CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

Un hispano de 24 años reclama el tercer premio más grande en la historia de la lotería de EE. UU.

Por Michelle Lou, Saeed Ahmed

(CNN) — Manuel Franco ha estado comprando boletos de Powerball desde que cumplió 18 años.

Y valió la pena.

MIRA: El mundo supervigilado de la lotería Powerball

Ahora con 24 años, el residente de Wisconsin se lleva a casa el tercer premio más grande en la historia de la lotería de EE.UU.

Franco compró el boleto ganador del Powerball de 768,4 millones de dólares el 27 de marzo en una estación de servicio Speedway en New Berlin, Wisconsin.

“Entré en el Speedway y compré 10 en boletos de Powerball individuales”, dijo Franco en una conferencia de prensa el martes. “Honestamente, me sentí tan afortunado de haber mirado la cámara y quería hacer un guiño porque solo tuve esa sensación de suerte”.

El afortunado ganador optó por recibir una suma global de 477 millones, aunque al principio se inclinaba por los pagos de la anualidad.

LEE: ¡Una pareja se llevó una sorpresa millonaria! Encontraron un viejo billete de lotería justo a tiempo

Dijo que estaba extasiado cuando se enteró de su buena fortuna.

“Me estaba volviendo loco”, dijo Franco. “Mi corazón comenzó a acelerarse. Grité durante unos cinco o diez minutos”.

Fue a su trabajo al día siguiente, pero estaba sudando profusamente y apenas podía ocultar las buenas noticias con sus compañeros. Pronto renunció.

MIRA: ¿Qué hay detrás de la fiebre por la lotería en Estados Unidos?

Franco dijo que aún no sabe lo que depara el próximo capítulo de su vida, pero quiere tomarse su tiempo y asegurarse de no tomar ninguna decisión incorrecta. Él ha establecido un equipo legal y financiero para ayudarlo.

“Quiero tomar un descanso, asimilarlo”, dijo Franco. “Quiero ayudar al mundo, pero quiero asegurarme de que mi futuro esté seguro”.

Wisconsin no permite que los ganadores de la lotería permanezcan en el anonimato. El Speedway que vendió el boleto recibirá 100.000 dólares.