CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Gran Bretaña

¿Qué pasaporte tendrá el bebé real del príncipe Enrique y Meghan?

Por Tamara Hardingham-Gill

(CNN) — Con los posibles planes de pasar una parte de la primera infancia de su primer bebé en África, una de las primeras fotos para la que posará el hijo del príncipe Enrique y Meghan Markle sería la de su pasaporte.

Pero con un padre británico y una madre estadounidense, ¿qué tipo de pasaporte tendrá el bebé? ¿Necesita la realeza británica tener pasaportes?

El bebé real, que está por nacer prontamente, sin duda necesitará un documento de viaje si abandona Reino Unido. Solo la reina Isabel II está exenta, ya que todos los pasaportes del Reino Unido se emiten a su nombre.

Preguntas sobre la doble ciudadanía

Expedido por el gobierno de un país, un pasaporte verifica la identidad y la ciudadanía del titular, permitiéndole viajar desde y hacia países extranjeros bajo su protección.

Sin embargo, la ciudadanía es un estado legal que reconoce a una persona como miembro de un país en particular con el derecho de vivir allí, así como el trabajo, el voto y el pago de impuestos.

La exactriz de la serie de televisión “Suits”, Meghan Markle, se encuentra actualmente en proceso de convertirse en ciudadana del Reino Unido, pero esto podría llevar varios años.

El año pasado, un portavoz de la joven de 37 años declaró que era “demasiado pronto para decir” si retendría la doble nacionalidad o renunciaría a su ciudadanía estadounidense. Entonces, ¿qué significa esto para su hijo?

“El bebé real es automáticamente un ciudadano dual en virtud de su nacimiento en el Reino Unido de un padre británico y madre estadounidense”, le dijo a CNN un portavoz de la firma de abogados de inmigración líder en el Reino Unido, DavidsonMorris.

“La ley de inmigración de Estados Unidos no exige que el hijo de un ciudadano estadounidense y un extranjero [o no ciudadano] nazca en Estados Unidos para que el niño adquiera la ciudadanía estadounidense”, agregó.

La descendencia de un estadounidense puede adquirir la ciudadanía estadounidense siempre que sus padres vivan en Estados Unidos “por un período mínimo de cinco años antes del nacimiento del niño en el extranjero”, al menos dos de los cuales fueran después de los 14 años, según el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Meghan, quien nació y se crió en Los Ángeles, cumple con estos requisitos fácilmente.

Un nacimiento histórico

Meghan Markle se mudó a Toronto en 2011, antes de trasladarse a Londres en 2017 después de confirmar su compromiso con el príncipe Enrique.

La pareja se casó en mayo de 2018 y anunció que esperaba su primer hijo solo cinco meses después.

“La naturaleza automática de los derechos de nacimiento del bebé real significa que él o ella no necesitan registrarse en ninguna de las dos nacionalidades”, continuó el portavoz. “Los padres reales pueden simplemente solicitar pasaportes británicos y estadounidenses en su nombre”.

Aunque el bebé será automáticamente ciudadano de Estados Unidos, los duques de Sussex deberán informar el nacimiento de su hijo a un consulado de Estados Unidos, y el bebé será elegible para pagar impuestos de Estados Unidos.

El hijo de la pareja no sería el primer miembro de la familia real con doble ciudadanía.

Savannah e Isla, las dos hijas de Peter Phillips, el nieto mayor de la reina Isabel, y su esposa Autumn, tienen doble nacionalidad canadiense.

Autumn, quien nació en Montreal, retuvo su ciudadanía canadiense cuando se casó con el hijo de la princesa Ana en 2008.

Sin embargo, el nuevo bebé real sería el primero con doble ciudadanía estadounidense-británica.