CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Armas en Estados Unidos

La Corte Suprema de Connecticut dictamina que procede la demanda de los familiares de Sandy Hook contra fabricante de armas

Por Tony Marco

(CNN) — La Corte Suprema de Connecticut dictamina que la demanda de los familiares de Sandy Hook contra el fabricante de armas puede seguir adelante.

En una decisión histórica, la Corte Suprema de Connecticut dictaminó este jueves que los familiares de las víctimas de la escuela Sandy Hook podrían presentar su demanda contra Remington, cuyo rifle Bushmaster AR-15 fue utilizado en la masacre que mató a 26 personas en 2012.

LEE: Cinco gráficas para entender la cultura de armas en EE.UU. frente al resto del mundo

El tribunal declaró: “La sentencia se invierte con respecto a la decisión del tribunal de primera instancia de que los demandantes no están en condiciones de presentar una demanda CUTPA (Ley de prácticas comerciales desleales de Connecticut) y su conclusión de que las demandas de homicidio culposo de los demandantes se basan en la teoría de que cualquier venta o uso de armas de asalto de tipo militar en el mercado civil representa una práctica comercial desleal que no está prohibida por el estatuto de limitaciones aplicable, y el caso se remite para procedimientos adicionales conforme a la ley; el juicio se afirma en todos los demás aspectos”.

Desde 2014, las familias de las víctimas han emprendido acciones legales contra Remington, que produce el rifle Bushmaster AR-15 que usó Adam Lanza, de 20 años, en el tiroteo. El caso fue desechado por un tribunal de primera instancia el año pasado, cuando un juez apoyó la posición de Remington de que los fabricantes de armas son inmunes a la demanda debido a una disposición en la Ley de Protección del Comercio Legal en Armas. El acto, firmado por George W. Bush en 2005, prohíbe en gran medida los juicios contra los fabricantes y distribuidores de armas cuyas armas de fuego se utilizan en un acto criminal.