CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sexualidad

El vibrador de la controversia por el sexismo tecnológico recupera su premio

Por Kara Fox

(CNN Business) — El Consumer Electronics Show (CES) le devolvió un premio a un juguete sexual para mujeres, cuatro meses después de que fue revocado en un movimiento que provocó acusaciones de sesgo de género.

En enero, el masajeador personal Lora DiCarlo Osé, comercializado como un vibrador de manos libres para “el santo grial de los orgasmos”, fue galardonado con el Premio a la Innovación en la categoría de productos de Robótica y Drones del programa.

Pero poco después, la Asociación de Tecnología del Consumidor (CTA), que opera la conferencia, despojó a Lora DiCarlo del premio, diciendo que “los participantes que la CTA considera a su entera discreción como inmorales, obscenas, indecentes, profanas o no están de acuerdo con la imagen de la CTA serán descalificados”. También prohibió a la compañía exhibir en futuros espectáculos.

La fundadora y presiddenta ejecutiva de Lora DiCarlo, Lora Haddock, dijo que la decisión se debió a un sesgo de género sistémico que impregna la industria tecnológica.

Haddock dijo en enero que una “larga historia documentada de prejuicios de género, sexismo, misoginia y dobles estándares” ha plagado específicamente a la CTA y al CES, señalando que se lanzó una muñeca sexual para hombres en el CES en 2018 y que una empresa de realidad virtual de pornografía expone allí anualmente.

“Se permite que la sexualidad de los hombres sea explícita con un robot sexual literal en forma de una mujer de proporciones irreales y una realidad virtual porno sea un punto de orgullo a lo largo del pasillo. La sexualidad femenina, por otro lado, está muy silenciada, si no completamente prohibida”, dijo ella.

LEE: Por juguetes sexuales cerraron una terminal de este aeropuerto en Alemania (2018)

El miércoles, la CTA ofreció a Lora DiCarlo una “sincera disculpa”, después de anunciar que el premio había sido devuelto a la empresa.

En respuesta, Haddock reconoció el gesto pero dijo que era solo el primer paso para impulsar un cambio a largo plazo. Ella agradeció a los seguidores de la compañía, diciendo que habían ayudado a enviar un mensaje de inclusión y diversidad.

Jean Foster, vicepresidenta sénior de marketing y comunicaciones de CTA, dijo a CNN el jueves que la organización está comprometida a hacer de CES “un ambiente acogedor para todas las comunidades, las mujeres y grupos que tradicionalmente han contado con poca representación en la tecnología”.

Si bien la organización dijo que “no manejó este premio adecuadamente”, no especificó si dichos productos podrían exhibir en la conferencia o ser elegibles para recibir premios en el futuro.