CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Inmigrantes indocumentados

Las detenciones mensuales en la frontera entre EE. UU. y México son las más altas desde 2008

Por Geneva Sands

Washington (CNN) — Más inmigrantes indocumentados fueron detenidos a lo largo de la frontera sur en marzo que en cualquier mes desde 2008, según los datos de Aduanas y Protección de Fronteras publicados el martes.

Los funcionarios de CBP han estado advirtiendo sobre el aumento de migrantes durante semanas y los nuevos números se producen en un momento de agitación dentro de la agencia y el Departamento de Seguridad Nacional, que supervisa la misión de seguridad fronteriza. Numerosos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional fueron expulsados de la administración o se espera que se vayan pronto, incluida la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, quien renunció luego de la presión del presidente Donald Trump el domingo.

MIRA: Parte una nueva caravana de migrantes desde Honduras hacia Estados Unidos

Hubo aproximadamente 92.000 arrestos de inmigrantes indocumentados por ingreso ilegal en la frontera sur en marzo, frente a los 37.390 de marzo de 2018. En general, en marzo, hubo más de 103.000 personas detenidas en la frontera, o encontradas en un puerto de entrada y consideradas “inadmisibles”.

“La Patrulla Fronteriza se enfrenta a una crisis humanitaria y de seguridad fronteriza sin precedentes. Estamos viendo un número récord de detenciones, grandes grupos de personas bajo custodia y hemos llegado a un punto crítico”, dijo el funcionario de la Patrulla Fronteriza Brian Hastings.

En febrero, hubo un número récord de detenciones familiares, y “desafortunadamente, los niveles de detención de marzo son de nuevo récord y nos preocupan mucho”, dijo Hastings.

MIRA: Se oponen a la separación de familias inmigrantes durante audiencia en el Senado

La agencia detuvo a 53.000 miembros de familias el mes pasado, principalmente del Triángulo Norte.

“Como último recurso” el 19 de marzo, la Patrulla Fronteriza comenzó a liberar a las familias no criminales directamente de su custodia con avisos para comparecer ante el tribunal.

Desde entonces, más de 11.000 miembros de familias han sido liberados a refugios no gubernamentales o estaciones de autobuses.

Los esfuerzos combinados de liberar a los individuos de la custodia de la Patrulla Fronteriza, así como el aumento de los recursos a la frontera, han ayudado a reducir la capacidad, pero “los temores siguen aumentando”, dijo Hastings.

Hasta el martes por la mañana, la Patrulla Fronteriza tenía más de 10.000 personas bajo custodia.