CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Israel

Elecciones en Israel: la reelección de Benjamin Netanyahu está en el limbo tras una reñida contienda

Por Oren Liebermann, Andrew Carey

Jerusalén (CNN) — Las esperanzas de Benjamin Netanyahu de un quinto mandato como primer ministro de Israel están en suspenso por el momento, luego de que los primeros resultados mostraran una apretada contienda con su principal rival.

Con más del 90% de los votos contados, el partido de derecha Likud de Netanyahu aparece en una carrera cuerpo a cuerpo con el partido centrista Azul y Blanco, dirigido por Benny Gantz.

Se proyecta que ambos bandos ganarán 35 escaños cada uno, según los resultados, informan los canales 12 y 13 de Israel.

Benjamin Netanyahu y Benny Gantz.

El partido Likud de Netanyahu ha asegurado el 26,28% de los votos hasta el momento, mientras que el partido Azul y Blanco de Gantz tiene un 25,97%, una diferencia de menos de 13.000 votos, según los resultados del Comité Central de Elecciones.

Pero Netanyahu podría tener la ventaja en cuanto a formar una coalición. Su bloque, formado por los partidos de derecha y ultraortodoxos, tiene 65 escaños, según los últimos resultados. Un bloque de centro izquierda liderado por Gantz parece tener solo 55 asientos. Para formar una coalición de gobierno, un candidato deberá juntar 61 escaños en la Knesset, el Parlamento israelí.

LEE: Elecciones en Israel: esto es lo que debes saber

Esto aún podría cambiar si algunos de los partidos más pequeños de la derecha deciden apoyar a Gantz, una medida que es poco probable, según los observadores.

Sin un claro ganador, tanto Netanyahu como Gantz se adjudicaron la victoria el martes por la noche.

“El bloque de la derecha liderado por el Likud obtuvo una clara victoria. Agradezco a los ciudadanos de Israel por la confianza. Comenzaré a formar un gobierno de derecha con nuestros socios naturales tan pronto como esta noche”, dijo Netanyahu.

Gantz, por su parte, dijo que la elección tenía un claro ganador y que él debería ser llamado, y no Netanyahu, para formar el próximo gobierno.

“¡Ganamos! ¡El público israelí ha dado su opinión!”, dijo Gantz en un comunicado. “Estas elecciones tienen un claro ganador y un claro perdedor. Netanyahu prometió 40 escaños y perdió. El presidente puede ver la imagen y debe llamar al ganador para formar el próximo gobierno. ¡No hay otra opción!”.

Oficialmente, depende del presidente de Israel decidir quién tiene la tarea de formar el próximo gobierno. Él anuncia su decisión después de consultar con los jefes de los partidos políticos que han obtenido suficientes votos para ingresar a la Knesset. Estas consultas duran unos días y es probable que el presidente anuncie su decisión una semana después de las elecciones.