CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Indígenas de Colombia anuncian paro nacional a pesar de llegar a un acuerdo con el gobierno de Iván Duque

Por CNN Español

(CNN Español) — Tras casi un mes de manifestaciones en el suroccidente de Colombia, que incluyeron bloqueos de vías que dejaron a varios departamentos con desabastecimiento de alimentos y combustibles, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y el gobierno del presidente Iván Duque llegaron a un acuerdo que, al parecer, deja heridas abiertas y una falta de confianza de lado y lado.

Indígenas y gobierno anunciaron en el departamento de Cauca un acuerdo el fin de semana con el que se da por terminado el bloqueo a la Vía Panamericana —que une al sur con el centro y el occidente de Colombia— y llegaron a acuerdos sobre un plan económico que pedía la Minga Indígena. Sin embargo, los indígenas se declararon en Asamblea permanente y convocaron a un paro nacional para el 25 de abril. Para esta semana fueron convocadas movilizaciones en Bogotá, dijeron los líderes indígenas en una rueda de prensa.

El lunes la Fiscalía dijo que tiene pruebas que que sugieren que grupos armados organizados planeaban un presunto ataque terrorista que podría poner en riesgo la vida del presidente Iván Duque.

Paro a pesar del acuerdo

“Convocamos a seguir de la Minga al paro nacional, convocado en todos los territorios para el próximo 25 de abril… porque la movilización nacional, la minga nacional por la defensa de la vida y la paz no caduca con la suscripción de acuerdos, sino que se continúa y se fortalecen”, dijo este lunes Luis Fernando Arias Airas, consejero nacional de la ONIC, que dijo que a lo que que se llegó fue a un “preacuerdo”.

Según Arias Arias, la minga nacional logró “un acuerdo parcial para los pueblos indígenas de Colombia en materia de garantías, derechos humanos, paz, territorio, ambiente, salud, educación, niñez, guardia indígena y plan nacional de desarrollo 2018-2022”, entre otros de los principales acuerdos.

El gobierno de Colombia dijo que se llegó a una “concertación sobre el plan de inversiones” que debe ser aprobado por una comisión mixta compuesta por representantes del gobierno nacional y de los indígenas.

“Este acuerdo tiene como objetivo fundamental solucionar los problemas que históricamente se han quedado sin resolver, por exceder la capacidad de cumplimiento del Estado y porque los compromisos adquiridos en el pasado sobrepasaban la realidad fiscal colombiana”, dijo el Ministerio del Interior en un comunicado.

Bloqueos de la vía Panamericana durante la protesta indígena que pedía varios acuerdos sobre territorio, democracia, justicia, seguridad y paz, en el departamento de Cauca, en el suroccidente de Colombia. (Crédito: Luis ROBAYO / AFP) (Photo credit should read LUIS ROBAYO/AFP/Getty Images)

Además, el gobierno les prometió a los indígenas más de 258 millones de dólares, un monto que según el gobierno ya estaba contenido en el plan de inversión para el Cauca. Esa cifra representa 17,5% de los más de 1.400 millones de dólares que exigían los indígenas.

Pero a pesar del acuerdo entre las partes, la ONIC parece no confiar en las promesas del gobierno y dijo que apoyará las movilizaciones en otros lugares de Colombia como Santander, Boyacá, Putumayo y Meta, y convocó un paro nacional indígena para garantizar “las condiciones del diálogo y del cumplimiento de los acuerdos”, dice un comunicado.

“La Minga Nacional… no ha terminado. Por el contrario, se avivan los fogones de la resistencia…”, agregó el líder indígena de la ONIC.

El gobierno de Colombia no se ha pronunciado hasta el momento sobre este anuncio.

Desde el pasado 9 de marzo unos 20.000 indígenas iniciaron una protesta, o “minga social” en el departamento del Cauca, en el sur del país, para reclamar del gobierno mas presupuesto para inversión en la región, tierras productivas y cumplimiento de acuerdos y compromisos con anteriores gobierno.

Los indígenas reclamaban del gobierno más presupuesto para inversión en la región, tierras productivas y cumplimiento de acuerdos y compromisos con anteriores gobiernos, que entre las que se encontraba el compromiso de 41.000 hectáreas para los indígenas.

“Son 33 años de incumplimientos que las comunidades están planteando”, dijo el senador indígena Feliciano Valencia en una audiencia en el Senado.

El presidente Iván Duque dijo este lunes que su gobierno se compromete a “cumplir lo acordado responsablemente”.

Durante la Minga Indígena se presentaron bloqueos, protestas y enfrentamientos entre indígenas y la fuerza pública. El saldo fue de un civil y un militar muertos, según el Ministerio de Defensa.

También hubo un grave desabastecimiento de alimentos y combustible que afectaron a las comunidades de los departamentos de Cauca, Nariño, Huila y Valle del Cauca, según el Gobierno.

La Vía Panamericana fue reabierta tras el acuerdo.

Fiscalía dice tener pruebas de un plan terrorista

En la noche del lunes, el fiscal de Colombia Néstor Humberto Martínez dio a conocer que su organismo cuenta con evidencias eléctronicas y testimonios de “fuentes confiables” para la Fiscalía que sugieren que grupos armados organizados planeaban un presunto ataque terrorista que podría poner en riesgo la vida del presidente Iván Duque.

El fiscal hizo las revelaciones la tarde de este lunes tras haberse reunido con el primer mandatario colombiano e informado sobre esta hecho. Martínez dijo que las investigaciones que hasta ahora han desarrollado sugieren que este presunto ataque podía haberse realizado este martes, día en que Duque tiene previsto reunirse con los dirigentes de la minga indígena en el Cauca.

El fiscal además no quiso dar detalles claros de qué grupo armado terrorista estaría detrás de este presunto ataque, pero sí aclaró que desde hace varias semanas la Fiscalía venía investigando infiltraciones de estos grupos en la minga indígena.

Específicamente Martínez explicó que sobre el presunto ataque que pudo haber herido a Duque, la Fiscalía recibió informaciones desde el pasado viernes.

Hasta el momento el presidente Duque no ha dicho si cambiará su agenda este martes o no a raíz de estas revelaciones. Martínez aclaró que eso será decisión del propio presidente y que él y su organismo cumplieron con revelar los detalles para así poder tomar medidas de prevención.

Al momento dijo Martínez continúan analizando las evidencias que ya forman parte de una investigación penal.

Un país dividido

La protesta indígena da cuenta de un país con dos caras. Pues mientras los indígenas hicieron uso de su derecho a la protesta para pedir más recursos e inversiones, así como el acceso a más tierras productivas, muchos sectores de la derecha, entre ellos el presidente Duque, rechazaron las vías de hecho de los indígenas y la violencia y muchos muchos otros (antes que la Fiscalía), sin presentar pruebas concretas, acusaron a los indígenas de estar infiltrados de terroristas. 

Uno de ellos fue el senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), una figura clave en la política del país, que dijo que era preferible tener la Panamericana bloqueada antes de “firmar acuerdos con la minga apoyada en el terrorismo”.

Estas declaraciones fueron rechazas por sectores de izquierda, pues dicen que Uribe estaría justificando la violencia contra los indígenas, según el senador Gustavo Bolívar.

Entre tanto, el excandidato presidencial de izquierda, Gustavo Petro, que también es senador, felicitó al gobierno de Iván Duque por el acuerdo.

Pero Uribe siguió criticando a los indígenas y fue ampliamente criticado por haber escrito que “si la autoridad, serena, firme y con criterio social implica una masacre, es porque del otro lado hay violencia y terror más que protesta”.

El expresidente aclaró más adelante que esa “autoridad firme y serena evita las masacres“: “El ejercicio firme de la autoridad sí permite que esa página (la de los bloqueos) se doble”.

Luis Fernando Arias Arias, consejero Nacional de la ONIC, dijo este lunes en rueda de prensa que interpondrán denuncias penales por estas declaraciones.

“Nosotros rechazamos de manera categórica que ha hecho el senador Álvaro Uribe en el que prácticamente está llamando a masacrar a la minga”, dijo Arias Arias. “Nosotros responsabilizamos al senador Álvaro Uribe de lo que ocurra (sic) con los mingueros”.

Entre tanto, la gobernadora del Magdalena, en el norte de Colombia, Rosa Cotes, también generó revuelo con unas declaraciones durante el fin de semana en las que dijo que los indígenas de su departamento “no son como los de la Minga: aquí son aterrizados, inteligentes y preparados”. La gobernadora dijo a que “las diferencias las ha escuchado el señor presidente sin necesidad del uso de la violencia”.

“Rechazamos los señalamientos y estigmatización, judicializaciones y el racismo antes durante y después de la Minga”, agregó Arias Arias.

Los indígenas esperan que en su visita a Cauca este martes, el presidente Iván Duque se “aparte y tome distancia” de los señalamientos contra la Minga Indígena, y cumpla con los acuerdos.