CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Nueva ley contra el sexo homosexual de Brunei rige desde esta semana y así reacciona el mundo

Por AnneClaire Stapleton

(CNN) — Una ley entrará en vigencia el miércoles en Brunei que castigará el adulterio y el sexo homosexual con la muerte.

Cualquier persona declarada culpable de los delitos será apedreada hasta la muerte, de acuerdo con un nuevo código penal basado en la ley Sharia, un sistema legal islámico que describe castigos corporales estrictos.

Las nuevas leyes estrictas fueron anunciadas por el sultán de Brunei, Hassanal Bolkiah, en 2014 y se han desarrollado gradualmente en la pequeña nación de la isla de Borneo, en el sudeste asiático. La última fase de implementación, incluidas las nuevas y brutales disposiciones, se anunció silenciosamente en el sitio web del fiscal general de Brunei en diciembre.

LEE: Nuevo libro lascivo dice que la homosexualidad es generalizada en el Vaticano

El sultán “no espera que otras personas lo acepten y estén de acuerdo, pero que sería suficiente si solo respetan a la nación de la misma manera que ella las respeta”, según el sitio web del gobierno.

El país no tiene planes de detener la ley en medio de la presión internacional, según un comunicado de la oficina del Primer Ministro de Brunei publicado el sábado.

Brunei Darussalam es un país soberano islámico y totalmente independiente y, como todos los demás países independientes, hace cumplir su propio estado de derecho”, dice la declaración.

Las agencias gubernamentales de Brunei no han respondido a las preguntas de CNN.

La polémica propuesta ha provocado una fuerte oposición en algunos sectores, y el actor George Clooney pidió el boicot inmediato de los hoteles propiedad de Brunei Investment Group, que está controlado por el sultán de Brunei, en un artículo de opinión que escribió para Deadline.

Aquí están algunas de las reacciones de todo el mundo:

El sultán Hassanal Bolkiah y la reina Saleha viajan en una procesión de 2017 para celebrar su jubileo de oro.

Gobiernos y políticos

Departamento de Estado de Estados Unidos

El Departamento de Estado de EE.UU. dijo que está “preocupado” por la decisión de Brunei, y que “algunas de las sanciones en la ley parecen ser incompatibles con los derechos humanos internacionales”, dijo un representante del departamento en un comunicado.

“Los gobiernos tienen la obligación de garantizar que todas las personas, incluidas las personas LGBTI, puedan disfrutar libremente de los derechos humanos universales y las libertades fundamentales a las que tienen derecho”, dice la declaración.

“Nos oponemos enérgicamente a las violaciones y abusos de los derechos humanos contra personas LGBTI, incluida la violencia, la criminalización del estado o la conducta de LGBTI y las formas graves de discriminación“.

Joe Biden, exvicepresidente de Estados Unidos, se encuentra entre las figuras políticas que condenan la nueva ley de Brunei.

El exvicepresidente de EE. UU. Joe Biden

Biden compartió un artículo de CNN sobre la nueva ley en su cuenta oficial de Twitter y escribió: “La muerte por lapidación de personas por homosexualidad o adulterio es espantosa e inmoral. Todas las personas en la tierra tienen derecho a ser tratadas con dignidad y vivir sin miedo. No hay excusa, ni cultura, ni tradición, para este tipo de odio e inhumanidad”.

El canciller austriaco Sebastian Kurz

Kurz dice que la decisión de Brunei de introducir la pena de muerte para el sexo gay es “cruel e inhumana” y debe retirarse.

En una declaración en Twitter, Kurz dijo: “Pido al Sultanato de Brunei que retire la pena de muerte por lapidación (por) actos homosexuales entre adultos que consienten. Lo mismo se aplica a otros países que tienen las mismas leyes crueles e inhumanas. Nadie debe ser criminalizado por su orientación sexual o identidad de género”.

El senador australiano Penny Wong

El código penal de Brunei infringiría la Declaración de Derechos Humanos de la ONU, publicó Wong en una declaración en Twitter. “El Partido Laborista (de Australia) está profundamente preocupado por los planes del gobierno de Brunei para implementar nuevas leyes que verían el adulterio y los actos homosexuales entre adultos que consienten castigados con la muerte”, agregó.

Penny Mordaunt, secretaria de estado del Reino Unido para el desarrollo internacional

“Nadie debe enfrentarse a la pena de muerte debido a quienes aman. La decisión de Brunei es bárbara y el Reino Unido está con la comunidad LGBT+ y los que defienden sus derechos”, dijo Mordaunt en Twitter.

“Los derechos LGBT+ son derechos humanos”.

Helen Clark, exprimera ministra de Nueva Zelanda

Clark dijo que la introducción del nuevo código penal es una “noticia impactante” y “prevé la muerte por lapidación como castigo para el sexo gay”.

“Es difícil comprender qué podría estar impulsando un movimiento tan bárbaro que se opone firmemente a los principios fundamentales de los derechos humanos”, escribió en Twitter.

Golriz Ghahraman, abogada de derechos humanos y miembro del Parlamento de Nueva Zelanda

“He dicho que lo plantearé con los ministros involucrados (comercio y asuntos exteriores). Compramos petróleo crudo y vendemos productos lácteos a Brunei, así que debemos considerar ello y la diplomacia para expresar nuestra indignación”, escribió Ghahraman en Twitter.

Grupos de derechos

Amnistía Internacional

“Las disposiciones pendientes en el Código Penal de Brunei permitirían la lapidación y la amputación como castigos, incluso para los niños, por mencionar solo sus aspectos más atroces”, escribió Rachel Chhoa-Howard, investigadora de Brunei en Amnistía Internacional, en un comunicado esta semana.

“Brunei debe detener inmediatamente sus planes para implementar estos castigos viciosos, y revisar su Código Penal en cumplimiento de sus obligaciones de derechos humanos. La comunidad internacional debe condenar con urgencia la decisión de Brunei de poner en práctica estas penas crueles”.

El Proyecto Brunei

“El Proyecto Brunei no apoya actualmente un boicot de negocios propiedad de Brunei y no creemos que ese enfoque sea productivo”, escribió el grupo de derechos en Facebook.

“Si bien las campañas de boicot que surgieron en Estados Unidos y en otros lugares en 2014 fueron útiles para llamar la atención sobre lo que estaba sucediendo en Brunei, los boicots no contaron con un amplio apoyo desde el país, donde fueron vistos como un ataque directo a el pueblo de Brunei y el país en general, en lugar de las políticas y leyes del Gobierno de Brunei”.

Sin embargo, el grupo subrayó su apoyo al diálogo para poner fin a las “leyes abominables”, incluido el uso de la tortura.

En un artículo de opinión, el actor George Clooney instó a un boicot de hoteles que tengan relaciones con Brunei.

Celebridades

Jamie Lee Curtis

“Estoy con George Clooney, un buen hombre que está haciendo lo correcto, luchando contra una ley injusta y bárbara”, escribió la actriz Jamie Lee Curtis.

Richard Branson

“Las nuevas leyes en Brunei castigarán el adulterio y el sexo gay con la muerte por lapidación”, escribió el fundador de Virgin Group en Twitter.

“Esta legislación abominable, inhumana y medieval no tiene lugar en el siglo XXI”.

El Hotel Bel-Air en Los Ángeles es uno de los hoteles que Clooney ha citado en su llamado a un boicot.

Hoteles en llamadas al boicot

Las reacciones se han mezclado en algunos de los hoteles en los que Clooney instó a un boicot en un artículo de opinión.

The Dorchester, Londres; el hotel de Beverly Hills, Beverly Hills; y el Hotel Bel-Air, Los Ángeles

Los tres hoteles son propiedad de la cadena de lujo Dorchester Collection.

“El Código de la Colección Dorchester (enfatiza) la igualdad, el respeto y la integridad en todas las áreas de nuestra operación, y valora fuertemente las personas y la diversidad cultural entre nuestros huéspedes y empleados”, dijo la compañía en un comunicado.

“La inclusión y la diversidad siguen siendo creencias fundamentales ya que no toleramos ninguna forma de discriminación”.

Le Meurice, París

“En esta etapa no estamos comentando el boicot de George Clooney, pero queremos enfatizar que valoramos los derechos LGBTQ”, dijo Alexandra Chlopek, gerente de prensa de Le Meurice, a CNN.

Hôtel Plaza Athénée, París

“No nos estamos posicionando en el boicot de George Clooney. Pertenecemos a la Colección Dorchester”, dijo a CNN Aude Lebarbier, gerente de comunicaciones de Hôtel Plaza Athénée.

“Somos un hotel francés con valores: respeto, igualdad e integridad para nuestros empleados y nuestros clientes. No se tolera ninguna forma de discriminación”.

Nicholas Neville, de CNN, contribuyó a este informe.