CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Inmigrantes indocumentados

La autopsia determina que una niña guatemalteca de 7 años murió de sepsis mientras estaba bajo la custodia de EE.UU.

Por Amir Vera

(CNN) — Un informe de autopsia publicado el viernes reveló la causa de la muerte de la niña guatemalteca de 7 años que falleció luego de ser puesta en custodia del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CPB, por sus siglas en inglés) a fines del año pasado.

Jakelin Caal Maquin murió de una infección bacteriana conocida como sepsis estreptocócica, según el informe de la autopsia de la oficina del médico forense del condado de El Paso, Texas. El informe dice que se encontraron bacterias estreptococos en los pulmones, las glándulas suprarrenales, el hígado y el bazo de la niña. Agrega que la infección fue “rápidamente progresiva”, lo que condujo a “disfunción de múltiples órganos y muerte”.

Jakelin murió en diciembre, dos días después de que ella y su padre, Nery Gilberto Caal, de 29 años, fueron detenidos por la Aduana y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

La oficina legal de Lynn Coyle, quien representa a la familia de Jakelin, emitió un comunicado diciendo que continuará solicitando una investigación independiente de su muerte.

“Si bien el informe arroja luz sobre la causa de la muerte de Jakelin, aún deja muchas preguntas que requieren una revisión más profunda”, dijo el comunicado. “Los hallazgos del informe sugieren que las posibilidades de supervivencia de Jakelin hubieran mejorado con una intervención médica anterior. Como pedimos en diciembre del año pasado, la familia busca una investigación independiente exhaustiva de este asunto para saber por qué se retrasó la intervención médica”.

La autopsia no indica cómo o cuándo Jakelin contrajo la infección.

CNN contactó a la CBP para obtener comentarios, y recibió un comunicado de prensa sobre la muerte de la joven en diciembre que dijo que los agentes de la CBP y los servicios de emergencia “hicieron todo lo posible” para tratar a Jakelin, incluidos los agentes de la Patrulla Fronteriza que revivieron a la niña dos veces antes de que ella fuera llevada en ambulancia aérea a un hospital.

“Los agentes involucrados están profundamente afectados y simpatizan con el padre por la pérdida de su hija”, decía el comunicado.

Una muerte, dos historias conflictivas

La familia de Jakelin dice que huyó del país con su padre en busca de una vida mejor. Ella sobrevivió el viaje de 3.200 km  desde el norte de Guatemala antes de ser detenida.

Los abogados de la familia dijeron que Caal y su hija estaban buscando asilo en Estados Unidos. El padre de Jakelin ha solicitado una entrevista de miedo creíble: el primer paso para buscar asilo, dijo Coyle.

LEE: Las últimas horas de la niña guatemalteca de 7 años que murió bajo custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos

Según la CBP, Jakelin y su padre cruzaron la frontera ilegalmente, aproximadamente a un kilómetro al oeste del puerto de entrada de Antelope Wells en Nuevo México. Fueron detenidos junto con otros 163 migrantes el 6 de diciembre.

Los abogados de la familia dicen que Jakelin y su padre no recibieron agua durante las aproximadamente ocho horas que estuvieron detenidos en Antelope Wells esperando ser llevados a una estación de la Patrulla Fronteriza. Sin embargo, CBP dice que los migrantes “tuvieron acceso a alimentos, agua y baños” mientras estaban detenidos y en espera de ser transferidos.

CBP dice que una evaluación de salud inicial en Jakelin “no reveló evidencia de problemas de salud” y que su padre informó que estaba “en buen estado de salud”, dijo la agencia en un comunicado.

La agencia dijo que el padre de Jakelin informó por primera vez sobre la enfermedad y los vómitos de la niña cuando ya estaban en el autobús, pero antes de que el autobús saliera.

Pero los abogados de la familia dicen que buscaron alivio de los primeros agentes de la Patrulla Fronteriza que encontraron cerca de Antelope Wells. El abogado Enrique Moreno dijo que el padre de Jakelin informó que estaba enferma y que estaba vomitando.

Durante el viaje en autobús de 90 minutos de Antelope Wells a la estación de la Patrulla Fronteriza de Lordsburg, su salud se deterioró. CBP dijo que Jakelin fue revivid< dos veces cuando los servicios de emergencia la atendieron en la estación de Lordsburg. Su temperatura en ese momento, dijo la agencia, era de 105.7 grados Farenheit, 40,9 Celsius. La llevaron en avión al Hospital de Niños de Providence en El Paso y murió al día siguiente.

El cuerpo de Jakelin fue repatriado a Guatemala en diciembre luego de ser transportado en avión desde Laredo, Texas. Sus restos fueron transportados a la comunidad indígena de Raxruha, de donde era.

Hollie Silverman, Emanuella Grinberg y Michelle Mendoza de CNN contribuyeron a este informe.