CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

Ford recortará 7.000 empleos de oficina

Por Chris Isidore, Jill Disis, Peter Valdes-Dapena

Nueva York (CNN Business) — Ford está recortando 7.000 empleos de cuello blanco (la expresión con la que se conoce a los trabajadores de oficina), o aproximadamente el 10% de su personal asalariado en todo el mundo, como parte de un esfuerzo de reducción de costos que dice que le ahorrará a la compañía aproximadamente 600 millones de dólares al año.

Ford dice que los trabajadores comenzarán a ser notificados de los recortes a partir del martes y que los despidos se completarán a fines de agosto. Alrededor de 2.400 de los recortes de empleos se encuentran en América del Norte, y 1.500 de los puestos serán eliminados a través de gratificaciones por retiros voluntarios.

La medida es un esfuerzo por reducir la burocracia dentro de la empresa y aplanar la estructura de gestión, además de su deseo de reducir costos, según una carta que el CEO Jim Hackett envió a los empleados el lunes por la mañana.

MIRA: #CifraDelDía: La apuesta de US$ 500 millones de Ford por camionetas eléctricas

Los despidos de Ford son similares a los recortes de empleos de cuello blanco que su rival General Motors (GM) anunció en noviembre, pero los recortes de GM fueron más profundos. GM eliminó alrededor de 8.000 empleos no sindicalizados, o el 15% de sus trabajadores asalariados y contratados. También cerró cinco fábricas norteamericanas como parte de ese anuncio.

Ford ha estado haciendo recortes en los últimos meses como parte de una reestructuración masiva que se espera que cueste miles de empleos en todo el mundo. La compañía se comprometió el año pasado a gastar 11.000 millones de dólares para remodelar su negocio, con la esperanza de aumentar las ventas en el extranjero y modernizar su flota de vehículos, centrándose más en la tecnología de conducción eléctrica y autónoma.

LEE: Para 2040, más de la mitad de los autos nuevos serán eléctricos en el mundo

Pero Ford ha tardado en dar detalles de cómo gastará los 11.000 millones de dólares y qué empleos podrían recortarse como parte de la reestructuración del negocio. Ha dicho que cerrará tres plantas en Rusia, una fábrica en Europa y otra en Brasil. Pero ha dicho que los movimientos anunciados hasta el momento representan solo alrededor de 1.000 de los 11.000 millones de dólares de la reestructuración que planea hacer.

Ford también enfrenta desafíos globales. La unidad doméstica es la parte más fuerte de la compañía, y Ford informó el último trimestre que las ventas y las ganancias aumentaron en América del Norte. Pero ha tenido problemas en el extranjero, lo que provocó una reestructuración significativa allí. El año pasado reportó pérdidas en América del Sur, Asia y Europa, incluso mientras ganaba dinero en América del Norte y de su brazo financiero.

En marzo, la compañía dijo que estaba recortando aproximadamente 5.000 empleos en Alemania a través de un programa de “separación voluntaria”. También dijo que recortaría varios empleos en el Reino Unido, pero no proporcionó más información sobre esos puestos en ese momento.

Los esfuerzos de Ford

Ford enfrenta presión para mejorar su rentabilidad. Su margen de beneficio se ha quedado atrás de los de algunos competidores. Ha anunciado que los costos de los productos básicos que compra, como el acero y el aluminio, han aumentado en alrededor de 1.000 millones de dólares anuales después de que se impusieran aranceles a esos productos, a pesar de que la mayor parte de esas materias primas provienen de las fábricas nacionales. Pero sus ejecutivos han dicho que el esfuerzo para remodelar el negocio es parte de una estrategia a más largo plazo y no una respuesta a esos mayores costos.

Debido a sus esfuerzos de reestructuración, las acciones de Ford subieron cerca de un tercio en lo que va de este año, aunque fue un poco menor en las operaciones matutinas en las noticias. Sin embargo, eso es más un reflejo de cómo bajaron las acciones de Ford en el año.

El valor de mercado de Ford de 41.000 millones de dólares es solo un poco más alto que el de Tesla, un fabricante de automóviles de una fracción de su tamaño que rara vez ha registrado una ganancia. Y vale un 40% menos que Uber, que recientemente salió a la bolsa y aún no ha reportado ganancias.

Pero Ford y el resto de la industria automotriz enfrentan mucha presión para prepararse para el futuro. Todos los principales fabricantes de automóviles tienen que comprar nuevas tecnologías y planear un mundo lleno de autos autónomos y clientes que preferirían comprar recorridos que autos en sí. También se enfrentan a la competencia de empresas de tecnología que también están interesadas en el mercado, como Tesla y Waymo de Alphabet.

LEE: Ford presenta su Mustang más poderoso hasta la fecha

“Hoy es Ford. Ayer era GM. Todos los fabricantes de automóviles están buscando hacer esto”, dijo Michelle Krebs, analista senior de Cox Automotive. “Todos recortaron hasta la médula durante la gran recesión, luego se fortalecieron desde entonces. Tienen que averiguar cómo sacas más dinero del negocio de hoy para liberar dinero para futuros negocios. El problema es que no sabemos cuándo ese futuro negocio dará frutos”.

Krebs dijo que los fabricantes de automóviles también se están preparando para una posible desaceleración en las ventas de automóviles y una posible desaceleración de la economía de Estados Unidos. Ford vendió 237.000 automóviles y camiones menos en todo el mundo en el primer trimestre, una caída del 14%. Básicamente, ha eliminado el sedán tradicional de su línea de productos de Estados Unidos.

Ford está poniéndose al día con otros fabricantes de automóviles, que están más lejos en sus ambiciones de vehículos eléctricos y de auto-conducción. Actualmente no ofrece ningún vehículo eléctrico con batería solamente, porque detuvo la producción del Focus eléctrico cuando suspendió la producción de la versión a gas de ese vehículo. Se retrasa frente a otros fabricantes de automóviles en la carrera por llevar vehículos de auto-conducción al mercado, aunque al igual que otros fabricantes de automóviles, tiene versiones de prueba de esos vehículos en la carretera.

MIRA: El plan de Tesla para tener taxis autónomos

Entonces, Ford está buscando hacer nuevas alianzas mientras reestructura su negocio. Se asoció con Volkswagen para desarrollar nuevos productos y recientemente anunció una inversión de 500 millones de dólares en Rivian, que planea debutar con un camión eléctrico el próximo año.

Otras grandes compañías automotrices también están mirando hacia el futuro. GM, por ejemplo, ha generado una inversión de millones al configurar una unidad separada conocida como Cruise para enfocarse en los autos que se conducen por sí mismos. GM también ha vendido participaciones a Softbank y Honda. Ford ha dicho que también está buscando posibles inversionistas externos en su unidad de automóvil eléctrico y auto-conducido.

Vanessa Yurkevich de CNN contribuyó a esta noticia.