CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Inmigrantes indocumentados

Un grupo de milicianos detuvo a inmigrantes en la frontera de Estados Unidos y México; la ACLU dice que fue un secuestro

Por Catherine E. Shoichet, Deanna Hackney, Geneva Sands

(CNN) — Un grupo de milicianos cerca de la frontera entre Estados Unidos y México detuvo a cientos de personas esta semana, le dijo a CNN el fiscal general de Nuevo México.

“Mi oficina ha sido informada que esta semana, un grupo armado ha detenido a casi 300 personas cerca de Sunland Park, Nuevo México”, dijo el fiscal general Héctor Balderas en una declaración escrita. “Estas personas no deben intentar ejercer la autoridad reservada para las autoridades”.

Los videos publicados en internet que supuestamente muestran a los inmigrantes retenidos por el grupo Patriotas Constitucionales Unidos y entregados a la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos generaron una rápida condena de parte de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) de Nuevo México.

“No podemos permitir que los vigilantes racistas y armados secuestren y detengan a las personas que buscan asilo”, dijo la ACLU en una carta a las autoridades estatales denunciando las acciones y pidiéndole al gobierno que intervenga. “Lo instamos a que investigue de inmediato esta conducta atroz e ilegal”.

CNN está tratando de contactar a los Patriotas Constitucionales de Estados Unidos para obtener un comentario.

The New York Times informó que un portavoz del grupo de la milicia dijo que sus acciones eran legales, “comparando la detención de los migrantes con ‘el arresto verbal de un ciudadano'”.

Detenciones son ‘inaceptables’

Un comunicado en la página de Facebook de los Patriotas Constitucionales Unidos describe al grupo como “estadounidenses que creen en la constitución y los derechos de todos los estadounidenses que defenderán sus derechos en unidad y ayudarán a mantener a Estados Unidos a salvo”.

“Estamos aquí para apoyar a la Patrulla Fronteriza y mostrarle al público la realidad de la frontera”, dijo el portavoz Jim Benvie a The New York Times, señalando que su grupo había estado acampado cerca de El Paso durante los últimos dos meses.

El grupo de Benvie “planea permanecer en la frontera hasta que se construya el muro extendido propuesto por el presidente Trump o el Congreso modifique las leyes de inmigración para dificultar que los migrantes soliciten asilo”, informó el periódico.

Varios grupos de milicias privadas, a menudo con puntos de vista antiinmigrantes, han patrullado la frontera durante años.

Pero es raro ver el video de un grupo armado que detiene a inmigrantes en el lado estadounidense de la frontera.

Un portavoz de la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, dijo que las autoridades estatales y locales están investigando el asunto.

“No han sido autorizados en absoluto por nuestra oficina ni por ninguna otra. Estamos trabajando activamente con la oficina del secretario de Justicia, la policía estatal y la policía local para determinar qué ha sucedido y qué se puede hacer”, dijo Tripp Stelnicki, el portavoz de la gobernadora. “Que las familias migrantes puedan ser amenazadas de alguna manera, de forma o modo, es completamente inaceptable”.

  • Mira: La patrulla fronteriza de EE.UU. detiene cruce de migrantes lanzándole gases

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos no apoya que civiles hagan el trabajo de las autoridades

Cuando se le preguntó sobre los Patriotas Constitucionales Unidos y los videos que el grupo ha publicado en línea, un portavoz de la Patrulla Fronteriza no accedió a hacer comentarios sobre el grupo en específico, pero dijo que la agencia “no respalda ni condona a grupos privados u organizaciones que toman la ley con sus propias manos”.

“La interferencia de los civiles en asuntos relacionados con la aplicación de la ley podría tener consecuencias de seguridad pública y legales para todas las partes involucradas”, dijo el portavoz en una declaración por escrito, refiriendo a quienes sospechen de actividad ilegal para llamar al 911 o comunicarse directamente con la agencia. “Las operaciones de seguridad fronteriza son complejas y requieren profesionales altamente capacitados con recursos adecuados para proteger al país”.

Peter Simonson, director ejecutivo de la ACLU de Nuevo México, le dijo a CNN que, si bien los grupos de milicianos han patrullado cerca de la frontera, ahora esos grupos se sienten fortalecidos por la retórica que escuchan de la Casa Blanca.

“Reconocemos que estos grupos tienen la libertad de asociarse, reunirse, tienen libertad de expresión y nuestras leyes estatales sobre armas de fuego les dan la capacidad de portar armas”, dijo Simonson. Pero la principal preocupación de la ACLU, dijo, es que los ciudadanos armados privados “se encargan de hacer justicia y no permitan que las autoridades federales hagan su trabajo”.

“Estas personas están armadas, sus intenciones son equivocadas y ciertamente no tienen entrenamiento, mucho menos autoridad, para realizar arrestos y detenciones a largo plazo de personas que cruzan la frontera”, dijo Simonson. “Nos preocupa que esto sea una situación potencialmente explosiva, nos preocupa que alguien salga herido”.

Carma Hassan y Paul P. Murphy de CNN contribuyeron a este informe.