CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Buzo que ayudó a salvar a los niños de la cueva de Tailandia quedó atrapado en una cueva y tuvo que ser rescatado

Por Janet DiGiacomo, Amanda Jackson, Dave Alsup

(CNN) — Uno de los buceadores de cuevas de Reino Unido, que hizo parte de los rescatistas que salvaron a los niños de un equipo de fútbol de Tailandia el año pasado, tuvo que ser rescatado después de quedar atrapado en una cueva en Tennessee.

Josh Bratchley desapareció el martes cuando no pudo salir de una cueva que estaba explorando con otras cuatro personas, según la Agencia de Manejo de Emergencias (EMA) del Condado de Jackson.

El grupo de buzos experimentados se zambulló en la cueva en Gainesboro, al norte de Cookeville. Al salir, notaron que Bratchley estaba desaparecido. Llamaron al 911 el miércoles temprano, según la EMA.

Josh Bratchley fue uno de los buzos que ayudó a rescatar a los niños de la cueva de Tailandia.

Buzos especializados de Arkansas y Florida llegaron a ayudar con lo que los funcionarios consideraron un “rescate altamente técnico”. Para la noche del miércoles, Bratchley fue sacado del agua, según la agencia.

Estaba despierto, alerta y orientado cuando lo encontraron.

“Lo único que dijo que quería era pizza”, dijo Derek Woolbright, portavoz de la EMA, durante una conferencia de prensa.

Edd Sorenson, un buzo de rescate de Florida que voló a Tennessee para rescatar a Bratchley, describió haber encontrado a Bratchley en una bolsa de aire en la cueva inundada.

“Dijo ‘Gracias, gracias. ¿Quién eres?'”, dijo Sorenson que le preguntó Brachley. “Tuvimos una buena charla”.

Los funcionarios dijeron que el buzo de Cave Adventure Sorrenson tardó entre 45 y 50 minutos en encontrar al buzo atrapado.

“Esta era una cueva realmente pequeña y desagradable”, dijo Sorrenson. Dijo que muchas misiones similares se han convertido en esfuerzos de recuperación de cuerpos en lugar de rescates, y se sorprendió al encontrar a Bratchley vivo.

Tanto los funcionarios como Sorenson señalaron la calma y la fortaleza mental de Bratchley como claves para su supervivencia.

El Consejo Británico de Rescate en Cuevas dijo que Bratchley ayudó en el esfuerzo en Tailandia.

El año pasado, Bratchley fue uno de los buzos que ayudó a rescatar a 12 niños y a su entrenador varados en una cornisa en una cueva inundada en Chiang Rai, en el norte de Tailandia. El mundo vio cómo el equipo de expertos internacionales en buceo en cuevas lideraba la misión de recuperar a los niños.

Bratchely fue reconocido más tarde por su papel.

La cueva de Tennessee está a aproximadamente 5 kilómetros de la carretera principal y en una zona muy rural. Ethan Burris, de la Oficina del sherif del condado de Jackson, dijo que el grupo había estado en el área durante dos o tres días haciendo un mapa de la cueva de Mill Pond.

Este es el área alrededor de la cueva en Tennessee.

“Tienes que ir a lo profundo del agua para entrar a la cueva”, dijo Burris. “[Con] los mapas que tenemos, no sabemos con certeza qué tan profundo estamos en este momento”.

Los otros miembros del grupo del buzo desaparecido se quedaron en la escena para ayudar en los esfuerzos de rescate.

“Son nuestro mayor activo con respecto a la información que podemos obtener sobre la cueva, sobre cómo es su distribución”, dijo Burris.