CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Arquitectura

Todo el interior de madera de la catedral de Notre Dame podría haber quedado destruido

Por CNN

(CNN) — Un “bosque” de celosías de madera dentro de la catedral de Notre Dame alimentó el fuego que consumió la iglesia icónica.

Andre Finot, un portavoz de Notre Dame, dijo que existe el riesgo de que “no quede nada” del marco. El marco de madera de la catedral, que consiste principalmente en roble, contiene vigas que datan desde el primer marco construido para la catedral. Ese marco tiene árboles cortados entre 1160 y 1170, formando una de las partes más antiguas de la estructura.

La mayor parte del marco actual data del año 1220, según el sitio web de la iglesia. El marco moderno es el segundo, y refleja los ajustes realizados al principio del proceso de construcción de la catedral.

El estilo gótico prevaleciente requería altos techos abovedados. Para adaptarse a esto, los planes de la catedral requerían robles altos y robustos de un bosque cercano.

Para dar inicio al proyecto, los trabajadores despejaron 21 hectáreas de roble. Cada viga de la intrincada obra de madera se extrajo de un árbol diferente: se estima en un total de 13.000 árboles. Para alcanzar las alturas que los carpinteros necesitaban para construir la estructura, esos árboles probablemente tendrían 300 o 400 años, lo que significa que habrían crecido en los siglos VIII o IX.

Las vigas formaron una de las estructuras más antiguas de París.

Las dimensiones del marco son elevadas: 100 metros de largo y 10 metros de alto. En la nave de la iglesia, el marco tiene 13 metros de ancho, y en el crucero tiene 10 metros de altura, dice el sitio web de la iglesia.

Durante la Edad Media, los carpinteros primero construyeron el marco en el suelo para obtener las dimensiones y la estructura correctas. Entonces los trabajadores habrían desmontado el bastidor, levantándolo con dispositivos de elevación hasta el techo, donde se habría vuelto a montar. Una vez en su lugar, las vigas se extendieron hacia los cielos en ángulos pronunciados de 55 grados.

La estructura de marco de madera sostenía un techo, hecho de plomo, que pesaba 210 toneladas. El marco de plomo tenía la ventaja de ser resistente al fuego, según la Biblioteca Nacional de Francia. Pero la madera que sostenía ese techo de plomo es lo que se quemó.