldar una segunda votación pública sobre el brexit, en caso de que su plan alternativo al de May duera derrotado en una votación en el Parlamento, lo que ocurrió el mes pasado. Pero las personas que desean la cancelación del brexit deben guardar el champán por el momento. Los laboristas no han presentado ninguna enmienda de este tipo hasta la fecha, y hay una buena razón para ello: no creen que sea aprobada. El riesgo de perder ese voto es demasiado grande pues socavaría la autoridad de la oposición y exacerbaría las divisiones dentro del partido. Sí, no son solo los conservadores de May los que están en problemas…

La otra razón por la que los defensores de la permanencia deben guardar las celebraciones es la siguiente: no está claro que incluso si se celebrara una segunda votación pública, la opción de la permanencia se encuentre en la boleta electoral. Jeremy Corbyn, el líder del Partido Laborista, ha tenido cuidado de no respaldar la llamada campaña de “Votación popular” y, en cambio, siempre se refiere a su plan de un segundo referéndum como una segunda votación pública.

OK, ¿y otra elección?

Ya estamos hablando en serio. Algunos piensan que el Partido Laborista solo respaldó un segundo voto debido a su deseo final de forzar una elección general anticipada, la cual el partido cree que podría ganar. El Partido Laborista tuvo éxito en la elección anticipada de 2017 al tener una política de brexit tipo Schrödinger, es decir, presentándose más europeísta que los conservadores mientras apoyaban oficialmente la salida de la UE. Respaldar formalmente un segundo referéndum tiene un efecto similar, especialmente si el gobierno bloquea continuamente la posibilidad de que esto suceda.

Y si crees que esto suena descabellado, el martes, los asesores del Partido Laborista estaban celebrando el hecho de que el portavoz del Parlamento, John Bercow, no aceptó ninguna enmienda.

¿Es real la amenaza de que el brexit puede no ocurrir?

La imagen de May sentada junto al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, el lunes por la noche, mientras afirmaban que era este acuerdo o no habría brexit, fue fuera de lo común. Ambos saben que esto no es totalmente cierto. La única forma de que el brexit no siga es si el Reino Unido revoca el artículo 50. Para hacerlo, sería necesario aprobar una ley en el parlamento, lo cual es nada probable sin una votación pública que instruya al parlamento a hacerlo. Podría ocurrir, pero primero se necesitaría que el brexit se retrase y luego una votación a nivel nacional con una gran mayoría.

Si quieres hacer más preguntas sobre el brexit, puedes contactar a Luke McGee en Twitter.