CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Petróleo

Producción de petróleo en Venezuela baja y Colombia lo supera por primera vez en décadas

Por Melissa Velásquez Loaiza

(CNN Español) — Colombia superó por primera vez en décadas a Venezuela en producción de barriles de petróleo diarios en el mes de marzo, en un momento donde la economía de Venezuela está en colapso, con una inflación altísima y luego de que la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) advirtiera de un “colapso” en la industria petrolera de ese país.

El aumento de la producción de petróleo en Colombia y el descenso en Venezuela se ha registrado en marzo y abril de 2019, comparando cifras del Ministerio de Minas y Energía de Colombia con datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de la que Venezuela es miembro. No hay datos actualizados disponibles del Gobierno de Venezuela.

En el caso de Colombia, el Gobierno reportó la producción de 884.815 barriles diarios en marzo de 2019, mientras que la OPEP reportó en Venezuela la producción de 740.000 barriles por día, lo que representa la primera vez desde 1960 que Colombia tiene más producción petrolera que Venezuela, según registros de esa organización.

Aunque Venezuela tiene más reservas de petróleo probadas que cualquier otro país del planeta, entre enero y abril de 2019, ha reportado un descenso en la producción de petróleo, pasando de los 1,1 millones a los 768.000 barriles diarios, según fuentes secundarias, que rastrean los niveles de producción de la OPEP, del Reporte Mensual de Mercado Petrolero de ese organismo.

Las cifras más recientes de la OPEP respecto a producción petrolera en América Latina muestran cómo Venezuela pasó de ser el país en la región que más barriles producía en 2013 a estar en cuarto lugar en 2018, detrás de Brasil, México y Colombia.

En 2013 Venezuela ocupaba el séptimo lugar de los 10 países que más producía petróleo en el mundo, pero en 2018 había salido del top 10 y en su lugar estaba Brasil, que según la EIA, producía 3,43 millones barriles de petróleo por día, lo que representa el 3% del total de producción mundial total.

La caída es histórica, pero es una tendencia que se registra desde 2008, según cifras del Ministerio del Poder Popular del Petróleo de Venezuela de 2017.

¿Qué ocurre con el petróleo en Venezuela?

La crisis en Venezuela ha llevado a un sufrimiento humano masivo marcado por la escasez de alimentos y medicinas, así como a los apagones generalizados en los últimos meses.

La producción de petróleo en Venezuela se ha derrumbado después de años de subinversión, apagones y las sanciones de Estados Unidos a Petróleos de Venezuela (PDVSA), la compañía petrolera estatal.

La Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, responsabilizó al Gobierno de Nicolás Maduro y a la junta que mantiene el control de la peterolera estatal por la la escasez de gasolina y otros combustibles en el país.

En acuerdo de rechazo aprobado por la Asamblea, la oposición dijo que el recrudecimiento de la escasez de gasolina se debe a la caída de la producción en las refinerías del país, así como a fallas técnicas y eléctricas, a la falta de inversión y de mantenimiento de la industria petrolera nacional.

Además, los envíos a Estados Unidos, que fue durante mucho tiempo el principal cliente de Venezuela, han desaparecido después de las sanciones a PDVSA en enero de este año.

En general, Venezuela exportó solo 476.000 barriles de petróleo por día en abril, en comparación con los 1,24 millones de enero, según S&P Global Platts Analytics y cFlow tanker tracking.

Este país también tiene una enorme deuda, y la lucha de sus acreedores para cobrar es un factor importante en la división mundial sobre Venezuela.

La inflación desenfrenada ha hecho que la moneda venezolana prácticamente no valga nada, y el petróleo es su principal medio para pagar a los acreedores. El problema es que su suministro de petróleo solo es valioso cuando se puede extraer y procesar, y la infraestructura desmoronada del país simplemente no puede producir suficiente petróleo para servir como garantía contra el total de las deudas.

  • Mira: Cuba busca nuevas fuentes de petróleo ante crisis política en Venezuela

En marzo de este año, la Agencia Internacional de Energía advirtió de un “colapso” en la industria petrolera de Venezuela debido a los problemas con la economía y la red eléctrica. En ese momento, gran parte del país estuvo sin energía eléctrica debido a apagones que el gobierno de Nicolás Maduro adjudicó a un ataque cibernético por parte de Estados Unidos.

En marzo de este año, la IEA dijo que aunque Venezuela produce alrededor de 1,2 millones de barriles de petróleo al día cuando opera normalmente, varios factores podrían mitigar la pérdida de petróleo venezolano en el mercado petrolero mundial.

Otro de las explicaciones puede ser las sanciones a la industria petrolera de Venezuela.

En enero de este año, el Departamento del Tesoro anunció fuertes sanciones para “evitar un mayor desvío de los activos de Venezuela por parte de Maduro y preservar estos activos para el pueblo de Venezuela”.

El secretario de Tesoro, Steven Mnuchin, dijo en enero que cualquier compra de petróleo venezolano por parte de entidades de EE.UU. hará que todo el dinero se deposite en cuentas bloqueadas.

Las sanciones son parte de un intento de obligar al presidente Nicolás Maduro a ceder el control del país al líder opositor Juan Guaidó, que se proclamó presidente interino de Venezuela el 23 de enero de 2019.

Las sanciones están teniendo otro impacto en la industria petrolera venezolana, que obtiene la mayor parte de su nafta de Estados Unidos. Su suministro de la mezcla de hidrocarburos líquidos, utilizada para diluir el crudo, se ha cortado. Sin él, el crudo pesado de Venezuela no puede ser fácilmente transportado.

Este martes, el embajador de Venezuela en Rusia, Carlos Rafael Faría Tortosa, dijo que las pérdidas del país por cuenta de las sanciones de Estados Unidos entre 2015 y 2018, se estiman en 130.000 millones de dólares, por lo que pidió al gobierno de Donald Trump levantar el bloqueo contra Caracas.