CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

Felicity Huffman y 12 padres adinerados se declaran culpables en estafa de admisión a la universidad

Por Eric Levenson

(CNN) — Trece padres adinerados, incluida la actriz Felicity Huffman, y un entrenador deportivo se declararán culpables de usar sobornos y otras formas de fraude como parte del escándalo de admisión a las universidades en EE.UU., dijeron el lunes fiscales federales en Boston.

Huffman, la estrella de “Desperate Housewives”, se declaró culpable de pagar 15.000 dólares a una organización benéfica falsa asociada con Rick Singer para facilitar que su hija pudiera hacer trampa en los exámenes SAT, dice la denuncia.

Ella enfrenta hasta 20 años de prisión. A cambio de la declaración de Huffman, los fiscales federales recomendarán el encarcelamiento en el “extremo bajo” del rango de sentencia, una multa de 20.000 dólares y 12 meses de libertad supervisada. No tendrán más cargos.

Un juez federal tendrá la última palabra sobre el resultado para Huffman y los demás acusados.

“Estoy en plena aceptación de mi culpa, y con un profundo pesar y vergüenza por lo que he hecho, acepto toda la responsabilidad por mis acciones y aceptaré las consecuencias que se derivan de esas acciones”, dijo en un comunicado.

LEE: Así fue cómo 34 llamadas telefónicas grabadas hicieron caer la estafa de admisión universitaria

“Me avergüenzo del dolor que he causado a mi hija, a mi familia, a mis amigos, a mis colegas y a la comunidad educativa. Quiero disculparme con ellos y, sobre todo, quiero disculparme con los estudiantes que trabajan duro todos los días para ingresar a la universidad y a sus padres que hacen enormes sacrificios para apoyar a sus hijos y lo hacen con honestidad”.

Felicity Huffman

“Mi hija no sabía absolutamente nada de mis acciones, y en mi manera equivocada y profundamente errónea, la he traicionado. Esta transgresión hacia ella y el público que llevaré por el resto de mi vida. Mi deseo de ayudar a mi hija no es una excusa para romper la ley o ser deshonesta”, dijo en el comunicado.

Huffman, Gregory y Marcia Abbott, Jane Buckingham, Gordon Caplan, Robert Flaxman, Agustin Huneeus Jr., Marjorie Klapper, Peter Jan Sartorio, Stephen Semprevivo y Devin Sloane fueron acusados ​​de un cargo de conspiración para cometer fraude por correo y han aceptado declararse culpables, dijeron los fiscales.

Bruce Isackson y Davina Isackson se declararán culpables de conspiración para cometer fraude por correo, y Bruce Isackson también se declarará culpable de conspiración de lavado de dinero y conspiración para estafar al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) por tomar una deducción de impuestos por el soborno.

Finalmente, Michael Center, el exentrenador de tenis masculino de la Universidad de Texas, aceptó declararse culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude por correo.

Más de una docena de declaraciones de culpabilidad

Rick Singer, quien dirigía un negocio de preparación para la universidad, ideó lo que los fiscales llamaron el esquema de trampas de admisión a la universidad más grande jamás procesado en Estados Unidos.

Singer ayudó a los padres adinerados a hacer trampas en las pruebas estandarizadas para sus hijos, y sobornó a los entrenadores universitarios para que designaran falsamente a los niños como atletas reclutados, allanando su camino hacia la admisión.

El esquema ayudó a los estudiantes a ingresar en universidades altamente selectivas como Yale, Stanford, la Universidad del Sur de California (USC) y UCLA.

Varias de las figuras centrales del caso ya se han declarado culpables, incluido Singer. El entrenador de fútbol femenino de Yale, Rudy Meredith, quien aceptó un soborno para ayudar a un estudiante a ser admitido, y Mark Riddell, quien engañó a los estudiantes en los exámenes SAT y ACT, aceptaron declararse culpables y son testigos colaboradores de la fiscalía.

John Vandemoer, exentrenador en jefe de vela de la Universidad de Stanford, también se declaró culpable de conspiración para cometer extorsión.

Sin embargo, varios de los acusados ​​en el caso no dieron señales de declararse culpables, incluida la actriz de “Full House” Lori Loughlin y su esposo, el diseñador de modas Mossimo Giannulli.

Loughlin y Giannulli supuestamente acordaron pagar sobornos por un total de 500.000 dólares a cambio de que sus dos hijas fueran designadas como reclutas para el equipo de la USC, facilitando su aceptación en la escuela.

Lo que hizo Huffman

La denuncia penal dice que Huffman y Singer intercambiaron múltiples correos electrónicos sobre cómo obtener tiempo adicional en el SAT de sus hijas.

Luego hicieron los arreglos para que la hija de Huffman tomara el SAT en un lugar controlado por un administrador que había sido sobornado por Singer, afirma la denuncia. Riddell, el cerebro de la operación, luego voló de Tampa a California para hacer trampa en la prueba para la hija de Huffman.

La hija de Huffman recibió una puntuación de 1420 de un máximo de 1600 en el SAT, una puntuación de alrededor de 400 puntos más que su examen SAT preliminar el año anterior. Huffman luego discutió el esquema en una llamada telefónica grabada con Singer, dice la denuncia.

En el tribunal la semana pasada, Huffman reconoció sus derechos, cargos y las penas máximas posibles. Ella renunció a una audiencia previa al juicio, firmó las condiciones de su liberación y luego fue libre de irse. Su esposo, el actor William H. Macy, no está acusado en el caso.

Los fiscales solicitarán tiempo de cárcel para todos los acusados, de acuerdo con un oficial de la ley que tiene conocimiento de la investigación. Los acusados ​​enfrentan entre seis y 21 meses de prisión si son declarados culpables o si se declaran culpables, agregó el funcionario, aunque la sentencia exacta dependería de varios factores.

La USC, la Universidad de Georgetown y otras escuelas involucradas en el esquema han dicho que están revisando las admisiones de los estudiantes acusados ​​de participar en el esquema. Yale y Stanford expulsaron estudiantes ​​asociados con la estafa.