CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Drogas

CDB, componente del cannabis, sería efectivo para tratar adicción a la heroína, según estudio

Por Nadia Kounang

(CNN) — El cannabidiol, el ingrediente no psicoactivo del cáñamo y la marihuana, podría tratar la adicción a los opioides, según un estudio reciente. Dado a los pacientes con adicción a la heroína, el cannabidiol, también conocido como CBD, redujo sus ansias por la droga ilícita y sus niveles de ansiedad.

“El deseo intenso es lo que impulsa el uso de drogas”, dijo Yasmin Hurd, investigadora principal del estudio y directora del Instituto de Adicciones del Monte Sinaí. “Si podemos tener los medicamentos que pueden atenuar ese [deseo], eso puede reducir en gran medida la posibilidad de recaída y el riesgo de sobredosis”.

MIRA: Condenado por importar heroína líquida a EE.UU. en cachorros

Los medicamentos disponibles para la adicción a los opioides, como la buprenorfina y la metadona, actúan de manera similar, reduciendo los antojos. Pero todavía no son ampliamente utilizados. Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, solo un tercio de los pacientes de EE.UU. con dependencia de opioides en centros de tratamiento privados en realidad reciben este tipo de medicamentos. De acuerdo con el informe de 2016 del cirujano general sobre la adicción, solo 1 de cada 5 personas que necesitaban tratamiento para los trastornos por el uso de opioides estaba recibiendo algún tipo de terapia.

Los expertos en salud pública dicen que existen obstáculos para obtener estos medicamentos, que están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) y están ampliamente distribuidos. Como la metadona y la buprenorfina son opioides, quienes pueden prescribir y cuánto se pueden prescribir están altamente regulados. Además, el tratamiento con estos medicamentos puede requerir visitas frecuentes con los médicos. “Es realmente complicado”, dijo Hurd.

LEE: Se puede exigir a drogadictos en libertad condicional que permanezcan lejos de las drogas, según Corte Suprema de Massachusetts

Las preocupaciones sobre las distracciones y la adicción a estas drogas continúan, a pesar de su éxito en la reducción de la mortalidad hasta en 59% por año en el año posterior al tratamiento.

“Muchas personas están muriendo”

Desde 2000, casi 400.000 estadounidenses han muerto por causas relacionadas con los opioides, solo un poco menos que la cantidad de soldados estadounidenses que murieron en la Segunda Guerra Mundial. “Muchas personas se están muriendo y hay una necesidad de desarrollar medicamentos”, dijo Hurd.

Para su estudio, publicado este martes en la American Journal of Psychiatry, Hurd y sus colegas observaron a 42 adultos que tenían un historial reciente de consumo de heroína y no estaban usando metadona o buprenorfina.

MIRA: Un baño para consumir drogas ilícitas en Nueva York

Reclutados de grupos de servicios sociales, hogares de paso y centros de tratamiento, los participantes habían consumido heroína durante un promedio de 13 años, y la mayoría había pasado menos de un mes sin usarla. Tuvieron que abstenerse de consumir heroína durante todo el período de prueba.

Los participantes se dividieron en tres grupos: un grupo recibió 800 miligramos de CDB, otro 400 miligramos de CDB y otro un placebo. Todos los participantes recibieron dosis una vez al día durante tres días consecutivos y se les dio seguimiento durante las siguientes dos semanas.

Durante esas dos semanas, a lo largo de varias sesiones, a los participantes se les mostraron imágenes o videos de escenas de la naturaleza, así como imágenes de uso de drogas y parafernalia relacionada con la heroína, como jeringas y paquetes de pólvora que se parecían a la heroína. Luego se les pidió que calificaran sus ansias de heroína y sus niveles de ansiedad.

Una semana después de la última administración de CBD, los que habían recibido CBD tuvieron una reducción de dos a tres veces en los antojos en relación con el grupo de placebo. Hurd dijo que la diferencia entre los dos grupos de CDB era insignificante.

LEE: Arrestan al hijo mayor de Robert Downey Jr. por posesión de drogas

El equipo de investigación también midió la frecuencia cardíaca y el cortisol, la “hormona del estrés”, y descubrió que los niveles en los que tenían CDB eran significativamente más bajos que los que no habían recibido el medicamento.

Un potencial prometedor

Los investigadores utilizaron Epidiolex, el primer medicamento a base de cannabis aprobado por la FDA, como su fuente de CDB.

Con muchos productos de CBD en el mercado ahora se conoce la concentración exacta de CBD. Además, pueden tener aditivos como pesticidas e incluso plomo. Pero, dijo Hurd, con Epidiolex se conoce la concentración exacta y otros ingredientes en el medicamento, lo cual fue clave. “Estamos desarrollando un medicamento. No estamos desarrollando un cannabis recreativo”, dijo.

Los participantes informaron muy pocas reacciones adversas, como diarrea leve, dolor de cabeza y cansancio.

MIRA: Niños autistas se benefician de la marihuana medicinal legal en Georgia

Estos hallazgos son similares a los de un estudio piloto que Hurd realizó, pero ella dice que el siguiente paso es hacer un estudio a más largo plazo, siguiendo a los sujetos hasta por seis meses.

El potencial del estudio no se perdió en otros.

“Este es un documento extremadamente importante. Necesitamos utilizar todos los tratamientos posibles para ayudar a las personas con dolor crónico a encontrar otras formas de controlar sus síntomas y para que las personas con adicción a los opiáceos encuentren alivio”, dijo la doctora Julie Holland, psiquiatra de Nueva York y ex profesora asistente de psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

“La CDB no solo controla la ansiedad y el ciclo de los deseos compulsivos, sino que también disminuye el dolor y la inflamación originales que conducen al uso de opiáceos en primer lugar”, dijo Holland, que no participó en el nuevo estudio.

LEE: Florida legaliza fumar marihuana medicinal dos años después de que los votantes lo aprobaron

Hurd dijo que todavía hay muchas preguntas que responder en el próximo estudio, incluida la mejor dosis, cuántas veces fue necesario administrarlas y el mecanismo en el cerebro que funciona para disminuir los antojos.

Pero ella era optimista sobre las implicaciones. “No es adictivo. Nadie lo está desviando. No te droga, pero puede reducir el deseo y la ansiedad”, dijo. En última instancia, “esto realmente puede ayudar a salvar vidas”.