CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Armas

Guardar las armas bajo llave podría reducir en un tercio las muertes de niños y jóvenes

Por Susan Scutti

(CNN) — La mayoría de los hogares estadounidenses con niños no almacena las armas de fuego de manera segura como recomienda la Academia Americana de Pediatría: bajo llave y descargadas. Si los padres simplemente guardaran todas sus armas, entonces se podría evitar un tercio de los suicidios y muertes accidentales entre niños y adolescentes, según estiman los investigadores en un nuevo estudio.

“Incluso un aumento relativamente modesto” en guardar bajo llave las armas de fuego podría resultar en “reducciones sustanciales en el suicidio con armas de fuego y en muertes no intencionales entre jóvenes de EE. UU.”, escribió en un correo electrónico Michael C. Monuteaux, autor principal del estudio y profesor asistente de pediatría en la Facultad de Medicina de Harvard.

Lesiones y muertes relacionadas con armas de fuego

El estudio, publicado el lunes en la revista JAMA Pediatrics, utilizó datos de hogares sobre la posesión de armas a partir de 2015 para crear una simulación de Monte Carlo: un modelo que predice la probabilidad de varios resultados.

Según una encuesta nacional en 2015, 13 millones de hogares estadounidenses con niños tenían armas de fuego. Cerca de 14.000 niños y adolescentes fueron tratados por lesiones no fatales con armas de fuego ese año, y 2.800 murieron por disparos. De estas muertes, 782 podrían atribuirse a la presencia de armas que no estaban bajo llave.

El estudio comparó estas muertes reales con simulaciones del mismo año que muestran lo que podría suceder si más hogares tuvieran armas seguramente guardadas.

MIRA:Impactante campaña por el control de armas: una estudiante de primaria enseña cómo reaccionar en un tiroteo

Si solo un 10% más de hogares con niños hubieran guardado sus armas, 50 adolescentes y niños más estarían vivos hoy, según el estudio. Si el 20% hubiera guardado sus armas, 99 más estarían vivos hoy. Si el 50% lo hubiera hecho, 251 niños más estarían vivos hoy. Según los investigadores, las armas bajo llave también habrían frustrado entre 235 y 323 tiroteos (tanto fatales como perjudiciales) de niños y adolescentes.

Los médicos y los profesionales de la salud pública “deben comunicar a los padres que el almacenamiento de armas de una manera inaccesible para los niños (es decir, bajo llave y descargadas) puede reducir la cantidad de niños que mueren a causa de lesiones con armas de fuego, especialmente el suicidio”, dijo Monuteaux.

Los niños son especialmente “impresionables”

Brad J. Bushman, profesor de comunicación y psicología en la Universidad Estatal de Ohio, dijo que las “suposiciones estadísticas parecen razonables”.

No estuvo involucrado en la nueva investigación, pero su propio estudio de 2017 sugiere que los niños pueden y jugarán con armas de fuego si no están bajo llave como se recomienda. Su investigación analizó lo que sucede cuando los niños encuentran una pistola real después de ver un personaje de película con una pistola: ¿Eso les influye para que se comporten de manera peligrosa?

“Sabemos que los niños piensan que los personajes de televisión son geniales. Sabemos que los niños que ven personajes de películas que beben alcohol, es más probable que ellos también beban alcohol”, explicó. “Y los niños que ven a los personajes de películas fumando son más propensos a fumar cigarrillos ellos mismos. Los niños son especialmente vulnerables e impresionables”.

Para su estudio, él y sus colegas asignaron aleatoriamente a los niños a ver diferentes versiones del mismo clip de película con clasificación PG. “Acabamos de editar las pistolas en una versión… para que vieran exactamente el mismo clip de película con o sin pistolas”.

Luego, los niños jugaban en una habitación llena de juguetes y juegos. También había un gabinete que contenía un arma real: “desactivada, por supuesto”, dijo Bushman. “Lo modificamos, lo que no fue fácil en absoluto, con un contador digital para contar el número de veces que el niño apretó el gatillo con la fuerza suficiente para descargar el arma”. Una cámara oculta grabó la escena.

Encontraron que los niños que vieron la película con armas de fuego sostuvieron el arma real por más tiempo (53 segundos, contra 11) y apretaron el gatillo más (2,8 veces, vs. 0,01 veces).

“Incluso 20 minutos de exposición a algo suave como el ‘Tesoro Nacional’ aumentó la probabilidad de que los niños se involucren en comportamientos peligrosos con las armas”, dijo. Algunos apuntaron el arma real a sus propias cabezas o la cabeza de otro niño o incluso por la ventana a peatones debajo del laboratorio de estudio.

En general, la violencia en los medios de comunicación influye sobre todo en las personas más jóvenes, pero afecta a personas de todas las edades, dijo. “El niño promedio consume 7½ horas de multimedia todos los días”, dijo. “¿Qué actividad puedes hacer 7,5 horas al día y que no tenga ningún efecto en tu comportamiento?”.

Bushman cree que tanto los propietarios de armas como aquellos que no tienen armas pueden ponerse de acuerdo en una cosa: “Las armas no son juguetes. Los niños no deben jugar con armas”.

Incluso si sólo el 10% de los padres que no guardan sus armas comenzaran a hacerlo, el nuevo estudio muestra que los efectos no serían “triviales”, dijo Bushman: “Mientras más gente lo haga, mayor impacto tendrá.”