CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Beto O’Rourke recaudó 6,1 millones de dólares en su primer día en la carrera presidencial de 2020, dice la campaña

Por Eric Bradner

(CNN) — Beto O’Rourke recaudó 6,1 millones de dólares en las primeras 24 horas de su campaña presidencial, dijo su campaña este lunes, en lo que es la mayor recaudación en el primer día entre los aspirantes demócratas hasta el momento.

El excongresista de Texas recaudó 6.136.763 de dólares en donaciones en línea de los 50 estados de Estados Unidos el primer día, dijo su campaña. Eso supera los 5,9 millones de dólares que el senador Bernie Sanders dijo que recaudó después de que lanzó su campaña. El otro candidato demócrata de 2020 más cercano en esta cifra del primer día fue la senadora Kamala Harris de California con 1,5 millones de dólares.

El total del primer día muestra que O’Rourke tiene el potencial de recrear la destreza de recaudación de fondos récord que exhibió durante su campaña al Senado de 2018. Una imagen más completa de lo que los candidatos han recaudado, y cuánto gastaron, particularmente en anuncios de redes sociales, para recaudar ese dinero, llegará en abril, cuando se venzan los informes que cubren el primer trimestre de recaudación de fondos.

“En solo 24 horas, los estadounidenses de todo el país se reunieron para demostrar que es posible realizar una verdadera campaña de base para la presidencia, una campaña de todos nosotros que no responde a los PAC (Comités de Acción Política, por sus siglas en inglés), a corporaciones y a intereses especiales, sino a la gente”, dijo O’Rourke en un comunicado anunciando el total recaudado.

El anuncio de O’Rourke se produjo después de que lanzara su campaña con un video y varios eventos de campaña el jueves en Iowa.

El demócrata comenzó la campaña con grandes promesas, y le dijo a los reporteros en Keokuk, Iowa, que planeaba “dirigir la campaña de base más grande que jamás haya visto este país”.

  • Mira: El ascenso del excongresista Beto O’Rourke al escenario nacional

Pero hasta ahora, había pocas pruebas de la capacidad de O’Rourke para llevar a cabo ese plan. Su negativa a publicar los totales de recaudación de fondos del primer día durante el fin de semana había generado dudas de que O’Rourke hubiera cumplido con las expectativas de recaudación de fondos en torno al lanzamiento de su campaña. El candidato estuvo evasivo sobre su recaudación de fondos durante días.

“No puedo en este momento”, dijo el viernes en Washington, Iowa.

Un reportero respondió que O’Rourke podría compartir sus totales de recaudación de fondos si quisiera.

“Tienes razón”, respondió él. “Elijo no hacerlo”.

Aún así, una señal de que su campaña había comenzado con una recaudación masiva de recaudación de fondos llegó la noche del sábado cuando O’Rourke, quien se está poniendo al día con la contratación de personal como uno de los últimos candidatos demócratas más importantes en lanzar su campaña, les dijo a los periodistas en Dubuque, Iowa, que apoyaría su campaña sindicalizándose, como lo había hecho Sanders, y esperaba pagar los salarios y beneficios más altos de cualquier candidato presidencial.

El año pasado, O’Rourke rompió los récords de recaudación de fondos de la campaña al Senado y recaudó 80 millones de dólares en su intento de expulsar al senador republicano Ted Cruz de la cámara alta. El hecho que perdiera con una votación más alta de la esperada, impulsó la conversación sobre una candidatura presidencial.

Lo hizo con el compromiso de no aceptar dinero de los PAC, promesa que ahora O’Rourke llevó a su campaña presidencial. El enfoque es inusual: muchos otros candidatos demócratas a la presidencia han renunciado a dinero de los PAC corporativos, pero aceptan dinero de aquellos más amigables con los intereses demócratas, como los sindicatos. La senadora Elizabeth Warren también ha renunciado a todo el dinero de los PAC.

O’Rourke enfatizó ese compromiso en un correo electrónico de recaudación de fondos el primer día.

“Nuestra campaña será financiada por nosotros, la gente, así es como podremos llegar y escuchar a los votantes en los 50 estados. Sin PAC. No hay corporaciones. No hay grupos de presión o intereses especiales. Será de TODAS las personas”, dice un correo electrónico enviado a los partidarios firmado por ‘Team Beto’.

“Si tenemos una buena presentación en nuestro primer día, la gente lo verá como una señal de que esta campaña ha tenido un buen comienzo. Eso animará a más personas a unirse a nosotros”, dijo O’Rourke en otro correo electrónico de recaudación de fondos el primer día.

O’Rourke también ha vuelto rápidamente a un hábito que lo convirtió en un éxito viral en Texas: está transmitiendo en vivo la mayoría de los eventos en Facebook, atrayendo a una audiencia de miles de personas para verlo hacer campaña en tiempo real.

O’Rourke comenzó su campaña con una serie de eventos más pequeños en cafeterías del este de Iowa y luego en Wisconsin. Un pequeño grupo está operando en El Paso, Texas, donde él tiene su sede en su campaña.

O’Rourke aún no ha contratado a un gerente de campaña, aunque está en conversaciones con el veterano estratega demócrata Jen O’Malley Dillon, quien fue subdirector de campaña del expresidente Barack Obama en 2012 y sería visto como un gran golpe, dijo una fuente familiarizada con sus discusiones.