CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Sarah Sanders admitió que mintió a la prensa en la Casa Blanca, ¿le queda alguna credibilidad?

Por Brian Stelter

(CNN) — “No está basado en nada”, son los nuevos “hechos alternativos”.

El término se aplica a la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, y sus declaraciones engañosas desde el podio de la sala de reuniones de prensa. Ahora, algunos periodistas prominentes están cuestionando si ella debería permanecer en su trabajo.

MIRA: Sarah Sanders tilda de mentiroso a Michael Cohen

El informe de Robert Mueller confirma que Sanders simplemente inventó sus afirmaciones cuando dijo que “innumerables” agentes del FBI le habían dicho que estaban agradecidos de que Trump hubiera despedido al director del FBI, James Comey.

Sanders hizo afirmaciones similares varias veces en dos días diferentes. Sin embargo, le dijo a la oficina de Mueller en una entrevista que a ella simplemente se le “salieron las palabras”.

De acuerdo con el informe de Mueller, “ella también recordó que su declaración, en una entrevista de prensa aparte, acerca de que agentes clasificados del FBI habían perdido confianza en Comey, era un comentario que hizo ‘en el calor del momento’ y que no estaba basada en nada”.

Así que ahí está, “basada en nada”, una admisión notable de un funcionario del gobierno a quien se le paga para comunicarse con precisión con el público.

LEE: Sarah Sanders: Dios “quiso que Donald Trump se convirtiera en presidente”

Sanders ha sido acusada de prácticas engañosas muchas veces durante su período de casi dos años como secretaria de Prensa. Pero el ejemplo puesto de manifiesto en el informe de Mueller, cuando aún era subsecretaria de Prensa, es sorprendente porque Sanders lo confesó.

Con la credibilidad de Sanders aún más golpeada, el corresponsal de la Casa Blanca, April Ryan, dijo este jueves por la noche que “debería ser despedida, fin de la historia”.

Ryan, el jefe de la oficina en Washington de American Urban Radio Networks y analista político de CNN, dijo en “Erin Burnett OutFront” que el informe de Mueller mostraba cómo Sanders “mentía”.

“Sarah participa de un juego peligroso en esa sala, y también lo hizo Sean”, dijo, refiriéndose al predecesor de Sanders, Sean Spicer.

“El juego es peligroso porque miente al público estadounidense… Si no puedes confiar en que ella hable sobre eso, ¿en qué puedes confiar?”.

MIRA: #FraseDirecta: Sarah Sanders habló sobre el dinero para construir el muro

Ryan fue más lejos que otros reporteros al pedir la expulsión de Sanders, pero otros también reiteraron sus preocupaciones sobre la secretaria de Prensa este jueves.

Mika Brzezinski, de MSNBC, tuiteó: “Sarah Sanders mintiendo y doblegándose a esto. ¡Una vergüenza total!”.

“Si alguna vez tiene otra reunión informativa, debe ser interrogada sobre eso”, tuiteó Aaron Blake, del diario The Washington Post.

Sanders dejó de celebrar reuniones informativas diarias el año pasado. Ahora tiene reuniones informativas ocasionales, probablemente en los días en que la Casa Blanca cree que es ventajoso.

En lo que va del año, solo ha habido dos reuniones informativas, y la última tuvo lugar hace 38 días.

Las declaraciones falsas que atrajeron la atención del equipo Mueller se hicieron en mayo de 2017, cuando Sanders intentó argumentar a favor del despido de Comey por parte de Trump.

LEE: La explicación de la secretaria de Prensa Sarah Sanders sobre lo que Trump quiso decir

El 10 de mayo, cuando un reportero rechazó la afirmación de Sanders de que los agentes “de alto rango y clasificados del FBI había perdido confianza en su director” y citó a un agente especial del FBI que dijo que “la gran mayoría de la oficina está a favor de director Comey”, ella respondió: “Mire, hemos escuchado de innumerables miembros del FBI que dicen cosas muy diferentes”.

Según el informe de Mueller, Sanders habló con Trump después de la conferencia de prensa, y Trump “le dijo que hizo un buen trabajo y que no señaló ninguna inexactitud en sus comentarios”.

Al día siguiente, 11 de mayo, Sanders fue aún más lejos. Un reportero preguntó: “¿Qué los llevó a usted y a la Casa Blanca a creer que había perdido la confianza de los funcionarios de alto rango y clasificados del FBI, cuando el director interino dice que es exactamente lo contrario?”.

Sanders respondió: “Bueno, puedo hablar de mi propia experiencia personal. He escuchado de innumerables miembros del FBI que están agradecidos por la decisión del presidente. Y creo que debemos estar de acuerdo en estar en desacuerdo. Yo estoy segura de que hay algunas personas que están decepcionadas, pero ciertamente escuché de un gran número de personas, y eso es solo yo, y ni siquiera sé que haya mucha gente en el FBI”.

MIRA: La explicación de la secretaria de Prensa Sarah Sanders sobre lo que Trump quiso decir

Esto era, según Sanders, algo que “se le salió”.

Sanders se negó a responder las preguntas de CNN Business este jueves por la noche.

Pero ella abordó brevemente el asunto durante una aparición con Sean Hannity en Fox News.

“Reconozco que se me salió la palabra ‘innumerables’, pero no es falso”, dijo Sanders. Ella dijo que el punto que estaba diciendo “es que varios de los agentes actuales y anteriores del FBI estuvieron de acuerdo con el presidente. James Comey era un defraudador deshonesto que trató de politizar y socavar la misma agencia que se suponía debía dirigir”.