CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Educación

Las marcas se alejan de Lori Loughlin y su hija Olivia Jade

Por Lisa Respers France

(CNN) — Tres compañías se han distanciado de la actriz Lori Loughlin y su hija Olivia Jade por un supuesto fraude de admisión a la universidad.

El canal Hallmark cortó sus vínculos con Loughlin el jueves por la tarde.

“Nos entristecen las noticias recientes sobre las acusaciones de admisión a la universidad. Ya no trabajamos con Lori Loughlin y hemos detenido el desarrollo de todas las producciones que se transmiten en los canales de Crown Media Family Network con Lori Loughlin, incluyendo Garage Sale Mysteries, una producción independiente”, dijo la compañía matriz de la red en un comunicado a CNN.

El gigante tecnológico Hewlett Packard también eliminó un anuncio con Loughlin y su hija, Olivia Jade Giannulli, de 19 años.

LEE: ¿Qué pasará con los estudiantes involucrados en el escándalo del fraude universitario?

“La compañía actualmente no tiene una relación con ninguna de ellas”, dijo la empresa en un comunicado a CNN.

Olivia Jade Giannulli es una influenciadora en las redes sociales con más de 1,4 millones de seguidores en Instagram y 1,9 millones de suscriptores en YouTube.

Loughlin y su esposo, el diseñador Mossimo Giannulli, y la actriz Felicity Huffman se encuentran entre las 50 personas que enfrentan cargos federales en lo que los investigadores denominaron “Operación Varsity Blues”, un esquema en el que presuntamente padres adinerados cometieron fraude para ayudar a sus hijos a ingresar a universidades prestigiosas. Es la estafa de admisión a la universidad más grande jamás procesada por el Departamento de Justicia, dijeron las autoridades.

Olivia Jade y su madre Lori Loughlin.

La compañía de tecnología dijo que trabajó con Loughlin y su hija en 2017 para una “campaña única de productos”.

Un anuncio de video eliminado desde entonces en la cuenta de Instagram de Olivia Jade Giannulli, publicado en noviembre de 2017, muestra a las dos haciendo galletas y tomándose selfies.

“Invierno horneando con mi favorita @loriloughlin”, se leía en el título. “Imprimimos selfies desde nuestra impresora @HP Sprocket para ayudarnos a recordar el día”.

También el jueves, la gigante cosmética Sephora anunció que la compañía terminaría una asociación de maquillaje con la hija de Loughlin.

“Después de una revisión cuidadosa de los desarrollos recientes, hemos tomado la decisión de terminar la asociación de Sephora Collection con Olivia Jade, con efecto inmediato”, dijo el comunicado de la compañía.

Olivia Jade Giannulli ha sido estudiante en la Universidad del Sur de California desde la segunda mitad de 2018.

Sus padres están acusados de colusión para cometer fraude por correo y fraude de servicios o funciones honestas. Supuestamente, pagaron sobornos por un total de 500.000 dólares a cambio de que sus dos hijas fueran designadas como reclutadas para un equipo deportivo de la de la USC, aunque no participaron en el equipo, según las presentaciones judiciales obtenidas por la CNN.

Según la denuncia, Mossimo Gianulli envió por correo electrónico las fotos de sus hijas en máquinas de remo de interiores a William “Rick” Singer, el hombre que se declaró culpable de orquestar la gran estafa.

Las fotos fueron usadas para crear falsos perfiles atléticos.

Mossimo Giannulli y Loughlin fueron grabados en llamadas con un testigo colaborador afirmando que si alguna vez los atrapaban, dirían que hicieron una donación a la fundación, según la acusación.

Fueron arrestados y liberados a principios de esta semana después de pagar una fianza garantizada de un millón de dólares.

CNN se ha acercado a los representantes de la pareja.

LEE: El escándalo de las trampas universitarias es apenas el comienzo

Kate Trafacante y Richard Davis, ambos de CNN, contribuyeron a este informe