CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

La mayoría de los protectores solares reprobaría las pruebas de seguridad de la FDA propuestas, según un informe

Por Sandee LaMotte

(CNN) — Casi dos tercios de todos los protectores solares evaluados por el Grupo de Trabajo Ambiental no pasarían las pruebas de seguridad propuestas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), según anunciará la próxima semana el grupo de defensa de los consumidores.

El grupo publicará su análisis como parte de su Guía para Protectores Solares de 2019, un informe anual sobre la seguridad de la protección solar que comenzó la organización sin fines de lucro en 2006.

Este año, el grupo dijo que analizó los ingredientes y el rendimiento de más de 1.300 productos con factor de protección solar, o SPF; 750 de ellos se comercializan como protectores solares de playa y deportivos. El análisis involucra solo una fracción de los productos de protección solar vendidos en Estados Unidos hoy en día, que la FDA estima en más de 12.000.

Como informó el grupo en el pasado, más del 60% de los productos evaluados no ofrecen protección solar adecuada o contienen sustancias químicas potencialmente dañinas. Lo que hace diferente al informe de este año, dijo Nneka Leiba, directora de Healthy Living Science, es que los productos de 2019 se juzgaron utilizando las pautas de seguridad de la FDA propuestas en febrero.

“Aunque hemos encontrado resultados similares en nuestra guía anteriormente, compararlos con los estándares propuestos por la FDA es realmente sólido”, dijo Leiba. “Entonces, el hecho de que el 60% del mercado aparentemente no sea considerado seguro y efectivo por la FDA es un gran problema”.

El gran problema del cáncer de piel

El cáncer de piel afecta a más estadounidenses cada año que todos los otros tipos de cáncer combinados. El melanoma, la forma más mortal, representa solo el 1% de todos los cánceres de piel, pero la mayoría de las muertes, según la American Cancer Society. Sus estadísticas muestran que las tasas de melanoma han aumentado constantemente en los últimos 30 años; en todo el mundo, el melanoma es el cáncer número 19 más diagnosticado.

Aunque hoy en día muchas personas recurren a los protectores solares como su primera opción para protegerse del sol, no fue hasta hace poco que los ingredientes de los protectores solares estaban regulados por la FDA, dijo el médico Len Lichtenfeld, director médico en funciones de la American Cancer Society.

“No podíamos estar seguros de lo que había en el producto hasta que la FDA emitió algunas reglas que definen cómo probar los filtros solares y cómo etiquetarlos”, dijo.

La necesidad de pruebas adicionales

En febrero, la FDA solicitó pruebas adicionales de una docena de ingredientes de protección solar comunes después de descubrir que niveles altos de cuatro de ellos (avobenzona, oxibenzona, ecamsule y octocrileno) pueden ingresar al torrente sanguíneo de una persona después de solo un día de uso. Los productos químicos permanecieron en el cuerpo durante al menos 24 horas después de la última aplicación de protector solar.

La sustancia química más estudiada en los filtros solares, la oxibenzona, se ha relacionado con el daño a los arrecifes de coral y la vida marina, así como a los niveles más bajos de testosterona en los adolescentes varones, a los cambios hormonales en los hombres y a los embarazos más cortos y al peso interrumpido en los bebés. Sin embargo, los investigadores advierten sobre la posibilidad de asumir una relación directa de causa y efecto sin estudios adicionales.

El Grupo de Trabajo Ambiental encontró que más de dos tercios de los filtros solares en su informe de 2018 contienen oxibenzona, a menudo con mezclas variables de otros productos químicos comunes.

El estudio de la FDA no demostró que la oxibenzona y los otros ingredientes puedan causar problemas de salud, según los expertos, solo que los químicos podrían ser absorbidos. La FDA, la Sociedad Estadounidense del Cáncer y el Grupo de Trabajo Ambiental, entre otros, recomiendan que los consumidores continúen usando el protector solar de manera adecuada.

Si hay dudas, los expertos sugieren que los consumidores busquen productos con óxido de zinc y dióxido de titanio, que los estudios muestran que no son absorbidos por la piel.

En una declaración en febrero, el consejo de comercio nacional para productos de protección solar, cosméticos y de cuidado personal dijo que los hallazgos podrían confundir a los consumidores y desalentar el uso de la protección solar. “La presencia de filtros solares en plasma después del uso máximo no conduce necesariamente a problemas de seguridad”, dijo Alex Kowcz, científico jefe del Consejo de Productos de Cuidado Personal.

El problema con la cobertura de más de 100 SPF

En las reglas propuestas, que se encuentran en la fase de comentarios públicos, la FDA también exige un límite en los niveles de SPF en los productos de protección solar. SPF se aplica sólo a los rayos UVB del sol, que queman la piel. Las quemaduras solares son una de las principales causas de melanoma.

La FDA dice que no hay buenos datos que demuestren que los protectores solares puedan proteger más allá de un nivel de más de 60 SPF y, por lo tanto, etiquetar el protector solar en niveles superiores a 60+ podría ser engañoso al proporcionar una falsa sensación de protección solar.

El nuevo informe del Grupo de Trabajo Ambiental examinará cuántos de los productos probados fueron etiquetados como SPF 50 o superior.

Algunos protectores solares aumentan el SPF a 100+ o más, pero pueden dejar de proteger adecuadamente contra los rayos UVA igualmente peligrosos, que envejecen y dañan el ADN en las células de la piel, lo que contribuye al cáncer de piel.

“Usar un protector solar con una protección contra los rayos UVA deficiente en unas vacaciones es similar a ir una o dos veces al salón de bronceado”, dijo David Andrews, científico principal del grupo.

Solo los protectores solares etiquetados como de amplio espectro protegen contra ambos tipos de luz ultravioleta. Los lineamientos propuestos por la FDA dicen que los filtros solares con un SPF de 15 o más deben ser de amplio espectro, ofreciendo protección contra los rayos UVA.

Además, la FDA quiere que aumente la protección extra contra los rayos UVA junto con la protección UVB. Entonces, a medida que un producto avanza hacia SPF 60+, también aumenta el nivel de protección UVA.

Según su modelo, el Grupo de Trabajo Ambiental cree que el 25% de todos los productos de protección solar en el mercado hoy en día reprobarían las nuevas normas de la FDA para la protección contra los rayos UVA.

Preocupaciones sobre los protectores solares en aerosol

El posible peligro que representan las formas de aplicación de filtros solares en aerosol y en polvo es otra área de preocupación de la FDA. Los aerosoles son potencialmente combustibles, y tanto los aerosoles como los polvos pueden ingresar a los pulmones si las partículas son lo suficientemente pequeñas.

Los estudios de la Agencia de Protección Ambiental de la contaminación por partículas, la película fina de agua y partículas de polvo / químicos / hollín / ácido que vuelan en el aire, muestran que cualquier diámetro de 10 micrómetros o menos representa los mayores problemas de salud porque puede ingresar a los pulmones.

“Una vez que se inhalan, estas partículas pueden afectar los pulmones y el corazón y causar graves efectos en la salud de las personas con mayor riesgo, como las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, personas con diabetes, adultos mayores y niños (hasta 18 años de edad)”, dice la Agencia de Protección Ambiental.

Basado en datos de estudios y aportes del Consejo de Productos de Cuidado Personal y varios otros fabricantes, la FDA planea poner los aerosoles en la categoría “generalmente aceptado como seguro” o GRASE, por sus siglas en inglés, siempre que se analicen para asegurarse de que las partículas no sean demasiado grandes para ser inhaladas. Sin embargo, los polvos requieren pruebas adicionales para ser colocados en esa categoría, dice la FDA.

Los protectores solares en aerosol están en aumento, dice el Grupo de Trabajo Ambiental. Debido a la falta de pruebas definitivas, el grupo recomienda que se eviten todos los aerosoles.

Los estándares establecidos en las directrices propuestas de la FDA podrían cambiarse fácilmente mediante esfuerzos de cabildeo y datos adicionales, dijo Leiba. Pero el grupo, que ha estado solicitando a la FDA un mayor escrutinio durante años, se siente alentado de que se están evaluando muchas de sus sugerencias de seguridad.

Mientras tanto, los consumidores deben continuar protegiendo su piel del sol y elegir los protectores solares con el menor riesgo, dijo.

“Hace mucho tiempo que no veo que la FDA muestre realmente su preocupación por la protección solar”, dijo Leiba. “Si la FDA está haciendo eso, realmente significa que los consumidores deben prestar atención”.