CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

Joaquin Phoenix interpreta a Jesús en una nueva película. Aquí algo que se negó a hacer

Por Daniel Burke

(CNN) — Cuando Joaquin Phoenix asumió el papel de Jesús en la nueva película “María Magdalena” hizo muchas de las cosas que esperaba: se dejó el cabello largo, adoptó una mirada intensa y de otro mundo, incluso meditó en la cima de una montaña.

Pero había una cosa que él no haría.

Cerca del comienzo de Mary Magdalene (María Magdalena), que se estrenó este viernes en Estados Unidos, el guion pedía que Jesús sanara a una mujer ciega frotándole lodo en los ojos, un eco del Evangelio de Juan (en la Biblia es un hombre ciego, en la película es una mujer ciega).

“Sabía sobre esa escena de la Biblia, pero creo que nunca lo había considerado realmente”, dijo Phoenix a CNN en una entrevista reciente.

MIRA: “Joker”, la película que protagonizará el villano de Batman

“Cuando llegué allí, pensé: no voy a frotarle la tierra con los ojos. ¿Quién ***** haría eso? No tiene ningún sentido. Es un horrible inicio para ver”.

La Biblia no explica completamente por qué Jesús usó barro para curar a los ciegos, aunque algunos expertos dicen que era una práctica común entre los curanderos del primer siglo de nuestra era.

En María Magdalena, Phoenix decidió salirse con las suyas, lamiendo un pulgar sin barro y frotando suavemente los ojos de la mujer.

joaquin-phoenix-jesus-maria-magdalena-pelicula

Joaquin Phoenix es Jesús en “María Magdalena” de Garth Davis, que se estrenó este viernes en Estados Unidos.

“Me liberó, de alguna manera, descubrir lo que es verdadero en el momento”, dijo. “Ese momento no se trata tanto de un milagro real. Se trata de alguien que ha sido expulsado de la sociedad y finalmente se le ha visto, abrazado y animado a unirse a la comunidad en general. Para mí, eso es un milagro. Hay algo profundamente hermoso en ese sentimiento”.

Ese mensaje humanista capta la esencia de María Magdalena, una película que apunta a la fidelidad histórica en algunos aspectos, pero cuyas corrientes emocionales e intelectuales son radicalmente contemporáneas.

Una película espiritual, pero no religiosa

El objetivo de los cineastas era “rescatar” al personaje del título, contando la historia de Jesús desde un punto de vista femenino (y feminista), encarnada por una ágil y luminosa Rooney Mara, María Magdalena es representada como una buscadora espiritual y un alma afín a Jesús. Su vínculo desconcierta e irrita a los otros apóstoles, particularmente a Pedro, que busca marginar a María. En ese y otros aspectos, María Magdalena parece inspirarse tanto en el movimiento #MeToo como en el “Evangelio de María”, un libro apócrifo descubierto en 1896.

Irónicamente, la distribución de la película en Estados Unidos se retrasó varios años después de que Weinstein Co. se retiró durante el escándalo #MeToo de la vida real.

Garth Davis, el director de la película, quien fue aclamado por su primer largometraje, Lion, dijo que se sintió “desconectado” de la Iglesia mientras crecía en Australia. Como un número creciente de occidentales, su vida espiritual estaba fuera de la religión organizada, otro tema que prevalece en “María Magdalena.

rooney-mara-maria-magdalena

Rooney Mara interpreta el papel principal de la película como una buscadora espiritual y un alma afín a Jesús.

“No quería hacer una película religiosa”, dijo Davis a CNN en una entrevista. “Quería hacer una película espiritual”.

En una escena fundamental, María sugiere firmemente que los apóstoles han enturbiado el mensaje de Jesús con el de ellos. El reino venidero que Jesús predicó no es algo que podamos ver con nuestros ojos, le dice a Pedro. Es la alegría de un alma que ha renunciado al resentimiento y la ira, que crece con cada acto de amor y cuidado.

“No es un lugar donde puedas llegar y quedarte para siempre”, dijo Mara a CNN en una entrevista. “Es una elección que tienes que hacer todos los días, en cada momento”.

En la película, Pedro le dice a María que ella está equivocada, acusándola de debilitar su movimiento y al mismo Jesús. Sin embargo, ella persiste.

“No voy a estar en silencio”, dice María. “Seré escuchada”.

Si María Magdalena retrata con precisión el carácter de su título es una pregunta para los estudiosos. Pero la presentación de una mujer que desafía la estructura patriarcal de la religión organizada es un hecho firme de este momento. Incluso antes de la explosión de #MeToo, las mujeres en los círculos cristianos conservadores han estado rechazando las restricciones que a menudo las han dejado de lado y silenciado.

Chiwetel Ejiofor como el apóstol Pedro y Mara como María Magdalena.

Durante siglos, María Magdalena misma fue enterrada bajo falsas confusiones con otros personajes bíblicos y fue llamada una prostituta poseída por demonios. No fue hasta 1969 cuando la Iglesia católica dejó de identificarla con la “mujer pecadora” que unge los pies de Jesús en las Escrituras. Más tarde, la Iglesia le dio a María Magdalena lo que le correspondía, y la llamó apóstol de los apóstoles porque fue la primera en presenciar al Jesús resucitado.

Mara, quien fue criada en el catolicismo y asistió a escuelas católicas, dijo que inicialmente estaba renuente a asumir el papel principal.

“Tenía todas estas ideas preconcebidas sobre María Magdalena y sobre la religión en general, una gran cantidad de peso encima que me hizo dudar”, dijo Mara. “No fue hasta que hablé con Garth y miré la historia como un adulto, sin el equipaje de la escuela católica, que pude volver a verla con nuevos ojos”.

Incluso en la era moderna, el impulso de sexualizar a María Magdalena aparentemente es fuerte, pues hay libros y películas populares que proponen que el vínculo con Jesús era más que espiritual.

En María Magdalena, su parentesco es profundamente emocional pero no sexual. Solo María ve el número de víctimas que la vida de Jesús ha tomado en su mente y cuerpo.

“El corazón de la relación es la comprensión de que ambos se ven uno al otro”, dijo Mara. “María se ha sentido fuera de lugar toda su vida, y realmente se entienden de una manera que nadie más puede. Hay un profundo amor allí”.

¿Qué verán los cristianos en María Magdalena?

Las películas sobre Jesús y los primeros cristianos a menudo tienen que pasar por una puerta estrecha. Si son demasiado piadosos, se arriesgan a rechazar a los espectadores seculares. Si se arriesgan y salen “fuera de las Escrituras”, podrían afectar a los creyentes religiosos.

Eso también se aplica a María Magdalena, dijo Kutter Callaway, profesor asistente de Teología y Cultura en el Seminario Teológico Fuller, una escuela evangélica en California.

“Muchos conservadores se enojarán inmediatamente si incluso pretenden tener una obra de arte que pone palabras directamente en la boca de Jesús que no son de las Escrituras”.

No obstante, Callaway, quien ha visto la película, dijo que “feminiza” a Jesús de una manera “buena”. Al descentrar la historia de Jesús y centrarse en las mujeres, la película muestra lo radical que fue para una mujer como María Magdalena renunciar a su hogar y su familia para seguir a Jesús.

María Magdalena” retrata a Jesús en sus últimos años, con Phoenix a menudo despeinado y perdido.

“Obliga al espectador a ser conducido y orientado por preocupaciones femeninas en el terreno”, dijo Callaway. “Existe una amenaza generalizada de violencia que incluso ahora siempre está en juego. Es un mensaje muy diferente al de la mayoría de las películas sobre Jesús, pero también es muy importante para hoy, cuando estamos teniendo conversaciones en la comunidad religiosa y más ampliamente sobre cómo las mujeres son tratadas.”

En una escena aterradora, la familia de María le realiza un exorcismo, pensando que su comportamiento extraordinario es el resultado de la posesión demoníaca.

Pero algunos cristianos conservadores ya han criticado a María Magdalena, llamando “hereje” a su mensaje y diciendo que no puede ser precisa, ya que se basa en textos que no están en la Biblia.

La representación de Jesús en Joaquin Phoenix también está lejos del “brillante, feliz y superpoderoso” Cristo de muchas películas sobre Jesús, dijo Callaway.

María Magdalena captura a Jesús en sus últimos años, cuando está cansado de su pasado y preocupado por su futuro. Como lo retrató Phoenix, a menudo es desaliñado y remoto, más el profético Hombre de los Sacrificios que el exaltado Rey de Reyes. Su creciente ira en el templo mientras observa a los prestamistas de dinero vender sacrificios de animales, una prefiguración de su propia crucifixión, captura la ambivalencia de la película sobre la misión de Jesús.

Phoenix dijo que buscaba retratar la humanidad de Jesús al tiempo que también reconocía su divinidad.

“Lo que la película está diciendo es que todos nosotros contenemos ambas cosas simultáneamente. Esa es mi creencia personal”.

¿Cómo un actor transmite esa creencia en la pantalla?

“La clave para mí era no aplicar ninguna regla al personaje”, dijo a CNN. “Hay momentos en que se llena de rabia y momentos en que está en paz. Es un ser humano. Lo único que mencionamos fue que todo lo que sentía, lo sentía con fuerza. No sé si era un sexto sentido o algo más, pero hizo un esfuerzo por escuchar a los demás y ser profundamente empático”.

Después de que llegó al plató en el sur de Italia, dijo Phoenix, su mente estaba sumergida en la investigación y los pensamientos sobre Jesús. Decidió subir a las montañas, solo.

¿Qué hizo allí?

“Un montón de estupideces que no voy a decirte”, dijo el actor con una carcajada. “Fue un momento de meditación en el que no hay nada que hacer y simplemente te detienes. Tu mente se detiene. Y esa es la clave”.