CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Una misión espacial japonesa ‘bombardea’ un asteroide

Por Euan McKirdy

(CNN) — La agencia espacial de Japón intentó detonar una carga explosiva en un asteroide a 313 millones de kilómetros de la Tierra, con la esperanza de crear un cráter y recolectar muestras que arrojen luz sobre el origen del sistema solar.

La sonda Hayabusa-2 desplegó un dispositivo llamado SCI que llevaba un explosivo plástico, destinado a crear un cráter artificial en el asteroide, Ryugu.

Después de desplegar el SCI desde la órbita del asteroide, la Hayabusa-2 se alejó a una distancia segura del sitio de la explosión, dijo el viernes la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA).

Si la misión tiene éxito, la sonda regresará al cráter para recolectar muestras de rocas de las profundidades del asteroide, que han sido protegidas del ambiente hostil del espacio.

Cuando la sonda se movió a su posición de evacuación, desplegó una pequeña cámara, llamada DCAM3, que los científicos esperan pueda capturar el momento de la detonación en la superficie del asteroide desde una distancia de aproximadamente 1 km.

Ryugu, que tiene poco menos de 914 metros de ancho, se encuentra actualmente a 313 millones de kilómetros de la Tierra. La sonda ha permanecido en órbita durante meses y esta es la segunda misión de recolección de muestras que emprende.

En febrero, disparó con éxito una “bala” al interior del asteroide para perturbar el material desde su exterior, que luego flotó por encima de su superficie debido al débil campo gravitatorio.

Estas partículas fueron recolectadas exitosamente por la sonda, según JAXA.

La hasta ahora exitosa misión de despliegue y operación de la sonda podría allanar el camino para una mejor observación y recolección de muestras de los planetas y otros cuerpos celestes.

Primeras muestras de un asteroide clase C

La sonda Hayabusa 2 abandonará Ryugu en diciembre de 2019 y regresará a la Tierra a finales de 2020 con su preciosa carga de muestras para ser analizadas por los científicos.

Si regresa a la Tierra según lo programado, será la primera misión en recuperar muestras de un asteroide de clase C, que no se ha visitado antes.

John Bridges, profesor de ciencias planetarias en la Universidad de Leicester del Reino Unido, le dijo a CNN el mes pasado que la misión Hayabusa 2 es interesante debido al estatus de clase C de Ryugu.

Los asteroides de clase C son la variedad más común de asteroides conocidos.

“Una cosa de la que estoy bastante seguro es que esto arrojará algunos resultados inesperados”, dijo Bridges, quien cree que la información de las muestras de Ryugu podría hacernos pensar otra vez sobre la evolución temprana del sistema solar.

Debajo de su desolada superficie, se cree que los asteroides guardan un rico tesoro de información sobre la formación del sistema solar hace miles de millones de años.

Como impactar un ‘objetivo en Brasil desde Japón’

Incluso llegar al asteroide es un gran logro: es el equivalente a impactar un objetivo de 6 centímetros a 20.000 kilómetros de distancia.

“En otras palabras, llegar a Ryugu es lo mismo que apuntar a un objetivo de 6 centímetros en Brasil desde Japón”, dijo JAXA anteriormente.

La nave espacial Hayabusa 2 llegó al asteroide en junio del año pasado, después de un viaje desde la Tierra que comenzó en diciembre de 2014.

Jack Guy de CNN contribuyó con el informe.